Un gran peligro del sufrimiento…

El dolor es una herencia de todos los humanos, sin excepción. Un gran peligro del sufrimiento es que empieza convenciéndonos de que nosotros somos los únicos que sufrimos en el mundo o los que más sufrimos. Una de las caras más negras del dolor es que tiende a convertirnos en egoístas, que nos incita a […]

Leer más Un gran peligro del sufrimiento…

Subido al Pilar

Aquí os dejo con la breve homilía que dedica hoy, José Fernando Rey Ballesteros, a la Virgen del Pilar La Virgen subida al pilar… y yo, subido a sus brazos, como el niño. Tiene sentido. Tiene, mejor, varios sentidos. Si logro explicarme… La Virgen, subida al pilar, es la Virgen invencible, inalterable. Porque el pilar […]

Leer más Subido al Pilar

No sabéis lo que pedís

Cuando Jesús preguntó a san Juan de la Cruz: «Juanito, ¿qué quieres?», Juan respondió: «Padecer y ser condenado por tu nombre». Ya lo creo que lo recibió. Mi cáliz lo beberéis. Para padecer y ser condenado, no fue necesario que Juan compitiera con nadie, al modo en que compiten los bañistas por extender la toalla […]

Leer más No sabéis lo que pedís

«Anoche, soñando, he visto a Dios llorando, jamás lo olvidaré»…

«Anoche, soñando, he visto a Dios llorando, jamás lo olvidaré»… Recuerdo esta canción desde mi niñez, cuando la escuché en una de aquellas cintas de casete que mi padre llevaba en el coche. Las palabras «Dios» y «llorando», al chocar entre sí en mi cabeza, hacían saltar chispas. ¿Dios llora? ¿Quién de vosotros que tiene […]

Leer más «Anoche, soñando, he visto a Dios llorando, jamás lo olvidaré»…

Prueba de vida, prueba de amor

Te copio esta última entrada del blog espiritualidad digital sobre este Domingo de la divina misericordia. Qué pases un buen día Cuando Jesús resucitado se muestra a los apóstoles, quiere darles una «prueba de vida». Es uno de los gestos más sorprendentes del Señor glorioso: Diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. ¿Por […]

Leer más Prueba de vida, prueba de amor

No podía Dios caer más bajo

Te copio este texto de José-Fernando Rey en el que hace una breve reflexión sobre el viernes santos. Que tengas un buen día. No era suficiente. No bastaba con que se agachase Dios ante los pies de los apóstoles para limpiarlos. Que no son pies lo más bajo de los hombres, sino el pecado que […]

Leer más No podía Dios caer más bajo

La eucaristía, en la lógica del amor admite expresiones como: ¡Te comería a besos!

Aquí os dejo con otro comentario del evangelio del día. Ya siento que no no se oiga bien, pero estoy solucionando el asunto del volumen de grabación. Agradezco sugerencias y comentarios. Te comería a besos Aquí tienes es enlace, espero que te ayude a rezar. Ya sabes que están basados en los comentarios de José […]

Leer más La eucaristía, en la lógica del amor admite expresiones como: ¡Te comería a besos!

Hay dos clases de personas en este mundo: quienes buscan algo menor que ellos, y quienes buscan algo mayor que ellos… ¿Tu de cual eres?

Existen dos clases de personas en este mundo: quienes buscan algo menor que ellos, y quienes buscan algo mayor que ellos. Los primeros buscan objetivos pequeños, manejables, para manipularlos y sentirse dioses. Los segundos buscan, ante todo, la verdad, a pesar de que esa búsqueda, y el encuentro con la misma verdad, los haga sentirse […]

Leer más Hay dos clases de personas en este mundo: quienes buscan algo menor que ellos, y quienes buscan algo mayor que ellos… ¿Tu de cual eres?

Has permitido muchas cosas en mi vida que yo aún no entiendo… Pero jamás, ¡jamás! permitas que me separe de Ti

¿Os perdisteis alguna vez, cuando eráis niños? Yo recuerdo el día en que me perdí; no puedo recordar todos los detalles –era muy pequeño–, pero sí recuerdo la angustia. Para mi mente infantil, fue un pequeño apocalipsis. Sin mis padres cerca, toda referencia vital desaparecía, y yo me disolvía en la nada. Hijo, ¿por qué […]

Leer más Has permitido muchas cosas en mi vida que yo aún no entiendo… Pero jamás, ¡jamás! permitas que me separe de Ti

«Dime, ¿por qué se ha hecho niño Dios y ha venido a la tierra?». Y el pequeño respondió sin pensarlo: «Ha venido para morir»

Era el día de Navidad, y, en la misa mayor de mi parroquia, todos los niños parecían haberse congregado en los primeros bancos. Por eso me atreví, durante la homilía, a conversar con ellos. Señalando al Niño Jesús que teníamos frente al altar, pregunté a uno de ellos: «Dime, ¿por qué ha se ha hecho […]

Leer más «Dime, ¿por qué se ha hecho niño Dios y ha venido a la tierra?». Y el pequeño respondió sin pensarlo: «Ha venido para morir»

“Se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador”… Es la alegría de la Virgen. Y debería ser la tuya

¿Se puede ser feliz mientras se sufre? Desde luego, no, si la felicidad es un estado de ánimo. Los estados de ánimo vienen y van: muchas veces, sin culpa, movidos por los humores que fluyen en el cuerpo; otras, a golpe de disgustos y consuelos. Si la felicidad es un estado de ánimo, es incompatible […]

Leer más “Se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador”… Es la alegría de la Virgen. Y debería ser la tuya

Anda, confiésate en estos últimos días de Adviento; purifica tu espíritu con la gracia y las buenas obras.

El egoísmo de los hombres obligó a Dios a nacer en un establo, rodeado de inmundicia y custodiado por bestias. Por hermosos que sean nuestros «portales de Belén», no debemos olvidar que aquel escenario fue un ultraje. Sin embargo, antes de ser dado luz entre animales, el Verbo divino encontró el habitáculo más digno que […]

Leer más Anda, confiésate en estos últimos días de Adviento; purifica tu espíritu con la gracia y las buenas obras.

El silencio y la soledad son tus grandes aliados, si quieres celebrar, en lo profundo de tu alma, la Navidad de Dios.

Aquél a quien esperamos es el Verbo de Dios, esto es, su Palabra. No resonará como en el Desierto, cuando tronó el Altísimo con tanta fuerza que los judíos suplicaron que no siguiera hablando. Esta vez, Dios hablará en voz bajita, tan bajita como un niño recién nacido en la aldea más pequeña de Judá. […]

Leer más El silencio y la soledad son tus grandes aliados, si quieres celebrar, en lo profundo de tu alma, la Navidad de Dios.

Estoy firmemente convencido de que José amaba a María como ama un hombre a una mujer

Es admirable, y providencial, que los hijos reparen los pecados de los padres. Si David fue lujurioso, en José, su hijo, la semilla del rey quedó purificada. Porque José fue casto y limpio de corazón. Por esa limpieza, y en adelanto de la bienaventuranza que Jesús proclamaría, mereció, no sólo ver a Dios, sino también […]

Leer más Estoy firmemente convencido de que José amaba a María como ama un hombre a una mujer

Tú, en oración, remóntate también a tu infancia, a tu historia de pecado y misericordia, a la historia de esa alianza de Dios contigo, hasta hoy

Ha comenzado la pre-Navidad. Hoy, 17 de diciembre, la Iglesia, con todos sus hijos, toma el camino de Belén. Dentro de ocho días, merced al admirable misterio de la liturgia, presenciaremos el nacimiento del Hijo de Dios. «Presenciaremos» significa que estaremos presentes; de una forma tan misteriosa como cierta, estaremos en Belén. La aparición del […]

Leer más Tú, en oración, remóntate también a tu infancia, a tu historia de pecado y misericordia, a la historia de esa alianza de Dios contigo, hasta hoy