La valentía de Cameron

En el mensaje de Navidad David Cameron –anglicano, es decir, de la Iglesia de Inglaterra-, tanto las afirmaciones como los reconocimientos que hace, podrían ser referidos, casi palabra por palabra, a la Iglesia Católica. Pero para decir algo así -que sería de justicia reconocer en el ámbito católico-, hace falta valentía. La ausencia de referencias religiosas en los mensajes navideños en los países de tradición católica, llama la atención. En fin, mucho miedo y… en consecuencia, mucha injusticia.

Más abajo copio el texto -en el vídeo también aparece-: Seguir leyendo “La valentía de Cameron”

La sonrisa luminosa de un Niño (y 2)

La-sonrisa-del-bebé-y-su-evolución-01.jpg¿Qué sorprendió a aquellos jóvenes en aquel árbol de Navidad?  Que estaba adornado con 178 cartulinas de colores, y en cada cartulina, un nombre y un número: el nombre de un niño y la edad. Todos eran niños enfermos, es decir necesitados de cariño; algunos con síndrome Down; y ninguno mayor de 8 años.

Después se hacía una invitación: regalar un “detalle” a un niño, a una niña, para alegrarles la Navidad. Un “detalle”: un juguete; una prenda de ropa nueva; algo que les pudiera ser útil en su vida, y que fuera un poco más que unos dulces, que también eran bien recibidos. Junto a las cartulinas otras 30 más sencillas, que solicitaban “otro detalle” para ancianos y ancianas que vivían solos: una bufanda, una manta de rodillas; un pañuelo de hombros.

Voluntarias de unas parroquias repartieron los “detalles”. Ninguno de los 178 niños, ni de los 30 ancianos, se quedaron sin una “sonrisa”.

Empieza el año 2016… Y, como pequeñas luces en el firmamento, estas “sonrisas” del Niño Jesús que sigue anunciando al mundo, con estos nuevos ángeles -universitarios, voluntarios, árboles de Navidad-: “Gloria a Dios en el Cielo; y Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”.

Fuente: Ernesto Juliá Díaz, ernesto.julia@gmailcom

 

La sonrisa luminosa de un Niño

original.jpgEl grupo frente a la puerta del hospital se fue agrandando, hasta llegar a unos 40 o 50 universitarios y universitarias. Cuando ya estaban todos, entraron discretamente al hospital, sonriendo y hablando entre ellos. Llevaban unas partituras en las manos. Era la tarde la Navidad. 

En el vestíbulo, al fondo, en una esquina había un portal de Belén ante el que comenzaron a cantar. Ningún estruendo. Era un villancico suave, dulce, melódico, que más que llamar la atención del Niño Jesús pretendía arrullarlo en los brazos de su madre.

Terminado el villancico, uno de los capellanes del hospital, los guió hasta la zona de enfermos y allí fueron saludando y felicitando las Navidades a aquellos hombres y mujeres enfermos que yacían en las habitaciones solos, abandonados aparentemente de parientes, pues en realidad algunos ni los tenían.

Sonrisa del Niño Jesús; lágrimas agradecidas de los enfermos; y paz en los corazones de aquellos universitarios.

Empieza el año 2016, Año Santo de la misericordia. Y en medio de las sombras y angustias que nos rodean brilla una luz, poderosa, imperturbable, es la luz de la  sonrisa de un Niño que quiere inundar al mundo con su alegría y su paz. Hagámonos este año santo portadores de esta sonrisa iluminadora.

Fuente: Ernesto Juliá Díaz, ernesto.julia@gmailcom

Sin perdón no hay futuro

nelson-mandela-400.jpgCopio este magnífico artículo de Enrique Monasterio, que viene perfecto para este Año Santo de la Misericordia que comienza:

Nelson Mandela, Sin perdón ho hay futuro.

Querido Presidente Mandela: acaba de cumplirse el segundo aniversario de tu muerte y nadie se ha olvidado de ti. Al contrario, se multiplican los homenajes a tu figura. Políticos, hombres de Estado, activistas de todas las tendencias y credos, aún no salen de su asombro al recordar el gran milagro que consumaste en Sudáfrica a finales del siglo XX.

No hace falta que me corrijas: ya sé no fuiste tú solo. Debería remitir este correo también a Kobie Coetsee, Frederik de Klerk y al arzobispo anglicano Desmond Tutu, pero lo importante es que, entre todos, frenasteis el baño de sangre que parecía inevitable cuando se puso fin al régimen de apartheid y los negros recuperaron sus derechos civiles.

Seguir leyendo “Sin perdón no hay futuro”

“Año nuevo, lucha nueva”

san josemaria.jpg“Año nuevo, lucha nueva”: se trata de un lema que se propuso san Josemaría al comienzo el 31 de diciembre de 1971. Aquel mismo día había redactado otra ficha: “Éste es nuestro destino en la tierra: luchar por amor hasta el último instante. Deo gratias!“. 

Solía decir también que “El tiempo es un tesoro que se va, que se escapa, que discurre por nuestras manos como el agua por las peñas altas. Ayer pasó, y el hoy está pasando. Mañana será pronto otro ayer. La duración de una vida es muy corta. Pero, ¡cuánto puede realizarse en este pequeño espacio, por amor de Dios!”. Seguir leyendo ““Año nuevo, lucha nueva””

Cambio de agujas: Mario Joseph, imán converso católico

Como imán, Mario Joseph conocía bien el Corán y las enseñanzas de la religión islámica. Fue el Corán, precisamente, lo que le llevó al conocimiento de Jesucristo y a la verdad de la fe católica. Pero su conversión no fue fácil y ha supuesto su persecución y otros grandes sufrimientos. ¿Cómo consiguió su intenso amor a la Iglesia, a la cruz y al cielo? Él mismo lo cuenta en este impactante testimonio de Cambio de agujas.

Musical cuenta la historia de comunidad que hoy en día vive como los primeros cristianos

Los actores son los miembros de Nomadelfia, fundada por el sacerdote Zeno Saltini.