Besando los pies de Dios muerto

Hace unos meses hacíamos fila en la iglesia, al finalizar la misa, para besar los pies de un Chiquitín. Llegábamos a la presencia del sacerdote emocionados y llenos de ternura. Las manos del presbítero sostenían la imagen del Niño Dios. Lo imaginábamos llorando, riendo, moviendo sus bracitos y sus piernas… Por eso, sosteníamos con la […]

Leer más Besando los pies de Dios muerto

¡Llaman!

Alguien llama a las puertas. Mi hora está cerca; voy a celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos. El mismo que ahora llama, llamó también antes de nacer a las puertas de los hombres, y se le cerraron. Ahora llama, de nuevo, a tu puerta. No es para nacer, sino para morir. Voy a […]

Leer más ¡Llaman!

Dos pecadores (Martes Santo)

Son dos pecadores, y eso los iguala. Pero los latidos de sus corazones son tan distintos, que, entre uno y otro, media la distancia que separa el cielo del infierno. En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo antes de que me hayas negado tres veces. Pedro, tal como se le había anunciado, […]

Leer más Dos pecadores (Martes Santo)

Perfumes (lunes santo)

Mientras el rey se recuesta en su diván, mi nardo exhalaba su perfume (Ct 1, 5).  El Cantar de los Cantares está lleno de perfumes; sus páginas huelen a mujer y a Dios. También la Pasión de Cristo sucede entre perfumes. María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús […]

Leer más Perfumes (lunes santo)