El futuro es apasionante

Aquí os dejo con los “makers” que le han declarado la guerra al plástico.  Hace un par de años el paleobiólogo Jan Zalasiewicz de la universidad de Leicester publicó un estudio en el que planteaba una tesis revolucionaria: afirmaba que el plástico era la prueba evidente de que la Tierra ya ha entrado en el Antropoceno, […]

Leer más El futuro es apasionante

Dulce secuestro (II)

Permíteme que continuemos en el lugar donde ayer lo dejamos. Todas las ovejas del Buen Pastor escuchan su voz. Pero –demos ahora un paso más, a la luz de la palabra, y con ayuda de Aristóteles–, no todas las que escuchan su voz son ovejas suyas. No te hagas un lío, que la lógica aristotélica […]

Leer más Dulce secuestro (II)

Un dulce secuestro

En la alegoría del Buen Pastor, el adjetivo posesivo reviste enorme importancia. Jesús no habla, en general, de «las ovejas», sino de «sus ovejas». Va llamando por su nombre a sus ovejas… Cuando ha sacado todas las suyas… El Señor distingue muy bien, a lo largo del discurso, a las ovejas suyas de las que […]

Leer más Un dulce secuestro

Atrévete a pedir cosas grandes, incluso imposibles… ¡Cuántas sorpresas!

Pedir cosas grandes: el cielo, la contrición, nuestra conversión… Y al ángel de la guarda, ¿le hemos pedido favores importantes? Quizá le tenemos infravalorado en sus posibilidades y casi como a un chico de hacer recados. Y,,, También dar con generosidad. Magnificencia «El magnífico, a pesar de situarse en un extremo –en el sentido de […]

Leer más Atrévete a pedir cosas grandes, incluso imposibles… ¡Cuántas sorpresas!

Magnanimidad: ánimo grande, alma amplia en la que caben muchos… fuerza que nos dispone a salir de nosotros mismos

«La sobreabundancia es el signo peculiarde Dios en la creación. El hombre soloes justo cuando se olvida de sus pretensiones,cuando es generoso con Dios y con los demás,porque Cristo es el infinito derroche de Dios». Joseph RatzingerIntroducción al cristianismo, p. 218 Más allá de lo esperado Grandeza de alma, disposición del ánimo para acometer grandes […]

Leer más Magnanimidad: ánimo grande, alma amplia en la que caben muchos… fuerza que nos dispone a salir de nosotros mismos

Buen apetito!

Un martes por la tarde, a la hora de la misa, hay más gente en el supermercado que en la iglesia. Si es verano, los feligreses de la terraza del bar de enfrente multiplican por cuatro a los de la parroquia. Al fin y al cabo, tanto en el supermercado como en el bar, a […]

Leer más Buen apetito!

¡Esto es vida!

Para unos, el hombre no es sino un animal evolucionado. Para otros, es un espíritu encarcelado en un cuerpo grosero, que no será feliz hasta que se libere de las ataduras carnales. Ambos se equivocan; pero, si tuviera que elegir, elegiría a los primeros. Me aterran los espiritualismos. Es más fácil invitar a rezar a […]

Leer más ¡Esto es vida!

¿Por qué tanto miedo?

El domingo, al llegar la noche, los apóstoles estaban encerrados en el cenáculo, por miedo a los judíos. Apareció entonces el Señor en medio de ellos, y se asustaron. Tomaron a Cristo por un fantasma, y se echaron a temblar. Era ya noche cerrada, y todavía Jesús no los había alcanzado; soplaba un viento fuerte, […]

Leer más ¿Por qué tanto miedo?

El precio del pan

Sube a lo alto y mira a la Humanidad: contempla a tantos millones de hombres y mujeres hambrientos de Dios, muchos de ellos sin saberlo, mendigando afecto a las criaturas y suspirando por algo que dé sentido a sus vidas. Mira ese panorama, y pregúntale a Jesús, como le preguntó Felipe: ¿Con qué compraremos panes para […]

Leer más El precio del pan

Sobre la ira de Dios

Muchos hablan y escriben como si la ira de Dios, tantas veces mencionada en las Escrituras, fuera un fallo de apreciación de hombres primitivos y groseros, incapaces de entender que Dios es amor. Supongo que hablan así para tranquilizar sus atormentadas conciencias. En el fondo, y por mucho que les avergüence, tienen miedo de Dios. […]

Leer más Sobre la ira de Dios