A winter view of the American Falls and Goat Island at Sunset - Niagara Falls, New YorkSigo sin internet. Así que paciencia.

La Iglesia nos hace una propuesta de conversión en el tiempo de Cuaresma. Pero ¿por qué esa insistencia de la Iglesia en la conversión? Porque: 

“La semilla divina de la caridad, que Dios ha puesto en nuestras almas, aspira a crecer, a manifestarse en obras, a dar frutos que respondan en cada momento a lo que es agradable al Señor. Es indispensable por eso estar dispuestos a recomenzar, a reencontrar –en las nuevas situaciones de nuestra vida– la luz, el impulso de la primera conversión” (san Josemaría)

Ya estamos muy avanzados en este tiempo (V semana de Cuaresma): un tiempo de penitencia, de purificación, de conversión. Buen momento éste para hacer examen: ¿cómo va esta propuesta de conversión de hijos de Dios en nuestro caminar hacia la casa del Padre? Y sobre todo ¿Cómo saber si vamos bien en nuestro deseo de conversión? La respuesta la tienes en tu alegría. ¿Estás contento, a pesar de los pesares? ¿Sí? Entonces vas bien: Leer el resto de esta entrada »

“Para servir, servir”

Martes, 17 marzo, 2015

san-jose-y-jesusSeguimos meditando sobre la figura de san José, buscando lo que Dios nos quiere decir a través de su vida. 
Si no apartamos nuestra mirada del trabajo de José, descubriremos también que “no es el hombre de las soluciones fáciles y milagreras, sino de la perseverancia, del esfuerzo y –cuando hace falta– del ingenio“. La lección resulta evidente “para santificar la profesión, hace falta ante todo trabajar bien, con seriedad humana y sobrenatural“. Con esto se nos quiere decir dos cosas, muy bien resumidas en el lema: “para servir, servir”, en el que se aúnan profesionalidad y caridad: Leer el resto de esta entrada »

Centinelas de lo invisible

Domingo, 15 marzo, 2015

FernandoOcariz_FlickrOpusDeiCentinelas de lo invisible, así define a la mujeres que se decida al trabajo del hogar, Mons Fernando Ocariz, recientemente nombrado Vicario auxiliar del Opus Dei en una entrevista (aquí completa). Copio este último párrafo de la entrevista en la que dice:

La belleza del mensaje sobre la santificación de la vida ordinaria conlleva también una revalorización de las profesiones relacionadas con la atención del hogar y el servicio a la persona. Es bonito, pues se podría decir que la casa, el hogar, es el lugar en que cada mujer y cada hombre se rehacen. Cada cristiano es casa de Dios, templo vivo. La Iglesia es una casa, nos protegen las manos de Dios, son como un techo que al mismo tiempo nos abre al Cielo. En la Prelatura, algunas mujeres quieren libremente tener como trabajo profesional la administración doméstica de los centros. Son un punto de referencia para cada persona que se acerca a los apostolados del Opus Dei: su ejemplo y su dedicación humanizan nuestras vidas, nos muestran cómo santificar lo de cada día: enseñan a amar como solo una madre puede hacerlo. A esas mujeres se les podría aplicar una expresión de San Juan Pablo II: con un corazón que ve, son auténticas centinelas de lo invisible.

Hicieron esta pregunta a 50 personas. Es muy interesante observar las respuestas de los adultos y las diferencias con las hermosas respuestas dadas por los niños:

Es posible el cambio

Sábado, 7 marzo, 2015

Un poco por casualidad, me he encontrado con esta página: Es posible el cambio. Puede resultar muy conveniente conocerla a padres y educadores, así como a sacerdotes. Por eso la pongo en el blog. Este es el vídeo de presentación:

Está dirigida a jóvenes entre 14 y 18 años que quieren madurar su masculinidad y personalidad para salir de la AMS (atraccion mismo sexo).

Los vídeos que tienen son muy interesantes: esposiblelaesperanza. Pienso que pueden aportar mucha luz sobre estos temas.

Lo más impresionante de esta historia es ver como Kelcie, la novia de Larry, supo estar ahí en esos momentos tan duros. Demostrándole que, aunque sus circunstancias eran lamentables su amor incondicional segía presente. Cuando Larry logra recuperarse hace algo simbólico pero muy bonito para Kelcie, una muestra de su agradecimiento a su entrega incondicional. No quiero ponerme sentimental con este tipo de vídeos pero puede ayudar a entender el noviazgo.

La ceniza y la cabeza

Jueves, 19 febrero, 2015

770x433xEgipto.jpg.pagespeed.ic.qGjz2m4pDM

Me envía José Ramón Ayllón este impresionante texto de Enrique García-Máiquez sobre el miércoles de ceniza:

DESDE hace diez años publico los miércoles para todo el Grupo Joly; llevo, por tanto, un decenio asombrándome cada año de la casualidad de que me toque escribir los días de Ceniza justamente a mí, columnista confesional y ritualista donde los haya. Esta vez, sin embargo, voy a aparcar la broma, no tanto por repetitiva y cansina -yo no me canso nunca de una tradición-, como porque, tras la decapitación en Libia de 21 egipcios, cristianos coptos, no estamos para chistecillos. El hecho es tan grave que exige, como nos enseñó Tomás Moro, un humor salvaje, desafiante, teológico y místico. Ya saben: cuando Moro esperaba para ser decapitado notó cierta jaqueca, pero se felicitó de que su rey, tan atento, fuera a administrarle enseguida una medicina que cortaría el dolor de golpe.

Esta tarde, cuando incline la frente para que me impongan la ceniza, sentiré que, junto al símbolo penitencial antiguo, mi cabeza se troncha (indoloramente) sobre mi cuello en un homenaje a los nuevos mártires. Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 608 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: