La justicia es dar a cada uno lo suyo, pero ¿qué es lo “suyo” de cada uno, qué es lo mío y lo tuyo?

Dar lo suyo a cada uno

Cuando se define la justicia como un dar a cada uno lo suyo, surge de inmediato la pregunta: ¿qué es lo suyo de cada uno, qué es lo mío y lo tuyo? Y la respuesta no es evidente siempre.

Conviene advertir que el campo de «lo suyo» de los otros es muy grande. Aunque se trate de alguien muy escaso de bienes, incluso de alguien muy pobre, «lo suyo» es siempre enorme: ha nacido, está vivo, es persona, Dios le ama, él ama a otros y también es querido por ellos, tiene una misión en la vida y un futuro eterno. Lo suyo es mucho y de gran valor. Lo justo es no arrebatarle nada, respetarlo.

El ámbito de la justicia es la relación entre las personas, la convivencia humana. En este teatro del mundo los cristianos tenemos el deber y la oportunidad de vivir la justicia con todos, de buscar el equilibrio, la armonía y la paz entre las personas. Sin la virtud de la justicia no hay paz.

Una mirada sobre el mundo ofrece un horizonte oscuro de injusticia que se extiende en todas direcciones. El panorama actual es así a pesar de que tantos hombres son justos. Sin embargo, todos tenemos la posibilidad de actuar para que en nuestro entorno y campo de influencia crezca la justicia.

Es justicia el reconocimiento y el respeto de la dignidad de toda persona: no existen límites en esta igualdad por motivos de raza, de color, de idioma, de cultura, de nacionalidad, de religión, de pobreza o riqueza, de inteligencia, de salud, de edad. Lo suyo son estos rasgos que configuran su modo de ser y de estar en el mundo, y nadie tiene derecho a ofender, perseguir, maltratar, acosar, reducir a alguien por ninguna de estas diferencias.

A lo largo de la historia y en la actualidad este derecho al respeto es transgredido, causando guerras, persecuciones, torturas, crímenes.

Justicia y solidaridad

«La injusticia es fruto del mal, no tiene exclusivamente raíces externas, tiene su origen en el corazón humano, donde se encuentra el germen de una misteriosa convivencia con el mal»…. Aunque el mal parece invadir el ámbito de las relaciones humanas a nivel global y existen grandes desigualdades en la distribución de los bienes entre los hombres, cada uno estamos obligados a subsanar estas diferencias en la medida de nuestras posibilidades, con generosidad.

La solidaridad es, en este sentido, justicia y caridad: cada persona es clave para que aparezca la justicia en su espacio de influencia, sin evadirse de los problemas que afectan a la humanidad. [F. F. Carvajal en Pasó haciendo el bien]

justicia.jpeg

5 comentarios sobre “La justicia es dar a cada uno lo suyo, pero ¿qué es lo “suyo” de cada uno, qué es lo mío y lo tuyo?

  1. El término “solidaridad”, ha sido ampliamente empleado por el Magisterio de la Iglesia, aunque bajo distintos nombres: «El principio que hoy llamamos de solidaridad… León XIII lo enuncia varias veces con el nombre de “amistad”, que encontramos ya en la filosofía griega, por Pío XI es designado con la expresión no menos significativa de “caridad social”, mientras que Pablo VI, ampliando el concepto, de conformidad con las actuales y múltiples dimensiones de la cuestión social, hablaba de “civilización del amor”» (San Juan Pablo II, Carta enc. Centesimus annus, n. 10),

    «El principio de solidaridad implica que los hombres de nuestro tiempo cultiven aún más la conciencia de la deuda que tienen con la sociedad en la cual están insertos: son deudores de aquellas condiciones que facilitan la existencia humana, así como del patrimonio, indivisible e indispensable, constituido por la cultura, el conocimiento científico y tecnológico, los bienes materiales e inmateriales, y todo aquello que la actividad humana ha producido. Semejante deuda se salda con las diversas manifestaciones de la actuación social, de manera que el camino de los hombres no se interrumpa, sino que permanezca abierto para las generaciones presentes y futuras, llamadas unas y otras a compartir, en la solidaridad, el mismo don» (Pontificio Consejo Justicia y Paz. Compendio de la doctrina social de la iglesia. N. 195).

    «La cumbre insuperable de la perspectiva indicada es la vida de Jesús de Nazaret, el Hombre nuevo, solidario con la humanidad hasta la “muerte de cruz” (Flp 2,8): en Él es posible reconocer el signo viviente del amor inconmensurable y trascendente del Dios con nosotros, que se hace cargo de las enfermedades de su pueblo, camina con él, lo salva y lo constituye en la unidad» (Pontificio Consejo Justicia y Paz. Compendio de la doctrina social de la iglesia, n. 196).

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas gracias D. Rafael. Me parece maravilloso el poder contar con alguien como Vd. que cuida tan delicadamente los comentarios. Bien es cierto, que llevo unos días sin clarividencia por parte del ordenador (que ya está arreglado gracias a mi sobrino) y personalmente los dolores se me han acrecentado. Tuvieron que llevarme a la Clínica de urgencias. Estoy a la espera de resultados. Mi “vela” por la noche es total debido a los dolores. No obstante como soy “navarra” a la fuerza he querido mandar opiniones, cuando humildemente debí aceptar que no estaba en condiciones de hacerlo. Por favor, elimine todo cuanto está mal o no correctamente escrito. Yo acepto su buen criterio y perdóneme cuantos errores haya cometido. Lo siento mucho y me da ánimos para intentar seguir esforzándome mas.

    Ahora le voy a contar una preciosa historia ocurrida en el Quirófano.
    Operación peligrosa a una niña de corta edad. El cirujano dice que empiece a contar: “Para qué?” pregunta. “Para que duermas. La niña: “Entonces rezaré como todas las noches”. Y lentamente comenzó a decir el Ave María. Días adelante el médico comentaba: “Después de muchos años, ante aquel ejemplo, volví a rezar. Y como yo, con lágrimas en los ojos, todos los que me ayudaban” Es que la FE se propaga por contagio”. Ya lo había dicho Jesús: “Si no os hacéis como niños, no entrareis en el Reino de los Cielos….”

    Me gusta

  3. RAfael saludos…le recuerdo que quedan cinco días para primavera cuando se vuelve a España?? Rosa cuídate¡¡y Espero que los resultados médicos salgan bien ,un abrazo muy fuerte …..Muy buenos comentarios ,y entradas

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s