«Do as you can», dicen los ingleses: haz lo que puedas y quédate tranquilo

tranquilidad abandono.jpgLa verdad sobre uno mismo es la humildad. Por eso es importante amar esta virtud, tan valorada y buscada como el norte de una brújula. La pureza está muy ligada a esta humildad que es el conocimiento propio. Se trata de aceptarse a uno mismo tal como uno es, pero sin limitarse a subsistir, sino al contrario, con un permanente empeño para ser realmente uno mismo, es decir, para llegar a ser lo que Dios espera de nosotros, ni más ni menos. Consiste, pues, en arrancar de nosotros lo que no nos pertenece, lo que nos desfigura: en cada uno conviven al mismo tiempo el buen grano y la cizaña. Jesucristo habla del trigo y de la cizaña que crecen juntos (cf. Mt 13, 24-30); el Papa Francisco comenta que nuestro Dios es paciente: la misma cizaña, el corazón malo, con tantos pecados, puede al final transformarse en buen granoLa frontera entre el bien y el mal recorre el interior de cada persona. Tomar conciencia de esto nos permite evitar el grave error de confundir la vida con un western, donde se enfrentan buenos y malos.

Seguir leyendo “«Do as you can», dicen los ingleses: haz lo que puedas y quédate tranquilo”

La verdad es obstinada y tenaz… Obliga a postrar el entendimiento y a rendir el juicio… Pilato lo intuía y por eso huyó…

flor azulesAnte Pilato, Jesús afirmó haber venido al mundo para dar testimonio de la verdad (Jn 18, 37). Entonces el procurador formuló la pregunta que hubiera podido salvarle: ¿Qué es la verdad? (v. 38)… La verdad es imperiosa y tiránica; es obstinada y tenaz. Obliga al hombre a postrar su entendimiento y rendir su juicio… Pilato lo intuía y por eso, tras retarla con el dardo de su pregunta, huye… Y, por huir de la verdad, quedó esclavo de sus miedos y sus dudas. Por huir de la verdad, acaban muchos vencidos por sus pecados. Pero esa desaforada carrera que elude la verdad se frena en seco ante el muro inexorable de la muerte. Y entonces ¿qué?

Si os mantenéis en mi palabra, conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

La verdad es enemiga de quienes huyen. Pero, para quienes buscamos desesperadamente la Vida, la Verdad es el único amigo que nos libera, porque nos muestra el Camino para hallarla: Cristo.

Tiene algo de misterioso el “abrirse” del alma


abrir-las-puertas-del-almaTiene algo de misterioso el “abrirse” del alma: 

“Se abre el alma a quien se quiere, al amigo íntimo, al hermano. Y se abre el alma, para recibir, cuando menos, interés, comprensión, afecto”. (Javier Echevarría en “Getsemaní”, pg. 72)

Dar consejo al que lo necesite. Una gran obra de misericordia. Pero para lograr un diálogo sincero, un importante elemento requerido y algo olvidado es la confianza total en el que escucha, y  que presupone en éste: total lealtad y discreción absoluta. Generalmente también es necesario un periodo más o menos largo de trato y conocimiento mutuo que puede ir creciendo escalonadamente. Conforme crece la intimidad en el trato y se percibe la sinceridad e interés en el que escucha es más fácil abrirse y pedir consejo. Por eso, otro elemento clave es la perseverancia en el trato, de una manera u otra (cartas, citas, paseos, llamadas…). Seguir leyendo “Tiene algo de misterioso el “abrirse” del alma”

Artículos sobre el SÍNODO DE LA FAMILIA 2015

Listado de algunos de los mejores artículos que he encontrado sobre el reciente Sínodo de la Familia:

SinodoFamilia_LOR_121015

Cristo nos ganó la libertad y dignidad de los hijos de Dios

La pasión, muerte y resurrección de Cristo nos gana la libertad y dignidad de hijos de Dios: esta es la gran dignidad de ser humano: el cristianismo así lo entendió desde el principio.

Por eso, al ver este vídeo sobre la reacción de unos buenos lituanos ante un hombre de color me he acordado de esta verdad cristiana. Al parecer este vídeo está creando una fuerte conmoción en algunos ambientes. A ver que os parece

Papa Francisco a los jóvenes: “no dejéis que la tecnología os distraiga de lo importante”

El Papa aconseja a 50.000 jóvenes monaguillos sobre el uso del tiempo y la libertad. Les animó a organizarse el tiempo y a vivir la libertad para el bien. También les previno a no malgastar el tiempo en el uso de la tecnología que aún siendo algo bueno en sí, puede distraer de lo realmente importante y además hacer perder mucho tiempo.

El Santo Padre, también manifestó en las palabras que dirigió, hoy miércoles, durante el rezo del Angelus, a los que le escuchaban en la plaza de san Pedro, su preocupación por la situación de Irak, así como por el conflicto palestino-israelí, y la epidemia del virus de ébola en Africa. Pidió oraciones por todas estas cuestiones y por su inminente viaje a Corea del sur.

El maestro y el pájaro enjaulado

Ave-descendiendo-en-la-puesta-del-sol-hermoso

Paseaban el maestro y su discípulo por la ciudad y se detuvieron ante una tienda cuyo escaparate estaba repleto de jaulas con pájaros multicolores.
 Tras contemplar unos instantes las aves el maestro preguntó:
– ¿Quién ama más a los pájaros: el que los tiene en una jaula, los cuida, les da de comer, impide que le ocurra ningún mal, o el que los deja en libertad?
El discípulo respondió sin titubear:
– El que los deja en libertad…
Sonrió el maestro y dijo:
– Pero en libertad se han de buscar el alimento y están expuestos a mil y un peligros…
–  -apuntó el discípulo- Pero así son ellos mismos. Existen para ser libres…
Guardó silencio el maestro y luego añadió:
– Lo mismo a hecho Dios con nosotros. Podía tenernos controlados. Procurar que no nos falte nada. Librarnos de todos los peligros. Impedir que sufriéramos… Pero nos ha hecho libres. Hemos de espabilarnos para vivir. Estamos expuestos al sufrimientos y somos capaces de hacer el mal. Y no aceptamos que eso lo ha hecho precisamente porque nos ama… Somos raros los hombres…
Y siguieron paseando por la ciudad…

Hoy en día es la libertad uno de los valores más defendidos y mejor considerados. Parece como si aquellos otros valores clásicos del honor, la honestidad, el heroismo, el servicio o la generosidad, hubieran quedado olvidados  en nuestros días… La libertad sigue estando en primera línea. La historia de arriba intenta dar una explicación acerca del fin de la libertad del hombre: es una participación, un chispazo del Amor de Dios que reverbera  en nuestra alma.