Papa Francisco “hoy… nos uniremos espiritualmente a los fieles católicos en China”

CATHOLICVS-Nuestra-Senora-de-Sheshan-Shanghai-China“El martes, 24 de mayo, nos uniremos espiritualmente a los fieles católicos en China, que ese día celebran con particular devoción la memoria de la Bienaventurada Virgen María “Auxilio de los Cristianos. (…) Que en este Año de la Misericordia los católicos chinos puedan, junto a cuantos siguen otras nobles tradiciones religiosas, convertirse en signo concreto de caridad y de reconciliación. De esta manera ellos promoverán una auténtica cultura del encuentro y de la armonía en la entera sociedad, aquella armonía que tanto ama el espíritu chino”. Papa Francisco

Quien te enfada te domina

enfadosA veces decimos que no podemos aguantar esto o aquello, que nos resulta imposible callar, etc… Pero casi siempre exageramos para justificar nuestra actitud. Hemos de pedir a Dios fuerza para dominar el propio capricho; gracia, para tener dominio de nosotros mismos. 

“Quien te enfada te domina”, leí en cierta ocasión y en cierto modo es verdad. Nuestro actitud o humor no debería estar causada por las actitudes de terceros o de las circunstancias… Además recuerda:

Serenidad. —¿Por qué has de enfadarte si enfadándote ofendes a Dios, molestas al prójimo, pasas tú mismo un mal rato… y te has de desenfadar al fin? Camino, 8

Seguir leyendo “Quien te enfada te domina”

Visitar a los enfermos

visitar enfermos
Visitar a los enfermos: quizás la obra de misericordia más sencilla y asequible pare este Año de la misericordia.

Un niño le pregunta a su madre:
– Mama, ¿puedo ir al hospital a ver a un amigo? El está enfermo!
– Claro, pero ¿qué tiene?
El hijo, con la cabeza gacha, dice:
– Un tumor en el cerebro
La madre, furiosa, dice: ¿Y quieres ir allá para qué? ¿para verlo morir?
El niño se aleja y desaparece. Horas más tarde, vuelve rojo de tanto llorar, diciendo:
– ¡Oh madre, es horrible, el murió delante de mí!
La madre, molesta:
– ¿Y ahora? ¿Estás feliz? ¿tenías que ver esa escena?
Una ultima lagrima cae de los ojos del niño y acompañada de una sonrisa, dice:
– ¡Mucho! llegue a tiempo para verlo sonreír y oírle decir: Yo sabía que vendrías.

Mateo 25:36  estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.

El placer sensible no debe anular su dimensión espiritual

fotos-de-flores-de-primaveraSeguimos con el libro “Amor y desamor” de G. Derville. Está vez el autor describe como en el hombre, dada su naturaleza corporal y espiritual, el placer nunca es puramente sensible ni puramente espiritual. De ahí la necesidad de un justo equilibrio, y de que la parte sensible del placer no termine por anular la espiritual.

Al comentar la doctrina de santo Tomás de Aquino sobre las virtudes, san Juan Pablo II explica que «la pureza consiste, ante todo, en contener los impulsos del deseo sensible, que tiene como objeto lo que en el hombre es corporal y sexual. La pureza es una variante de la virtud de la templanza». El hombre es a la vez cuerpo y alma. Los placeres nunca son puramente sensibles ni puramente espirituales. Un corazón puro, un hombre y una mujer puros, son igualmente puros en sus placeres. De la lectura del Génesis, a la luz de la Tradición de la Iglesia y del Magisterio, se desprende que el placer sexual es bueno cuando tiene la orientación adecuada hacia el fin de la creación, en este caso a la apertura a la vida en el matrimonio. En el ámbito de un amor humano verdadero, el placer recibido y otorgado, unido habitualmente a la unión de los cuerpos, pertenece a la bondad de ese amor. Seguir leyendo “El placer sensible no debe anular su dimensión espiritual”

El Video del Papa 5 – Las mujeres en la sociedad – Mayo 2016

Mayo 2016. El Vídeo del Papa: Para que en todos los países del mundo las mujeres sean honradas y respetadas y sea valorizado su imprescindible aporte social.

Por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración – http://www.apmej.org).

20 de mayo: En busca del papel de la mujer en la Iglesia

Entregarse: es en el don de sí donde la persona se realiza plenamente

fotos-de-flores-de-primavera.jpgSeguimos con el libro Amor y desamor de G. Derville. El autor, tras describir la vocación originaria del hombre al amor y el sentido de la libertad interior del don de si, pasa ahora a destacar el valor de la castidad como garante del combate que se libra entre la donación del amor y la apropiación de la concupiscencia. La castidad hace posible el don de sí donde la persona se realiza plenamente.

«La castidad significa la integración lograda de la sexualidad en la persona, y por ello en la unidad interior del hombre en su ser corporal y espiritual» (CCE, 2337). Vivir en un cuerpo no es un hecho accidental para el alma humana. La unidad sustancial del alma y el cuerpo y su equilibrio adecuado, y la realización de la persona como tal, están estrechamente unidos a la castidad. Es preciso poseerse verdaderamente para poder entregarse. La castidad –añade el Catecismo– comporta «la integridad de la persona y la integridad del don», y es tan válida para el matrimonio como para el celibato. San Josemaría lo concretaba así: «Por vocación divina, unos habrán de vivir esa pureza en el matrimonio; otros, renunciando a los amores humanos, para corresponder única y apasionadamente al amor de Dios. Ni unos ni otros esclavos de la sensualidad, sino señores del propio cuerpo y del propio corazón, para poder darlo sacrificadamente a otros». Evidentemente, esta afirmación no niega, como lo atestigua su enseñanza, que las personas casadas puedan y deban amar a Dios apasionadamente. Entregarse: es en el don de sí donde la persona se realiza plenamente.
Seguir leyendo “Entregarse: es en el don de sí donde la persona se realiza plenamente”