El hombre hecho cenizas

Con ocasión del pasado 70 aniversario de la liberación de Auschwitz, el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto, Fernando García de Cortázar, galardonado con el Premio Nacional de Historia, escribió este magnifico artículo, del que extraigo este párrafo: “La distinción entre vidas con valor y vidas sin valor, entre existencias dignas y existencias superfluas, nunca podría haberse formulado sin la quiebra anterior de un orden inspirado en los principios del cristianismo… 

Polvo - P

Según Adorno, nadie podría escribir un poema después de Auschwitz. Y, sin embargo, Paul Celan, un rumano educado en la cultura alemana por decisión de una familia que perecería en el exterminio, escribió uno de los mejores poemas de la posguerra, dedicándolo, precisamente, a aquella atrocidad. Celan creyó que solo el lenguaje poético podría ayudar a penetrar en las inmediaciones del mal, en los arrabales de la injusticia absoluta, en la vecindad del hondo corazón de las tinieblas. Porque solo a través de la intuición y la metáfora, solo mediante la intensidad de una imagen lírica, podríamos llegar a comprender el lugar del crimen. Ningún lector de la poesía europea de nuestro tiempo ha logrado escapar a la conmoción del Todesfugge, aquellos versos oscuros, reiterativos como golpes de aldaba en la historia de Occidente: «Cavamos tumbas en el aire, allí no hay estrechez». En efecto. Hacia un cielo humillado, hacia un cielo sombrío, se alzaron las vidas humanas reducidas a ceniza. Como pétalos de sombra, como puñados de polvo, como páginas devastadas, las cenizas que un día habían sido cuerpo del hombre, residencia del espíritu, elevaban su fragilidad dispersa hacia las nubes pálidas y sucias, hacia las nubes anchas del aterido cielo de Polonia“.

Pinchar en el enlace para leer el artículo completo de Fernando García de Cortázar – El hombre hecho cenizas

Resumen de enlaces sobre temas religiosos para gente joven

curriculoMe ha pedido un amigo que le haga un listado de páginas y lugares web sobre temas religiosos dirigidos especialmente a la gente jóven. No conozco muchos pero aquí van algunos de los que suelo revisar:

  1. Especialmente interesante es el portal Arguments Catequesis
  2. También este para catequesis de Confirmación con “casos” para jóvenes.
  3. Los vídeos y entradas de Robert Barron en Word On Fire, son siempre muy acertados.
  4. Hay una pequeña serie de vídeos interesantes subtitulados en español
  5. Sobre temas de ética y sexualidad bien orientada para jóvenes:
    1. ABC.es/Aula de sexualidad, que está en colaboración con el Instituto Cultura y sociedad.
    2. Otro sitio de interés es ética y sociedad de Juan Carlos Oyuela.
    3. Educar hoy, más dirigido para padres.
    4. También en el blog un resumen de cuestiones de ética diaria.
  6. Algunos vídeos de Outside da Box están en español y son sugerentes
  7. Para los comentarios del Evangelio de cada día resultan muy interesante: espiritualidad digital de José-Fernando Rey Ballesteros
  8. También son interesantes algunos apologistas como:
    1. P. Larry Richards
    2. Dr. Edward Sri
    3. Obispo Fulton Sheen
    4. Randy Hain
    5. Peter Kreef
    6. Madre Angélica

Misericordia: la experiencia del amor como perdón

cruz_jovenes_sml2-1

Pero la caridad significa perdonar lo que es imperdonable, o de otro modo no es virtud. La esperanza significa esperar cuando todo es desesperado, o de otro modo no es virtud. Y la fe significa creer lo increíble, o de otro modo no es virtud (G. K. Chesterton).

Cuando alguien nos “falla”, podemos reaccionar de formas muy diversas. Me centrare en estas dos posibles reacciones: la “confianza alertada” y la desconfianza. ¿En qué se diferencian? La desconfianza es muy distinta de ese “estar alerta”, prevenido. Esta última mantiene la confianza, aunque en alerta, atenta a lo que pueda pasar.

La confianza alertada es muy distinta a la desconfianza. ¿En qué se diferencian? La diferencia está en el “salto”, que con frecuencia se realiza de la desconfianza a la “sospecha generalizada”.

De hecho, es fácil comprobar como la sospecha empieza a formar parte de nuestro comportamiento social, manifestándose en costumbres y usos que no somos capaces de hacer conscientes. Muchas veces, solamente después que hemos vuelto sobre nuestra propia conducta, nos damos cuenta de cuán dentro llevamos la sospecha. Somos desconfiados, sospechamos y tantas veces nos equivocamos. (más…)

“Para servir, servir”

san-jose-y-jesusSeguimos meditando sobre la figura de san José, buscando lo que Dios nos quiere decir a través de su vida. 
Si no apartamos nuestra mirada del trabajo de José, descubriremos también que “no es el hombre de las soluciones fáciles y milagreras, sino de la perseverancia, del esfuerzo y –cuando hace falta– del ingenio“. La lección resulta evidente “para santificar la profesión, hace falta ante todo trabajar bien, con seriedad humana y sobrenatural“. Con esto se nos quiere decir dos cosas, muy bien resumidas en el lema: “para servir, servir”, en el que se aúnan profesionalidad y caridad: (más…)

Centinelas de lo invisible

FernandoOcariz_FlickrOpusDeiCentinelas de lo invisible, así define a la mujeres que se decida al trabajo del hogar, Mons Fernando Ocariz, recientemente nombrado Vicario auxiliar del Opus Dei en una entrevista (aquí completa). Copio este último párrafo de la entrevista en la que dice:

La belleza del mensaje sobre la santificación de la vida ordinaria conlleva también una revalorización de las profesiones relacionadas con la atención del hogar y el servicio a la persona. Es bonito, pues se podría decir que la casa, el hogar, es el lugar en que cada mujer y cada hombre se rehacen. Cada cristiano es casa de Dios, templo vivo. La Iglesia es una casa, nos protegen las manos de Dios, son como un techo que al mismo tiempo nos abre al Cielo. En la Prelatura, algunas mujeres quieren libremente tener como trabajo profesional la administración doméstica de los centros. Son un punto de referencia para cada persona que se acerca a los apostolados del Opus Dei: su ejemplo y su dedicación humanizan nuestras vidas, nos muestran cómo santificar lo de cada día: enseñan a amar como solo una madre puede hacerlo. A esas mujeres se les podría aplicar una expresión de San Juan Pablo II: con un corazón que ve, son auténticas centinelas de lo invisible.

¡Sí: amar al Papa y a la Jerarquía, y mucho!

iglesiaPorque el Papa hace las veces de Cristo en la tierra: es su Vicario. Por que es para los cristianos la tangible presencia de Jesús, el «dulce Cristo en la tierra», como lo llamaba santa Catalina de Siena. Esto es lo que mueve a quererlo. Aprendamos a amarlo –con obras: oración y mortificación– de una manera particular. Este amor se manifiesta en determinados momentos: cuando realiza un viaje apostólico, en la enfermedad, cuando arrecian los ataques de los enemigos de la Iglesia, cuando por cualquier circunstancia nos encontramos más cerca de su persona.

El amor a la Iglesia se muestra también en el aprecio y en la oración por los Obispos y por los sacerdotes, en los que tanto confía el Señor y de quienes depende en buena parte la santidad de los fieles que les están encomendados: (más…)

Kelcie y Larry: una historia de amor agradecido

Lo más impresionante de esta historia es ver como Kelcie, la novia de Larry, supo estar ahí en esos momentos tan duros. Demostrándole que, aunque sus circunstancias eran lamentables su amor incondicional segía presente. Cuando Larry logra recuperarse hace algo simbólico pero muy bonito para Kelcie, una muestra de su agradecimiento a su entrega incondicional. No quiero ponerme sentimental con este tipo de vídeos pero puede ayudar a entender el noviazgo.