Dos Cartas de Amor: sobre las discusiones, sobre la frustración y la decepción

Esta entrada es continuación de  La técnica de la “carta de amor”, y que trascribimos del libro “Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus” de John Gray. Terminamos ya esta serie de Cartas de Amor. Espero que estos ejemplos y reflexiones que generan, ayuden a mantener la calma cuando los nervios hacen que estropeemos esas relaciones personales que después nos duelen tanto. Aquí van los dos ejemplo:

Carta de Amor acerca de las discusiones

perdon

Michael y Vanesa no se pusieron de acuerdo acerca de una decisión financiera. En pocos minutos se trabaron en una discusión. Cuando Michael observó que estaba empezando a gritar, se calló, respiró profundamente y dijo a su esposa: “Necesito algo de tiempo para pensar acerca de esto y después hablaremos”. Luego se fue a otra habitación y escribió sus sentimientos en una Carta de Amor.

Después de escribir la carta estaba en condiciones de regresar y analizar la cuestión en forma más comprensiva. Como resultado de ello pudieron resolver su problema con afecto. Esta es la Carta de Amor:

Querida Vanesa:

  1. (Ira:) Estoy enfadado por tu excesiva emotividad. Estoy enojado porque sigues malinterpretándome. Estoy enfadado porque no puedes permanecer tranquila cuando hablamos. Estoy enfadado porque eres demasiado sensible y te sientes herida fácilmente. Estoy enojado porque no confías en mi y me rechazas.
  2. (Tristeza:) Estoy triste porque discutimos. Me duele sentir tus dudas y desconfianza. Me duele perder tu amor. Estoy triste porque peleamos. Estoy triste por no estar de acuerdo.
  3. (Temor:) Temo cometer un error. Temo no poder hacer lo que quiero sin perturbarte. Temo compartir mis sentimientos. Temo que me hagas sentir mal. Temo parecer incompetente. Temo que no me aprecies. Temo hablar contigo cuando estas tan perturbada. No sé que decir.
  4. (Pesar:) Siento que te haya lastimado. Lamento no estar de acuerdo contigo. Lamento haberme puesto tan frío. Siento oponerme tanto a tus ideas. Lamento apresurarme a hacer lo que quiero. Lamento no valorar tus sentimientos. No mereces ser tratada de esa forma. Lamento haberte juzgado.
  5. (Amor:) Te amo y quiero solucionar esta situación. Pienso que ahora puedo escuchar tus sentimientos. Quiero apoyarte. Comprendo que herí tus sentimientos. Lamento haber invalidado tus sentimientos. Te amo tanto. Quiero ser tu héroe y no quiero simplemente estar de acuerdo en todo. Quiero que me admires. Necesito ser yo y te apoyo para que seas tu misma. Te amo. Esta vez cuando hablemos mostraré más paciencia y comprensión. Tú lo mereces.

Te amo, Michael

PD. La respuesta que me gustaría escuchar es: “Te amo, Michael. Realmente aprecio que seas un hombre tan cuidadoso y comprensivo. Confío en que podamos solucionar esta situación”.

Una Carta de amor acerca de la frustración y la decepción

Jean le dejó un mensaje a su marido, Bill, donde le pedía que trajera a casa cierta correspondencia importante. Por algún motivo, Bill nunca recibió el mensaje. Cuando llegó a casa sin la correspondencia, la reacción de Jean fue de profunda frustración y decepción. Aunque Bill no tenía la culpa, cuando Jean continuó haciendo comentarios acerca de la importancia que tenía para ella esa correspondencia y de lo frustrada que se sentía, él comenzó a sentirse atacado y culpado. Jean no se daba cuenta de que Bill estaba tomando en forma personal todos sus sentimientos de frustración y decepción. Bill estaba a punto de explotar y de hacerla sentir mal por estar tan perturbada.

En lugar de descargar sus sentimientos defensivos sobre ella y arruinar la noche, decidió sabiamente tomarse diez minutos y escribir una Carta de Amor. Cuando terminó de escribir, regresó con más afecto y abrazó a su esposa diciendo: “Lamento no haberte traído tu correspondencia. Ojalá hubiese recibido el mensaje. ¿Sigues amándome de todos modos?” Jean respondió con mucho amor y aprecio y pasaron una noche maravillosa en lugar de iniciar una guerra fría. La siguiente es la Carta de Amor de Bill:

Querida Jean:

  1. (Ira:) Odio cuando te perturbas tanto. Odio cuando me echas la culpa. Estoy enojado porque te sientes desdichada. Estoy enojado porque no te sientes feliz de verme. Pareciera que nada de lo que hago fuera suficiente. Quiero que me aprecies y que te pongas feliz al verme.
  2. (Tristeza:) Me siento triste porque estas frustrada y decepcionada. Estoy triste porque no eres feliz conmigo. Quiero que seas felíz. Estoy triste porque el trabajo siempre se interpone en el camino de nuestra vida amorosa. Estoy triste porque no aprecias todas las cosas maravillosas que tenemos en nuestra vida. Estoy triste porque no regresé a casa con la correspondencia que necesitabas.
  3. (Temor:) Temo no poder hacerte feliz. Temo que no te sientas feliz durante toda la noche. Temo ser abierto contigo y mostrarme cerrado. Temo necesitar tu amor. Temo no ser lo suficientemente bueno. Temo que te vuelvas en mi contra.
  4. (Pesar:) Lamento no haber traído a casa la correspondencia. Siento que seas tan infeliz. Lamento no haber pensado en llamarte. No quise perturbarte. Quise que te sientas feliz al verme. Tenemos unas vacaciones de cuatro días y quiero que sean especiales.
  5. (Amor:) Te amo. Quiero que seas feliz. Comprendo que te sientas desdichada. Entiendo que necesites cierto tiempo solo para sentirte perturbada. Sé que no estas tratando de hacerme sentir mal. Solo necesitas y un abrazo y un poco de empatía. Lo lamento. A veces no sé que hacer y comienzo a hacerte sentir mal. Gracias por ser mi esposa. Te amo tanto. No tienes porque ser perfecta y no tienes que sentirte feliz. Comprendo que estés perturbada por la correspondencia.

Te amo, Bill

PD. : La respuesta que me gustaría escuchar: “Te amo, Bill. Aprecio todo lo que haces por mí. Gracias por ser mi marido”.

—————-

Dos Cartas de Amor: sobre las discusiones, sobre la frustración y la decepción

Esta entrada es continuación de La carta de Amor, y que trascribimos del libro “Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus” de John Gray. Terminamos ya esta serie de Cartas de Amor. Espero que estos ejemplos y reflexiones que generan, ayuden a mantener la calma cuando los nervios hacen que estropeemos esas relaciones personales que después nos duelen tanto. Aquí van los dos ejemplo:

Carta de Amor acerca de las discusiones

Michael y Vanesa no se pusieron de acuerdo acerca de una decisión financiera. En pocos minutos se trabaron en una discusión. Cuando Michael observó que estaba empezando a gritar, se calló, respiró profundamente y dijo: “Necesito algo de tiempo para pensar acerca de esto y después hablaremos”. Luego se fue a otra habitación y escribió sus sentimientos en una Carta de Amor.

Después de escribir la carta estaba en condiciones de regresar y analizar la cuestión en forma más comprensiva. Como resultado de ello pudieron resolver su problema con afecto. Esta es la Carta de Amor:

Querida Vanesa:

1. Ira: Estoy enfadado por tu excesiva emotividad. Estoy enojado porque sigues malinterpretándome. Estoy enfadado porque no puedes permanecer tranquila cuando hablamos. Estoy enfadado porque eres demasiado sensible y te sientes herida fácilmente. Estoy enojado porque no confías en mi y me rechazas.

2. Tristeza: Estoy triste porque discutimos. Me duele sentir tus dudas y desconfianza. Me duele perder tu amor. Estoy triste porque peleamos. Estoy triste por no estar de acuerdo.

3. Temor: Temo cometer un error. Temo no poder hacer lo que quiero sin perturbarte. Temo compartir mis sentimientos. Temo que me hagas sentir mal. Temo parecer incompetente. Temo que no me aprecies. Temo hablar contigo cuando estas tan perturbada. No sé que decir.

4. Pesar: Siento que te haya lastimado. Lamento no estar de acuerdo contigo. Lamento haberme puesto tan frío. Siento oponerme tanto a tus ideas. Lamento apresurarme a hacer lo que quiero. Lamento no valorar tus sentimientos. No mereces ser tratada de esa forma. Lamento haberte juzgado.

5. Amor: Te amo y quiero solucionar esta situación. Pienso que ahora puedo escuchar tus sentimientos. Quiero apoyarte. Comprendo que herí tus sentimientos. Lamento haber invalidado tus sentimientos. Te amo tanto. Quiero ser tu héroe y no quiero simplemente estar de acuerdo en todo. Quiero que me admires. Necesito ser yo y te apoyo para que seas tu misma. Te amo. Esta vez cuando hablemos mostraré más paciencia y comprensión. Tú lo mereces.

Te amo, Michael

PD. La respuesta que me gustaría escuchar es: “Te amo, Michael. Realmente aprecio que seas un hombre tan cuidadoso y comprensivo. Confío en que podamos solucionar esta situación”.

Una Carta de amor acerca de la frustración y la decepción

Jean le dejó un mensaje a su marido, Bill, donde le pedía que trajera a casa cierta correspondencia importante. Por algún motivo, Bill nunca recibió el mensaje. Cuando llegó a casa sin la correspondencia, la reacción de Jean fue de profunda frustración y decepción. Aunque Bill no tenía la culpa, cuando Jean continuó haciendo comentarios acerca de la importancia que tenía para ella esa correspondencia y de lo frustrada que se sentía, él comenzó a sentirse atacado y culpado. Jean no se daba cuenta de que Bill estaba tomando en forma personal todos sus sentimientos de frustración y decepción. Bill estaba a punto de explotar y de hacerla sentir mal por estar tan perturbada.

En lugar de descargar sus sentimientos defensivos sobre ella y arruinar la noche, decidió sabiamente tomarse diez minutos y escribir una Carta de Amor. Cuando terminó de escribir, regresó con más afecto y abrazó a su esposa diciendo: “Lamento no haberte traído tu correspondencia. Ojalá hubiese recibido el mensaje. ¿Sigues amándome de todos modos?” Jean respondió con mucho amor y aprecio y pasaron una noche maravillosa en lugar de iniciar una guerra fría. La siguiente es la Carta de Amor de Bill:

Querida Jean:

1. Ira: Odio cuando te perturbas tanto. Odio cuando me echas la culpa. Estoy enojado porque te sientes desdichada. Estoy enojado porque no te sientes feliz de verme. Pareciera que nada de lo que hago fuera suficiente. Quiero que me aprecies y que te pongas feliz al verme.

2. Tristeza: Me siento triste porque estas frustrada y decepcionada. Estoy triste porque no eres feliz conmigo. Quiero que seas felíz. Estoy triste porque el trabajo siempre se interpone en el camino de nuestra vida amorosa. Estoy triste porque no aprecias todas las cosas maravillosas que tenemos en nuestra vida. Estoy triste porque no regresé a casa con la correspondencia que necesitabas.

3. Temor: Temo no poder hacerte feliz. Temo que no te sientas feliz durante toda la noche. Temo ser abierto contigo y mostrarme cerrado. Temo necesitar tu amor. Temo no ser lo suficientemente bueno. Temo que te vuelvas en mi contra.

4. Pesar: Lamento no haber traído a casa la correspondencia. Siento que seas tan infeliz. Lamento no haber pensado en llamarte. No quise perturbarte. Quise que te sientas feliz al verme. Tenemos unas vacaciones de cuatro días y quiero que sean especiales.

5. Amor: Te amo. Quiero que seas feliz. Comprendo que te sientas desdichada. Entiendo que necesites cierto tiempo solo para sentirte perturbada. Sé que no estas tratando de hacerme sentir mal. Solo necesitas y un abrazo y un poco de empatía. Lo lamento. A veces no sé que hacer y comienzo a hacerte sentir mal. Gracias por ser mi esposa. Te amo tanto. No tienes porque ser perfecta y no tienes que sentirte feliz. Comprendo que estés perturbada por la correspondencia.

Te amo, Bill

PD. : La respuesta que me gustaría escuchar: “Te amo, Bill. Aprecio todo lo que haces por mí. Gracias por ser mi marido”.

36 comentarios sobre “Dos Cartas de Amor: sobre las discusiones, sobre la frustración y la decepción

  1. el amor es tierno dulce,hermoso y un monton de mas cosas tiernas.pero te deja unaensenanasa qe cuando alguien te deja y a vos te siguen pasando cosas por ella o el nunca se arepientan.se los dice una persona qe lo sabeeee……..y le a `pasado y ensima te rompe el corazon en mil pedasos

    de :una persona misteriosa soy una chica con cosas muyy alocadass y divertidaass

    Me gusta

  2. Pingback: Los secretos de las cartas de amor | Teens
  3. tienes razon el amor es mui bonit kuand es korrezpondid i zi no mejor ai k echarlo al olvido pero ziempre duele i ese chavo no te kiere pork no te zave valorar en serio aki pa lo ke se te ofrezk iio te apoiio kuidate tekiero………….

    Me gusta

  4. el amor es mui bonito kuando es korrespondido i ziii noo es korrespóndido mejor echalo al olvido aunk duela sera mejor jose antonio kiero k zepaz k te kiero ,mucho aunk tu ami nop o kien save

    Me gusta

  5. q buna carta escriviste saves aveses me imagino yo en esa carta yo tengo mucho problemas q aveses pienso q ya no ay solusion al guna y saves ahora estamos separados tenemos casi el mes y me siento muy tranquila x q la verdad lo de nosotros ya era de el diario pelear beno me despido de ti y sigenos escriviendo esas cartas

    Me gusta

  6. ES AMOR …AMOR DEL VERDADERO EL QUE TE NACE DE ADENTRO PARA LOS SERES HUMANOS….INCONDICIONAL….ESE QUE SE PUEDE DAR CON FACILIDAD A LOS HIJOS, PADRES, HERMANOS, NIETOS, ÉTC, ÉTC, ESPERANDO SOLO VERLOS FELICES.

    PERO QUE A LA PAREJA SE LE CONDICIONA….

    Me gusta

  7. El amor es un sentimiento muy fuerte la cual uno siente tanto sentimiento por una persona que uno se cre es corespondido. Hay es cuando llaga la fustracion con uno se da cuenta que uno no es corespondido

    Me gusta

  8. Maravilloso! Me encanto la manera en que esta estructurada las cartas, de esa misma manera es como pasamos un problema, comenzamos con esa ira por la frustracion de no conseguir nuestro objetivo, sentimos tristeza por habernos disgustado con la persona que amamos, temor de que las cosas no se arreglen, pesar por no saber como disculparnos y cuando lo expresamos de alguna manera como lo es en una carta, nos regresa la tranquilidad y expresamos con amor nuestro ultimo deseo. Buenisima estrategia de solucion! Gracias por compartirla 😉

    Me gusta

  9. Las cartas de amor originales nunca caducan. Mucha gente se preocupa pensando que hoy en día ya no se escriben este tipo de cartas. Pero hay que decir que el amor nunca pasa de moda. Las cartas de amor en las que se exprese los sentimientos verdaderos siempre estarán en boga. No sientas rubor ni miedo por lo que pueda pensar nadie. El hecho más importante es atreverse a demostrar lo que se siente.

    2 – No existe una regla que diga que las cartas de amor son exclusivas entre parejas de enamorados. A la hora de expresar los sentimientos, no siempre tiene porqué ser algo romántico. Algunas de las cartas más bellas pueden ser escritas entre un padre y un hijo, entre dos amigos, o incluso entre un nieto y una abuela.

    3 – Quita los prejuicios sobre cómo debe ser escrita una carta de amor. Hemos visto mil veces ejemplos sobre diferentes cartas, cada cual más cursi, y siempre creemos que el propio acto de escribir debe acercarse hacia esos estándares. Pero no es correcto pensar así. Somos libres de redactar nuestras frases como queramos, sin utilizar ningún patrón ni estilo habitual, tal y como vemos en las películas o en los libros románticos. Si queremos mostrar nuestro lado original, podemos escribir utilizando nuestro propio estilo.

    4 – Existe un sistema que permite seguir escribiendo cuando aparece el bloqueo y no sabemos que escribir. Se trata de la técnica tritemporal. Se trata de recordar los momentos del pasado; ya sea la primera vez que se conocieron, los viajes juntos, historias y anécdotas vividas en común. Posteriormente nos centramos en el presente; en cómo nos sentimos ahora, las cosas que nos gustan, su forma de ser, los momentos felices al llegar a casa…. Y por último, podemos buscar inspiración pensando en el futuro; los planes que quedan por hacer, formar una familia, viajar, comprar una casa más grande…

    Cada uno de los 3 momentos temporales pueden ser una muy buena fuente de inspiración para encontrar frases románticas que puedan llegarle al corazón.

    Cartas originales

    5 – Utiliza una hoja a sucio. De esta manera no tienes la presión que se experimenta cuando no puedes confundirte, o el miedo a cometer faltas de ortografía. Únicamente debes limitarte a expresar tus sentimientos de la mejor manera posible, y ya habrá tiempo después para ordenar las ideas y corregir los errores.

    6 – Intenta ser lo más personal que puedas. Que se note que la carta va dirigida a la persona que amas, y que no parezca un escrito estándar que pudiera ser como un comodín válido para cualquier persona. Incluye comentario y detalles específicos que hagan sentirse especial a la otra persona. A veces, es posible incluir citas célebres o poemas de otros autores, pero intenta no abusar de este recurso.

    7 – El tamaño no importa. Cuando se habla realmente desde el corazón, no importa la longitud del texto. Toma el tiempo y el espacio que necesites para expresar todo lo que sientes. Si con unas pocas líneas ya piensas que has terminado, no es necesario que alargues la carta con frases innecesarias o con detalles que no vengan a cuento, solo para que para que parezca que hay más contenido. Dicen que lo bueno, si breve es dos veces bueno. Pero cuando se escribe desde lo más profundo del alma, si además la carta es larga, pues aún mejor.

    8 – No le des tanta importancia a tu letra, al papel o al bolígrafo utilizado. Solamente procura que lo que escribas se entienda claramente. El resto de elementos, pueden mejorar la imagen final, pero solo son complementos. Lo que verdaderamente se valora es el mensaje.

    9 – Puedes realizar la entrega de diversas maneras. Una de ellas consiste en hacer lo que ya casi nadie hace. Enviarla por correo postal ordinario, con su sello y todo. Seguro que es una manera original de sorprender a tu pareja.

    Otros métodos sugieren esconderla en alguna zona del dormitorio: un cajón, bajo la almohada, en el rollo de papel higiénico, entre los pijamas… o también, preparar una bonita cena romántica y dejar la carta bajo el plato.

    10 – No tengas miedo a lo que puedan pensar. Abrirse a los demás nunca es algo que pueda reprocharse. Al contrario, debiera arrepentirse la gente de no hacerlo más a menudo. El verdadero valor está en atreverse a dar estos pasos, y en escribir una carta original que salga verdaderamente del corazón.

    Ideas creativas:

    1 – Cosas que nunca dices: Aprovecha la carta que estás a punto de comenzar a escribir, para decir todo aquello que nunca te has atrevido a decir en persona. Puedes comenzar a escribir sobre lo que piensas acerca de tu pareja, sus cosas buenas y también sus cosas malas. Lo que te gusta y lo que no te gusta. Cómo te hace sentir cada día.

    2 – Cosas que siempre dices: Puedes hacer todo lo contrario al caso anterior, y comenzar a escribir una carta original citando todas esas frases que siempre dices y que forman parte de tu personalidad. Pero el secreto está en adaptarlas y terminarlas siempre orientándolas hacia el amor de tu pareja.

    ¿Otra vez verduras para cenar? Sabes que las odio, pero aún así, tu insistes en cocinarlas. Perdona si me quejo cada noche. Sé que lo haces por cuidar mi salud. Sé que te preocupas por mi.

    Carta original de amor

    3 – Escribe en verso: Esta si que es una carta de amor atrevida, original y difícil. La mayoría de personas rehuyen el reto de escribir en verso. Solo el hecho de comenzar a buscar palabras que rimen les parece un desafío cuesta arriba, complicado, tortuoso y agotador.

    Nuestra recomendación, que escribas un soneto de amor. ¿Te atreves?

    4 – Utiliza las letras de vuestras canciones favoritas. Puedes ir recopilando aquellas canciones que tienen un fuerte significado emocional para vosotros dos, e ir desglosando la letra en sus diferentes frases. Con imaginación y paciencia, es posible crear originales cartas de amor, en las que al leer, te vienen a la memoria cada una de las canciones.

    Puede parecer que es fácil y que no tiene mérito, ya que al final, en la carta no aparece ni una sola palabra escrita por tí. Pero encontrar una buena correlación, que tenga sentido, y que además utilice frases que sean conocidas, es algo que seguramente sabrán valorar.

    5 – Carta de amor humorística: en ocasiones, muchas parejas mantienen una relación amorosa basada en el sentido del humor. Se hacen reír mutuamente, y siempre aprovechan cualquier ocasión para soltar sus chistes malos, o alguna frase tonta que le haga sonreír.

    Si te ves identificado con este tipo de parejas, puedes demostrar tu amor por medio de una carta graciosa, en la que se reflejen tus sentimientos, pero a la vez, que aparezcan pequeños guiños y chascarrillos sobre las cosas que os hacen reír habitualmente

    Le gusta a 1 persona

  10. La indiferencia en el amor: causas más comunes

    ¿Por qué alguien nos trata con indiferencia? Irremediablemente, cuando alguien de nuestro entorno adopta una actitud indiferente hacia nosotros, lo primero que hacemos es formularnos esta pregunta a nosotros mismos e intentar encontrar la respuesta. Las razones pueden ser muy diversas, pero a continuación vamos a enumerar algunos de los motivos más frecuentes por los que una persona puede adoptar una actitud de indiferencia, así podrás intentar comprender a esa persona y saber cómo actuar posteriormente:
    Ausencia de implicación emocional: debemos ser conscientes de que el hecho de que nosotros estemos muy implicados emocionalmente con alguien no significa que esa persona tenga que sentir lo mismo hacia nosotros o que tengamos para ella la misma importancia que tiene ella para nosotros. Es decir, hay personas que pueden mostrarse indiferentes con nosotros por el hecho de que no perciben una conexión afectiva fuerte y, en consecuencia, se muestran distantes e indiferentes.
    Necesita espacio: en ciertos momentos de la vida, las personas necesitan más espacio y disfrutar un poco más de su soledad, lo que les puede llevar a tener una actitud indiferente hacia las personas de su entorno durante un periodo de tiempo determinado. Otra veces puede ser porque simplemente se trata de una persona que por naturaleza es más distante y le cuesta mostrar y expresar sus sentimientos con facilidad.
    Autoprotección: la indiferencia también puede utilizarse como un escudo ante situaciones o actitudes de otras personas que crees que te van a dañar emocionalmente. Para no salir herido, se prefiere tomar distancia y mostrase indiferente.
    Manipulación emocional: de la misma forma que la indiferencia puede utilizarse como escudo, también puede convertirse en una gran arma de manipulación. Cuando en una relación entre dos personas, hay una persona que ejerce el rol de dominante y la otra el de sumisa, es posible que la persona dominante sepa que la otra persona tiende a ceder y, por ello, utilice la indiferencia como un arma de castigo para conseguir sus objetivos.
    Autonegación: hay personas que se muestran indiferentes hacia otras personas en las cuales reconoce cosas de sí mismo que no quiere aceptar.

    Qué hacer y cómo actuar ante la indiferencia de tu pareja

    Si estás preocupada/o porque alguien de tu entorno que te importa está mostrando indiferencia hacia ti y vuestra relación personal ha cambiado, toma nota de los consejos que puedes poner en práctica para intentar resolver esta situación:
    Comunicación: si la persona que se muestra indiferente contigo es importante para ti, lo mejor es que des el paso de hablar con ella y le expliques la situación objetivamente y transmitiéndole tus sentimientos. Hazle saber cómo te hace sentir esa indiferencia de su parte y pídele que te explique cuáles son los motivos que le han llevado a adoptar esta actitud.
    Sé prudente: es aconsejable que lo hagas poco a poco y de manera progresiva para evitar el efecto contrario y que esa indiferencia hacia ti aumente. Ante el alejamiento del otro aumenta la insistencia propia y se produce una comunicación invasiva que lejos de hacer reaccionar a la otra persona del modo en que uno espera, puede hacer que se aleje todavía más.
    No te exijas demasiado: si cuando has notado algún tipo de indiferencia por parte de un familiar o amigo y has puesto de tu parte por expresarle tu interés en saber qué ocurre, sin embargo, sigue respondiéndote con indiferencia y no te da ningún tipo de respuesta para poder solucionar la situación, debes quedarte tranquilo contigo mismo, sabiendo que no puedes hacer más que lo que ya has hecho. Es importante saber como actuar ante una persona indiferente ya que, de este modo, sanarás tus emociones y podrás recuperar tu amor propio.
    Aléjate si no hay solución: finalmente, si después de hablar con esa persona, ves que no hay punto de retorno en vuestra relación y que esta situación te está dañando emocionalmente, ha llegado el momento de alejarte. Es importante que aprendas a relacionarte con aquellas personas para las que tú también eres alguien importante emocionalmente hablando para que, así, te sientas valorado y escuchado.

    Con estos consejos podrás aprender a superar la indiferencia y conseguir sentirte mejor y defender tu dignidad y tu amor propio.

    Cómo actuar ante la indiferencia – Qué hacer y cómo actuar ante la indiferencia de tu pareja
    No actúes igual

    Otro aspecto importante a considerar en la cuestión de cómo actuar ante la indiferencia es el de mantenerte abierto a retomar esa relación en un futuro.

    Si así lo consideras y te sientes mejor contigo mismo, puedes mantener una actitud de apertura para que, si en otro momento, esa persona decide volver a buscarte, puedas retomar el tema pendiente. En ocasiones, las personas tienen etapas y momentos. Una persona puede cerrarse en un momento concreto y darte una explicación de lo ocurrido tiempo después.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s