Por la familia

padres e hijos amistad

La “piedad” del egoista

egoistaAquellos hombres rezaban. De hecho, su pecado los sorprendió hablando con Dios. Y en un terrible diálogo con el Verbo Divino sacaron a la luz la escoria que anidaba en el fondo de sus almas.

   ¿Qué signo vemos que haces tú? ¿Cuál es tu obra? Nuestros padres comieron maná en el desierto

   Pobres idiotas. Acababan de saciarse con cinco panecillos multiplicados por Jesús, y ya debían haberlos metabolizado para evacuarlos después. Volvían a tener hambre y querían más. Del anterior milagro no quedaba ni recuerdo.

   No por hablar con Dios se salva necesariamente un hombre. Hay quienes pecan incluso rezando. El egoísmo tiene su «piedad». Acumula devociones y novenas, jaculatorias y estampas. Y todo ello lo convierte en herramienta para obtener lo que desea. Por eso, el egoísmo es milagrero. Pide mucho y no da nada. Se come a los santos por los pies, porque ha oído que esos santos obraron milagros, y son precisamente milagros lo que busca.

   No digo que sea malo pedir. ¡Estamos tan necesitados! Digo que hay personas que pasan la vida rezando para que Dios haga milagros que les eviten pasar por la Cruz. El problema es que la Cruz es la puerta del Cielo.

Autor: Fernando Rey Ballesteros

Dios tampoco se deja ganar en generosidad!

Este mes de agosto estaré atendiendo convivencias, así que el blog quedará un poco bajo mínimos. Peo alguna entrada semanal saldrá. Saludos!!

El amor es superior al tiempo

Empezamos este mes de agosto con este vídeo tan sugerente y con tantas aplicaciones… El bien, y el amor como fuente de bien, trasciende el tiempo y el espacio; nos orienta como fin último y trascendente.

Un relato con las cuatro estaciones de Vivladi

Ya vimos la historia de la composición “claro de luna” de Beethoven. Hoy es diferente se trata de aprovechar la idea de las cuatro estaciones de Vivaldi, para contar un relato. Así despedimos julio.

Beethoven: historia de la sonata Claro de Luna

“Santander en movimiento”, el timelapse de la semana

Dedicado a mi madre y hermanos que viven en Santadnder. Aquí os dejo con este timelapse de Mario Setien que le ha costado nada menos que tres años de trabajo.

Mi principal motivación es el poder enseñar la Tierruca a la gente que no es de aquí, y sobre todo a la que es de aquí pero su vida tanto profesional como personal le impide disfrutar de sobre todo amaneceres y atardeceres de Santander con viento sur, que son espectaculares, como los de hoy.- cita El Diario Montañés –

Un verdadero logro, el de Mario, condensando en unos minutos los cientos de horas transcurridas y los miles de kilómetros recorridos que se aprecian en el vídeo. Un trabajo que en ocasiones ha dado sus frutos a la primera intentona pero en otras le ha obligado a repetir hasta una decena de veces la visita tratando de lograr el momento perfecto.