Lo más impresionante de esta historia es ver como Kelcie, la novia de Larry, supo estar ahí en esos momentos tan duros. Demostrándole que, aunque sus circunstancias eran lamentables su amor incondicional segía presente. Cuando Larry logra recuperarse hace algo simbólico pero muy bonito para Kelcie, una muestra de su agradecimiento a su entrega incondicional. No quiero ponerme sentimental con este tipo de vídeos pero puede ayudar a entender el noviazgo.

La lámpara de tu ser es tu ojo

Domingo, 22 junio, 2014

382La lámpara de tu cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, tu cuerpo entero tendrá luz; si tu ojo está enfermo, tu cuerpo entero estará a oscuras.

La mirada lo ilumina o lo oscurece todo. San Josemaría solía hacer notar de una manera gráfica y bromeando, la distinta impresión que se tiene de un mismo fenómeno, según se observe con cariño o sin él. Y decía -y perdonadme, porque es muy gráfico- que, del niño que anda con el dedo en la nariz, comentan las visitas: ¡qué sucio!; mientras su madre dice: ¡va a ser investigador!

Efectivamente, según miramos a los demás, así los vemos. Si les miramos con cariño, veremos lo que hay de bueno. Si les miramos con antipatía, nos fijaremos sólo en lo malo… y eso sí, siempre corregido y aumentado. En último término, encontramos en los demás lo que queremos ver en ellos.

No desconfiar de entrada. Estar alerta y prevenidos sí, pero no desconfiar:

A veces se hará necesario un poco de audacia para vencer prejuicios y desconfianzas

Se cuenta de un coreano buen cristiano y con preocupación apostólica que, en Pamplona, se subió a un autobús y vio a un japonés. El Japón y Corea han sido siempre enemigos acérrimos. Pensando en cómo podría entablar conversación con él, se sentó a su lado y le dijo: “Mira, aunque seamos de países tan distintos, para todos estos que están mirándonos, tú y yo, chinos”. 

Quizás aquí, frente a esos prejuicios que parecen inamovibles y determinantes, podríamos añadir aquello que poéticamente expresaba D. Ramón de Campoamor: “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira. Todo lo hace el color del cristal con que se mira”.

Algunas frases del Papa Francisco

Lunes, 24 marzo, 2014

No quiero dejar de empezar la semana con una frase del Papa, como venimos haciendo últimamente:

Papa Francisco - Jorge Mario Bergoglio  dando beso a un bebe

“…dejémonos envolver por la misericordia de Dios; confiemos en su paciencia que siempre nos concede tiempo; tengamos el valor de volver a su casa, de habitar en las heridas de su amor”

La frase fue pronunciada en la homilía de la toma de posesión de la cátedra de Obispo de Roma, el 7 de abril del 2013.

El texto completo aquí: Leer el resto de esta entrada »

Timeo Danaos et dona ferentes

Martes, 23 octubre, 2012

Timeo Danaos et dona ferentes es una frase latina de la Eneida de Virgilio (libro II, 49). Significa «Temo a los dánaos (griegos) incluso cuando traen regalos».

Después de guerrear en las playas de Troya durante nueve años, Calcas introduce a los líderes de los dánaos (griegos) en el famoso «Caballo de Troya». Sin embargo, el sacerdote troyano Laocoonte desconfía de dicho presente, y advierte a los troyanos que no acepten el obsequio, exclamando: Equo ne credite, Teucri! Quidquid id est, timeo Danaos et dona ferentes. («¡No confiéis en el caballo, troyanos! Sea lo que sea, temo a los dánaos incluso si traen regalos»). Los troyanos, a pesar de las advertencias, se confiaron y colocaron ruedas al caballo para introducirlo tras sus impenetrables murallas, dando inicio a una fiesta en la creencia de que la guerra había acabado. Además el observador que habían enviado para verificar la partida de los griegos descubre a la flota oculta en un oscuro puerto, fue descubierto y asesinado. Dentro del caballo se escondía un selecto grupo de soldados, los cuales una vez introducido el caballo en Troya, mientras dormían sus habitantes abrieron las puertas de la ciudad a las fuerzas invasoras y destruyeron la ciudad. Leer el resto de esta entrada »

Ya que estamos con buenos propósitos para este curso que acaba de empezar, ¿qué tal procurarnos una buena ayuda espiritual? La dirección o acompañamiento espiritual es un medio de santidad que ha existido siempre en la Iglesia, aunque su práctica haya tenido mayor o menor extensión según los momentos históricos, y haya asumido diversas modalidades.

Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento hay numerosas referencias a la necesidad de ayuda y consejo para ir adelante en el camino de la santidad. Y por lo que se refiere a la experiencia de la Iglesia pertenece al común sentir como: “Dios ha dispuesto que, de forma ordinaria, los hombres se salven con la ayuda de otros hombres; y así (…), les proporciona también a unos hombres que les guíen hacia esta meta”. Leer el resto de esta entrada »

La lentilla y la hormiga

Jueves, 14 junio, 2012

Aquella joven disfrutaba con sus amigos de una excelente excursión de domingo. La ascensión por la montaña iba bien hasta que, mientras descasaba al borde de una roca, un golpe de cuerda hizo saltar por los aires la lentilla de uno de sus ojos, cayendo hacia el vacío…
Algo inquieta comenzó a pedir al Señor que le ayudase a encontrar su lentilla. Cuando llegó a la cima, un amigo examinó su ojo y su ropa buscando la lente, pero no la pudieron encontrar.

Comenzó el descenso. Al llegar abajo, encontraron un grupo de excursionistas. Uno de ellos les gritó: “¿Alguno de vosotros ha perdido una lente de contacto?”… Bueno, esto ya hubiera sido suficientemente impactante. Pero ¿Sabéis cómo encontró aquel excursionista la lentilla? Gracias al brillo del sol que una hormiga provocaba mientras se movía lentamente cargando la lentilla.
Cuando llegó a su casa y le contó a su padre lo ocurrido, éste le hizo una caricatura en la que se veía a una hormiga cargando con la lentilla mientras iba diciendo: “Señor, no sé por qué Tu quieres que yo cargue esta cosa. No puedo comérmela, y es muy pesada. Pero si eso es lo que Tu quieres que haga, yo la cargaré para Ti.”

***

Puede venirnos bien rezar así de vez en cuando:  “Señor, no sé por qué quieres que yo lleve esta carga.  No veo nada bueno en ello y es bastante pesada.  Pero si Tu quieres que yo la cargue, lo haré”.  Leer el resto de esta entrada »

Siempre que un corazón percibe de algún modo el calor de Cristo, y decide abrirse a esa fuente de alegría para conocerla mejor, entonces, y aunque sea a escondidas, se produce el milagro más sorprendente al que podemos asistir: la acción de la gracia en un alma. Con cierta frecuencia, he tenido la suerte de ser testigo de excepción de ese encuentro de la libertad personal con la gracia de Dios… Quienes hayan tenido esta experiencia saben cuánta alegría genera. Sí, todos podemos -y debemos- facilitar a parientes, amigos, colegas, el encuentro con Dios… Todos podemos aprender a mirarles como los mira Él, a participar de algún modo de la paternidad divina que cuida de cada uno de sus hijos. (Cfr.Basta una cebolla) Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 606 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: