Reality Check: Descubrir la identidad humana en un mundo digital

No escribiré durante unos días en el blog, me voy de viaje, pero volveré. Un año más nos vamos un grupo de universitarios ovetenses a Roma con el Univ. Y ¿Qué es el UNIV? Pues se trata de un encuentro universitario en Roma que reúne a miles de estudiantes de todo el mundo. Comenzó, hace ya muchos años, gracias a la iniciativa de San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei.

El tema de este año versa sobre la digitalización del mundo que está abriendo infinidad de posibilidades a la comunicación, la economía y las relaciones personales. Hace apenas veinte años tan sólo unos pocos visionarios entreveían la naturalidad con la que conviviríamos con lo digital: internet y la tecnología que gira a su alrededor nos permite comunicarnos con una facilidad sin precedentes en la historia, difundir ideas, compartir información, ofrecer ayuda, resolver problemas, conocer personas con intereses afines, desarrollar proyectos de negocio… Pero también se percibe la urgencia de pensar, de un modo interdisciplinar, los caminos para preservar un tiempo y un espacio de dimensiones humanas en el que las personas echen raíces y desde el que construyan mundos humanos en todos los campos de la vida social: la economía, la arquitectura, la educación, el entretenimiento, la comunicación, la política, etc. En una sociedad que cada vez más se presenta como una abrumadora oferta de posibilidades se hace necesario redescubrir el suelo que las precede: el irrenunciable hogar de lo real.

Vamos a hablar de estas cosas en el congreso y también a disfrutar de Roma y sobre todo a saludar al Papa Francisco. Cuando pasee por las calles romanas, en sus atardeceres rojizos a orillas del Tiber, me acordaré de encomendar a los lectores del blog. Así que ya sabes, aunque estaré unos días sin escribir, volveré al blog en cuanto pueda.

Anuncios

Dos vídeos muy sugerentes

Dos vídeos muy sugerentes que me encuentro en google+ de Vicente Huerta. Me parece que vale la pena invertir unos minutos y echarles un vistazo. Uno es de un filósofo Higinio Marín hablando sobre “tener, tener-se y perder-se”. El otro es una parte de una charla de Mons. Bergoglio, el actual Papa, a miembros de Cáritas en la Asamblea Nacional Caritas de 2009 (Charla Nº 5 de 6 partes). Empezamos por este último:

Y ahora esta charla del filosofo Higinio Marín (dura 17 minutos): Seguir leyendo “Dos vídeos muy sugerentes”

La memoría del cuerpo

Cuando Marcos salió de la sala de quirófanos aún estaba dormido. Su madre aguardaba tensa los resultados de la intervención. Todo perfecto. Un diez. La recuperación será rápida, las secuelas nulas la salud de hierro.

Carmen, sentada, contemplaba a su hijo veinteañero, aún bajo el sopor de la anestesia. Sabía que era un buen chico, pero nunca pudo imaginar que lo fuera tanto… Cuando comenzó a espabilarse, muy poco a poco, aún medio inconsciente y como ido, se empezaron a escuchar sus primeras palabras. Carmen aguzó el oído y se acercó a Marcos: perdónanos nuestras ofensas, perdónanos nuestras ofensas… repetía sin cesar.

Cuando pareció que se hubo cansado, inició  de nuevo su letanía: ¡Jesús! por Lorena, Manuel, Ignacio, Teresa, Alba… Lorena era su novia; el resto, sus hermanos y amigos… ¡Estaba ofreciendo todo por ellos! (Fuente: Fulgencio Espa, Cuaresma con Él)

Ya los ves, el cuerpo guarda memoria de todo. Hasta el punto de poder llegar a hacer el bien, incluso, sin darnos ni cuenta. Pero para ello antes tenemos que luchar con denuedo por vivir continuamente en el amor y servicio a los demás.

Pídeselo a la Señora del Dulce Nombre de María. Seguir leyendo “La memoría del cuerpo”

Todo lo bueno que hacemos deja mella

Cuando hace 27 años proyectó la grabación, nunca pensó que la cosa llegaría tan lejos. En el instituto público del populoso suburbio de la ciudad de Barcelona, Tomás proyectó un vídeo VHS a sus alumnos de biología. Tema: el aborto. se discutía mucho su despenalización, el debate estaba abierto y los alumnos preguntaban.

Al término de la lección, Leonor le pidió el vídeo para ponerlo a sus amigas. No era cuestión de fe. Quería mostrar a sus compañeras del grupo de kárate la realidad del aborto. También ellas venían conversando del asunto desde hacía semanas.

Después de varios cambios de instituto, una boda, cuatro hijas estupendas y un nieto, Tomás aún seguía en la enseñanza. Había pasado casi treinta años. Fue entonces cuando le hicieron llamar de secretaría: una mujer le esperaba a la entrada de la escuela. Extrañado, acudió de inmediato. Seguir leyendo “Todo lo bueno que hacemos deja mella”

¡Anda, hombre, déjale a Dios que te marque algún gol!

En esta cuaresma podemos escuchar el lamento de Jeremías:“Aquí está la gente que no escuchó la voz del Señor su Dios” (Jer 7,23). Si te fijas, Jeremías, no se refiere a gente que no puede oír sus palabras porque ni siquiera están allí. El profeta se refiere a gente que estaba allí, oyéndole pero que no querían entender. 

Y, a pesar de lo prosaico de la comparación, acaso no estamos tu y yo ante la Palabra de Dios como ¡con la misma atención con la que el guardameta espera el lanzamiento de un penalty! Imagínate por un momento la siguiente escena. Dios se prepara a disparar desde el punto de penalty (el ambón) su Palabra (el balón de futfol) contra ti (el “perfecto guardameta”), y tu te preparas para hacer todo lo posible por despejar ese disparo y así evitar que tu Señor te marque un gol. Pues aunque te parezca cómica la escena es algo que realizamos habitualmente. Aquí van algunos ejemplos del “perfecto guardameta”:

  • “Interesantísmo, el evangelio de hoy, genial… ¡Lástima que no haya venido hoy mi suegra (mi esposa, mi amigo, mi hermano, etc) porque esas palabras le venían como anillo al dedo! Don Fulano, ¿no podría usted repetir esa homilía el domingo, cuando venga mi familia (mi amigo, mi colega, etc)?”... Esto es un formidable despeje a ¡Córner!, nos volvemos a ver pronto. Seguir leyendo “¡Anda, hombre, déjale a Dios que te marque algún gol!”

Necesidad de la oración

Seguimos con esta obrita de san Alfonso María de Ligorio, “El gran medio de la oración”:

En grave error incurrieron los pelagianos al afirmar que la oración no es necesaria para alcanzar la salvación. Afirmaba … Pelagio, que sólo se condena el hombre que es negligente en conocer las verdades que es necesario saber para la vida eterna. Mas el gran San Agustín le salió al paso con estas palabras: cosa extraña: de todo quiere hablar Pelagio menos de la oración, la cual sin embargo es el único camino para adquirir la ciencia de los santos, como claramente lo escribía el apóstol SantiagoSi alguno de vosotros tiene falta de sabiduría pídasela a Dios, que a todos la da copiosamente y le será otorgada. Seguir leyendo “Necesidad de la oración”

La flor mas bella

ece55-flores-de-primavera-spring-flowers-landscapes-paisajes-gMe llega una de esas historias que circula por la red. Aquí va:
Se cuenta que allá para el año 250 a.C., en la China antigua, un príncipe de la región norte del país estaba por ser coronado emperador, pero de acuerdo con la ley, debía casarse. Para solucionar esta situación el príncipe anuncio que recibiría en una celebración especial a todas las pretendientes y lanzaría un desafío. Una anciana que servía en el palacio hacia muchos años, escuchó los comentarios sobre los preparativos. Sintió una leve tristeza porque sabia que su joven hija amaba sinceramente al príncipe.
Al llegar a la casa y contar los hechos a la joven, se asombro al saber que ella quería ir a la celebración. Sin poder creerlo dijo: –“Hija mía, ¿que vas a hacer allá? Todas las muchachas más bellas y ricas de la corte estarán. Elimina esa idea insensata de la cabeza. Sé que debes estar sufriendo, pero no hagas que el sufrimiento se vuelva locura.” 
Y la hija respondió: -“No, querida madre, no estoy sufriendo y tampoco estoy loca. Es probable no me escoja pero es mi oportunidad de estar por algunos momentos cerca del príncipe. Esto me hará feliz.”
Por la noche la joven llegó al palacio donde estaban las muchachas mas bellas, con bellas ropas y costosas joyas.
Entonces, el príncipe anunció el desafío: –“Daré a cada una de ustedes una semilla. Aquella que me traiga la flor más bella dentro de seis meses será escogida por mí, como esposa y futura emperatriz de China.”
La propuesta del príncipe seguía las tradiciones de aquel pueblo, que valoraba mucho la especialidad de cultivar algo, sean costumbres, amistades, relaciones, etc. Seguir leyendo “La flor mas bella”