¿Qué tienes para darme?

nieve yanimal salvaje mirandoCuentan que estaba un día San Jerónimo haciendo oración cuando se le apareció el Señor y le dijo:
–“Jerónimo, ¿qué tienes para darme?”.
San Jerónimo, después de pensarlo un poco, le dijo:
–“Señor, te ofrezco mis escritos”.
San Jerónimo dedicó muchos años de su vida, día y noche, a la luz de una vela, a traducir toda la Sagrada Escritura al latín, la primera traducción -la Vulgata- que todavía se usa hoy día. El Señor le respondió:
–“No, eso no lo quiero, ¿qué otras cosas tienes?”.
Con un poco de desconcierto, desarmado, le respondió:
–“Señor, te doy mis penitencias”.
También tienes que saber que tuvo una vida muy penitente viviendo mucho tiempo en una cueva, vestido con la piel seca de un animal, con frío, calor, hambre… Y otra vez, el Señor le dijo:
–“No, eso tampoco, ¿qué más tienes?”.
San Jerónimo con un profundo desaliento no sabía qué más había en su vida que fuera digno de ofrecer a Dios; al final le respondió:
–“Señor, no sé qué te puedo dar”.
Y oyó que le decía:
–“Dame tus pecados”.

***

Sí, el abandono total en sus manos es lo que, muchas veces, nos pide el Señor. Por eso siempre me atrajo poderosamente esta oración de san Josemaría y la repito, aunque resulte cansino:
Señor Mío y Dios Mío,
en tus manos abandono todo.
Lo pasado, lo presente y lo futuro.
Lo grande y lo pequeño.
Lo mucho y lo poco.
Lo temporal y lo eterno

Un poco de humor: Diccionario etimológico

  1. DIADEMAS: Veintinueve de febrero.
  2. DILEMAS: Háblale más.
  3. MANIFIESTA: Juerga de cacahuetes.
  4. MEOLLO: Me escucho.
  5. ATIBORRARTE: Hacerte desaparecer a ti.
  6. CACAREO: Excremento del preso.
  7. CACHIVACHE: Pequeño hoyo en el pavimento que está a punto de convertirse en vache.
  8. ENDOSCOPIO: Me preparo para todos los exámenes excepto para dos.
  9. NITRATO: Ni lo intento.
  10. NUEVAMENTE: Cerebro sin usar.
  11. TALENTO: No ta rápido.
  12. ESGUINCE: Uno más gatorce.
  13. ESMALTE: Ni lune ni miélcole.
  14. SORPRENDIDA: Monja en llamas
  15. INESTABLE: Mesa inglesa de Ines.
  16. ONDEANDO: Onde estoy
  17. CAMARÓN: Aparato enorme que saca fotos.
  18. DECIMAL: Pronunciar equivocadamente.
  19. BECERRO: Que ve u observa una loma o colina.
  20. BERMUDAS: Observar a las que no hablan.
  21. TELEPATÍA: aparato de TV para la hermana de mi mamá.
  22. TELÓN: Tela de 50 metros… o más.
  23. ANÓMALO: Hemorroides.
  24. BARBARISMO: Colección exagerada de muñecas barbie.
  25. POLINESIA: Mujer Policía que no se entera de nada.
  26. CHINCHILLA: Auchenchia de un lugar para chentarche.

Papa Francisco llega a Ecuador: Doy gracias a Dios por permitirme volver a América Latina

“Las minorías más vulnerables son la deuda que todavía tiene América Latina”, señaló. Seguir leyendo “Papa Francisco llega a Ecuador: Doy gracias a Dios por permitirme volver a América Latina”

Las charcuterías venden chorizos; las farmacias, aspirinas.

150627183126_sp_casa_blanca_arcoiris_624x351_reuters

El Tribunal Supremo de EE.UU. impone el matrimonio homosexual en todo el país y en la noche del viernes pasado la Casa Blanca se tiñó con los colores de la bandera arcoiris para celebrar la decisión de la Corte Suprema de Justicia. Traigo a colación esta entrada llena de sentido común de mi amigo Enrique Monasterio en su blog pensarpolibre:

—¿Por qué emplear la palabra “matrimonio”? —preguntó por tres veces el Papa Francisco a José Luis Rodríguez Zapatero a propósito de la ley sobre las uniones homosexuales—…. El Ex Presidente —lo contó él mismo en una reciente entrevista— le respondió que así se ponía de manifiesto “la igualdad de todos y todas”.

Supongo que, para nuestro ex presidente, ser “iguales” equivale a ser “lo mismo”. Y se equivoca. Todos los hombres somos “iguales” en dignidad; pero, gracias a Dios, somos “distintos” en casi todo lo demás. Y supongo que tenemos derecho a que las leyes reconozcan esas notables diferencias.

Por tanto no es atentar contra la igualdad el prohibir que mi colega Floro, propietario de las famosas charcuterías “El chorizo retozón” rotule sus comercios llamándolos “Farmacias”. Y eso que los embutidos de Floro tienen fama de sentar la mar de bien al organismo. Tampoco va contra la igualdad la vieja costumbre de poner un cuarto de baño para las mujeres y otro distinto para los hombres en los establecimientos públicos. Y estoy seguro de que seguimos siendo iguales a pesar de que en el Corte Inglés hay una planta para “señoras” y otra para “caballeros”. Nadie hasta ahora les ha acusado de segregacionistas… 

Por tanto, querido José Luis: desiguales, no. Distintos, sí. Tenía razón el Papa: ¿qué necesidad hay de llamar “matrimonio” (del latín, matris munus, oficio de madre) a ese otro vínculo que la ley protege desde hace unos años?

De acuerdo, amigo; concededles desgravaciones fiscales, títulos nobiliarios y descuentos en las zapaterías y otros establecimientos del ramo; pero dejad en paz las palabras, más que nada para que la gente sepa a qué atenerse.

Las charcuterías venden chorizos; las farmacias, aspirinas.

Voluntad!

11Voluntad. —Energía. —Ejemplo. —Lo que hay que hacer, se hace… Sin vacilar… Sin miramientos… 

Sin esto, ni Cisneros hubiera sido Cisneros; ni Teresa de Ahumada, Santa Teresa…; ni Íñigo de Loyola, San Ignacio… 

¡Dios y audacia! —«Regnare Christum volumus!»

En 10-III-1931, apenas un mes antes de redactar este punto de Camino, había escrito:

«Jesús es el Modelo: ¡imitémosle! Imitémosle, sirviendo a la Iglesia Santa y a todas las almas. ‘Christum regnare volumus’, ‘Deo omnis gloria’, ‘Omnes cum Petro ad Iesum per Mariam’. Con estas tres frases quedan suficientemente indicados los tres fines de la Obra: Reinado efectivo de Cristo, toda la gloria de Dios, almas».

Unos meses después meditaba la trilogía de fines y comprendía –escribe– que la misión que el Señor le había encargado tenía que ser:

«una continuada y magnífica afirmación: al «non serviam», «SERVIAM!»: al «no queremos que éste reine», «Regnare Christum volumus», ¡queremos que reine!: a la gloria humana, «Deo omnis gloria»: y finalmente la gran afirmación de la salud para todos: «Omnes, cum Petro, ad Iesum per Mariam».

La concatenación de esos tres fines aparece tematizada en un texto de la Instrucción de marzo del 34:

«En las líneas anteriores van expuestos por completo nuestros ideales. Consecuencias necesarias de estos ideales son los fines, que lleva a la práctica la Obra.

Hemos de dar a Dios toda la gloria. Él lo quiere: gloriam meam alteri non dabo, mi gloria no la daré a otro (Isai. XLII, 8).

Y por eso queremos nosotros que Cristo reine, ya que per ipsum, et cum ipso, et in ipso, est tibi Deo Patri Omnipotenti in unitate Spiritus Sancti omnis honor et gloria; por Él, y con Él, y en Él, es para ti Dios Padre Omnipotente en unidad del Espíritu Santo todo honor y gloria (Canon de la Misa).

Y exigencia de su gloria y de su reinado es que todos, con Pedro, vayan a Jesús por María».

La cuestión ecológica no es opcional

La cuestión ecológica no es opcionalAquí os dejo con estos interesantes artículos de Aceprensa sobre la reciente encíclica del Papa “Laudato si’”La cuestión ecológica no es opcionalEl Papa Francisco dice que el cuidado de la naturaleza es parte esencial de una existencia cristiana, y un modo de luchar contra la degradación ambiental y social.

Pequeños consejos del Papa en la nueva encíclica Laudato sí

Pequeños consejos del Papa para que el mundo sea un lugar mejor