Epulón y tú [día 16]

¡Qué malos son los ricos! Había un hombre rico que vestía de púrpura y de lino y banqueteaba cada día. Angulas, langostinos, asado de ternera y helado. Lo de vestir de lino es porque la arruga es bella. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas. Pero el rico, que es el […]

Leer más Epulón y tú [día 16]