La confianza

SONY DSC 

La sensación de un niño de un año cuando lo tiras al aire, el se rie, porque sabe que no le dejarás caer. Esto es confianza

Para adquirir una actitud amable en el Año Santo de la Misericordia

amabilidad

Con la intención de ayudar a vivir mejor el Año Santo de la Misericordia 2016, llevamos tiempo con la obra de L. G. Lovasik, “El poder oculto de la amabilidad“. El libro está dividido en 4 partes. El autor divide la primera parte (“Adquiere una actitud amable“) en 8 apartados; el primero de los cuales se titula: “practica los fundamentos de la amabilidad“. Pues bien, en el blog ya hemos visto estos fundamentos en las siguientes entradas: Seguir leyendo “Para adquirir una actitud amable en el Año Santo de la Misericordia”

Quien hace la crítica está admitiendo su falta de capacidad o su fracaso personal

expresionSi hubiera en tu corazón auténtica caridad, te alegraría ver lo bueno que hay en el prójimo y pensar bien de él. … Algunos creen que descubrir defectos es señal cierta de sabiduría, pero nada requiere tan poca inteligencia. No hay cosa más fácil que criticar… El que critica suele ser incapaz de actuar como piensa que otros deberían hacerlo: olvida que la murmuración y la crítica, al igual que la caridad, deben empezar por la propia casa, es decir, por uno mismo. Su ignorancia va acompañada de la soberbia, y de cualquier cosa relacionada con la envidia o los celos, porque quien hace la crítica está admitiendo su falta de capacidad o su fracaso personales.

Ten paciencia con tus superiores Seguir leyendo “Quien hace la crítica está admitiendo su falta de capacidad o su fracaso personal”

Pensemos en el matrimonio ¿Por qué tantos matrimonios se vuelven mudos y vacíos?

fidelidadPensemos en el matrimonio ¿Por qué tantos matrimonios se vuelven mudos y vacíos? Porque en cada uno de los dos domina la idea básica de que se trata de la felicidad, o sea, piensan que cada uno de los dos se puede satisfacer consumiendo simplemente su propia vida.

En realidad, el auténtico matrimonio es estar unidos en la existencia; es ayuda y fidelidad. Matrimonio significa “que el uno lleve las cargas del otro”, como dice san Pablo (Gal 6,2). Así que sobre él debe velar una responsabilidad nacida del espíritu. Una vez y otra debe el uno aceptar al otro como es; debe renunciar a lo que no puede ser. Debe prescindir de las embusteras imágenes de cine que destruyen la realidad del matrimonio y saber que tras el encuentro mutuo del primer amor es cuando empieza la tarea verdadera. Que el auténtico matrimonio, pues, solo puede existir por autodisciplina y superación. Entonces se hace auténtico, capaz de generar vida y entregar vida al mundo”.(Autor Romano Guardini)

Para que dure una amistad debe haber una vigilancia sobre ella; algo que la resguarde


vigilancia“Pensemos en una amistad.
Se han conocido dos personas y se han agradado. Han descubierto comunidades de opinión y de gusto, la simpatía se ha desarrollado y cada uno confía en el otro. Piensan que su vínculo es seguro y viven sin más preocupación. Pero, como es obvio, existen entre ellos diferencias que poco a poco van cobrando vigencia. Surgen malentendidos, enojos, tensiones. Pero ninguno de ellos busca la base donde residen realmente, esto es, en la propia seguridad de sí mismos y en la propia dejadez, y al cabo de poco empiezan a ponerse nerviosos mutuamente. Desaparece la tranquila confianza y poco apoco se deshace todo.

Para que dure una amistad debe haber una vigilancia sobre ella; algo que la resguarde. Cada cual debe dar lugar al otro para que sea precisamente el que es; cada cual debe hacerse consciente de sus propias faltas y ver las del otro con ojos de amistad. Quererlo, … contra la suspicacia, la pereza, la estrechez de la propia naturaleza, implica también ascetismo.” (Autor: Romano Guardini)

La castidad forma parte de la vocación humana

vocacion

Cada persona tiene una vocación específica que está llamada a descubrir y a construir durante toda su vida. Esta vocación es, al mismo tiempo, una llamada de Dios y una elección libre: se concreta con el tiempo. En parte, depende de nuestra magnanimidad. Hay circunstancias que es preciso saber captar, decisiones impulsivas, el gusto por el riesgo, o al contrario, la tendencia a evitar todo que lo podría complicarnos la existencia, aunque solo fuera un poco. Tejemos nuestro destino como la araña su tela, decía François Mauriac. La vida, de la cual somos en parte responsables, nos enseña quiénes somos y nos va forjando.

La vocación es una luz: abordar la existencia desde esta perspectiva da sentido a todas las situaciones. La vocación es también una fuerza para emprender, una palanca de apoyo. Otorga un motivo a la vida y proporciona gran seguridad: se sabe adónde se va. Esta certeza no tiene precio. (…)

Seguir leyendo “La castidad forma parte de la vocación humana”

Las tres virtudes de la alegría auténtica: la esperanza, la fortaleza y la caridad fraterna

alegria y tristeza interaccionHay tres virtudes importantes que nos convierten en personas alegres en el auténtico sentido de la palabra: la esperanza, la fortaleza y la caridad fraterna.

Por eso, cultivar la alegría no quiere decir que no te inspiran compasión las penas de los demás, ni que haya que evitar a la gente que sufre, ni manifestar con tu actitud que no vas a permitir que te incordien con sus desgracias… No hace falta expresar la alegría con sonrisas, carcajadas, bromas ni conversaciones frívolas. La persona alegre, ante una pena puedes adoptar un semblante serio y dar muestras de compasión, sin dejar de manifestar al mismo tiempo su alegría fundada en los sólidos motivos para la esperanza, la fortaleza y la paciencia que Dios concede a quienes les pide que sufran. No se trata de evitar afrontar los hechos que causan su dolor, ni de inventar razones poco realistas para que no se entristezcan los demás, ni de tomarse a la ligera el sufrimiento de los demás.

Seguir leyendo “Las tres virtudes de la alegría auténtica: la esperanza, la fortaleza y la caridad fraterna”