Martes, 31 marzo, 2015

Llevamos una semana sin internet en toda la zona donde vivo. Asi que paciencia. Dicen q pronto estará arreglado. Saludos

Y para contrarrestar el vídeo anterior, aquí va este otro mucho más positivo. ¡Siempre hay motivos para la esperanza!

¿Tenemos suficiente paciencia con las personas mayores? En nuestra cultura con frecuencia no se aprecia a las personas mayores. ¿Nos damos cuenta que la sabiduría que poseen las personas de la tercera edad no tiene precio?

Un buen vídeo para valorar el respeto y la paciencia con los mayores.

cruz_jovenes_sml2-1

Pero la caridad significa perdonar lo que es imperdonable, o de otro modo no es virtud. La esperanza significa esperar cuando todo es desesperado, o de otro modo no es virtud. Y la fe significa creer lo increíble, o de otro modo no es virtud (G. K. Chesterton).

Cuando alguien nos “falla”, podemos reaccionar de formas muy diversas. Me centrare en estas dos posibles reacciones: la “confianza alertada” y la desconfianza. ¿En qué se diferencian? La desconfianza es muy distinta de ese “estar alerta”, prevenido. Esta última mantiene la confianza, aunque en alerta, atenta a lo que pueda pasar.

La confianza alertada es muy distinta a la desconfianza. ¿En qué se diferencian? La diferencia está en el “salto”, que con frecuencia se realiza de la desconfianza a la “sospecha generalizada”.

De hecho, es fácil comprobar como la sospecha empieza a formar parte de nuestro comportamiento social, manifestándose en costumbres y usos que no somos capaces de hacer conscientes. Muchas veces, solamente después que hemos vuelto sobre nuestra propia conducta, nos damos cuenta de cuán dentro llevamos la sospecha. Somos desconfiados, sospechamos y tantas veces nos equivocamos. Leer el resto de esta entrada »

Como sabéis, este año está muy presente el tema de la familia en el blog. Mañana tendré que dar una charla sobre el noviazgo y la familia a un grupo de madres y he pensado usar algunos vídeos de la serie “SÍ, QUIERO: Claves para un Matrimonio Feliz”. Se trata de una serie de 12 vídeos de 15 minutos cada uno sobre el noviazgo y el matrimonio.

Así que aquí va la primera entrega: trata sobre el arte de conocerse en el noviazgo. El contenido de este vídeo trata de responder a la pregunta: ¿Qué es enamorarse? Además de un sentimiento, el amor es sobretodo una decisión. De ahí la importancia de tener un proyecto de vida común y unas creencias semejantes. Necesidad del diálogo y de la comunicación. Se dan algunos consejos para conocer bien a la pareja. El amor es darse: con esfuerzo y sacrificio. Valentía de cortar a tiempo si se ve que las cosas no van bien.

Información: Leer el resto de esta entrada »

Acerca de la “conversión”

Martes, 24 marzo, 2015

The Conversion of Saul, by CaravaggioEn el lenguaje teológico cristiano el término conversión (del latín convertere) expresa un proceso rico y múltiple que va desde la incredulidad a la fe; desde el estado de pecado al de reconciliación; desde el distanciamiento espiritual a un renovado fervor; etc. La historia del cristianismo está llena de ejemplos y relatos de conversión; el que describe san Agustín en sus Confesiones es un clásico.

La conversión significa, ante todo, “dar la espalda” al pecado para volverse de nuevo a Dios. El Evangelio desde el comienzo presenta la lucha contra el pecado como una exigencia indispensable para poder seguir al Maestro. Y, siguiendo la propia enseñanza del Señor, es inseparable de la fe en la misericordia paterna de Dios, y de la decisión de tomar voluntariamente la propia cruz. Supone, pues, un cambio de la mente y del corazón (metanoia), un abandono de las falsas seguridades personales y la aceptación del don divino que invita a seguir y a servir plenamente a Cristo con un amor fiel.

Por eso mismo, si es sincera, la conversión del cristiano como rechazo del pecado se traduce en manifestaciones externas: un cambio de actitudes y comportamientos.

¿Te animas?

A winter view of the American Falls and Goat Island at Sunset - Niagara Falls, New YorkSigo sin internet. Así que paciencia.

La Iglesia nos hace una propuesta de conversión en el tiempo de Cuaresma. Pero ¿por qué esa insistencia de la Iglesia en la conversión? Porque: 

“La semilla divina de la caridad, que Dios ha puesto en nuestras almas, aspira a crecer, a manifestarse en obras, a dar frutos que respondan en cada momento a lo que es agradable al Señor. Es indispensable por eso estar dispuestos a recomenzar, a reencontrar –en las nuevas situaciones de nuestra vida– la luz, el impulso de la primera conversión” (san Josemaría)

Ya estamos muy avanzados en este tiempo (V semana de Cuaresma): un tiempo de penitencia, de purificación, de conversión. Buen momento éste para hacer examen: ¿cómo va esta propuesta de conversión de hijos de Dios en nuestro caminar hacia la casa del Padre? Y sobre todo ¿Cómo saber si vamos bien en nuestro deseo de conversión? La respuesta la tienes en tu alegría. ¿Estás contento, a pesar de los pesares? ¿Sí? Entonces vas bien: Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 608 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: