¿Conoces tus cadenas? [día 36]

Es muy, muy triste… Se encarna el Hijo de Dios para liberar al hombre, atado con las cadenas del pecado, y el hombre le responde: Nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: «Seréis libres»? Es el famoso «yo no tengo pecados», de siempre. Los hombres arrastran cadenas cada vez más pesadas, mientras ríen y […]

Leer más ¿Conoces tus cadenas? [día 36]