Vida contemplativa

Dios Padre nos concede que seamos vigorosamente fortalecidos por la acción de su Espíritu en el hombre interior, que Cristo habite por la fe en nuestros corazones y que quedemos arraigados y cimentados en el amor (Ef 3,16-17). En efecto, la inhabitación de la Santísima Trinidad en el alma en gracia nos facilita ser contemplativos: […]

Leer más Vida contemplativa