Más sobre los brillos divinos

Ya hemos contado como empezó aquello de los brillos divinos. Pero si abrimos bien, por la fe, los “ojos del corazón” (Ef, 1, 18), y hacemos oídos atentos a las inspiraciones del Espíritu Santo, no es tan difícil encontrar esos brillos que reverberan en las realidades de nuestro acontecer diario. A veces pensamos que se trata de momentos mágicos o especiales. No tiene porque […]

Leer más Más sobre los brillos divinos