Castidad: el hombre interior

Seguimos con el libro “Amor y desamor. La pureza liberadora” de Guillaume Derville. El autor continua su reflexión sobre el sentido profundo e interior de la castidad.

otoñoEl hombre es un ser de deseos que aspira a la felicidad. Los mandamientos marcan el camino que nos conduce a ese fin. La exacta comprensión de estos mandamientos permite ver en ellos, más que unas reglas arbitrarias, una exigencia de amor inscrita en el corazón del ser humano. Lo que Cristo proclama es una moral viva, ya que, como explica san Juan Pablo II, «el ethos [sentido moral] nos hace entrar en la profundidad de la norma en sí misma y simultáneamente descender al interior del hombre-sujeto de la moral. Para llegar hasta allí no basta quedarse “en la superficie” de las acciones humanas, es necesario penetrar en el interior» [9]. Así, continúa, «además del mandamiento “no cometerás adulterio”, el Decálogo tiene también otro mandamiento: “no desearás la mujer del… prójimo”. En el Sermón de la Montaña, Cristo vincula, en cierto sentido, el uno con el otro: “todo el que mira a una mujer para desearla ya ha cometido adulterio en su corazón”. No se trata tanto de distinguir el alcance de aquellos dos mandamientos del Decálogo, cuanto de poner de relieve la dimensión de la acción interior, a la que se refieren también las palabras: “no cometerás adulterio”» [10]. San Juan Pablo II revela que la casuística del Antiguo Testamento trataba de mantener la prohibición del adulterio, aunque abría la puerta a la posibilidad de escapatorias legales. Seguir leyendo “Castidad: el hombre interior”

Algo de material gráfico en torno al tema: la familia

familia cristianaMe pide un amigo material audio visual y algunos textos básicos sobre el tema de la familia. Así que, aquí va este posible esquema a seguir, por si a alguien más le sirve:

La alquimia del amor (o las 7 reglas de oro para vivir en pareja)

Spring-Sun-Wallpaper-Landscape“En este artículo -escribe el célebre psiquiatra Enrique Rojas-, no regalo los oídos a nadie. El mejor amor es exigente y lo pide todo. Estos siete puntos son una pedagogía del amor hecha con materiales resistentes, firmes, compactos. No hay amor sin cultura. El amor en pareja tiene un alto porcentaje de artesanía psicológica. Pero hay una base que no debemos olvidar: para estar bien con alguien, hace falta estar primero bien con uno mismo. Tener un cierto equilibrio psicológico.Voy a exponer lo que para mí es la alquimia del amor”.

Para leer el artículo completo clickear en: Enrique Rojas – 7 REGLAS DE ORO PARA VIVIR EN PAREJA

Artículos sobre el SÍNODO DE LA FAMILIA 2015

Listado de algunos de los mejores artículos que he encontrado sobre el reciente Sínodo de la Familia:

SinodoFamilia_LOR_121015

El movimiento “acción poética”

avatar_708e95dda154_128Por casualidad me encontré con este original movimiento de “acción poética”: poetas callejeros, gafitis con talento, micropoesias… No se bien como denominarlo, pero parece buena idea cantar al amor verdadero por los muros de las ciudades, no crees?

https://www.youtube.com/watch?v=eTsX60X97HY&rel=0

Sí, quiero [7]: ¿Cómo aman los esposos?

Aquí os dejo con este otro gran tema.

La sexualidad en el matrimonio requiere delicadeza, comunicación y entrega mutua. La castidad conyugal. ¿Qué esta permitido dentro de la castidad conyugal? La sexualidad como apertura a la vida. Origen de la mentalidad anticonceptiva. Métodos naturales y anticonceptivos. Algunos falsos prejuicios hacia los métodos naturales. Seguir leyendo “Sí, quiero [7]: ¿Cómo aman los esposos?”

El bien de los cónyuges, uno de los fines del matrimonio

Tras 56 años de vida matrimonial así definen su relación y sentimientos estos dos encantadores esposos. En efecto, el bien de los cónyuges es uno de los fines del matrimonio. Evidentemente las manifestaciones del amor van cambiando con las edades de la vida, pero siempre permanece ese sentido del bien conyugal que se procuran mutuamente los esposos a lo largo de su vida matrimonial.