El peculiar crecimiento del bambú

El hecho es conocido y existe en la red abundantes referencias. Es una alegoría magnífica para la oración de petición, y también para este el año de la fe Efectivamente, sucede algo muy curioso con algunas variedades del bambú (Bambusoideae), que lo transforma en no apto para impacientes: Siembras las semilla, la abonas y te […]

Leer más El peculiar crecimiento del bambú

“El mundo es redimido por la paciencia de Dios, y destruido por la impaciencia de los hombres”

Siempre que un corazón percibe de algún modo el calor de Cristo, y decide abrirse a esa fuente de alegría para conocerla mejor, entonces, y aunque sea a escondidas, se produce el milagro más sorprendente al que podemos asistir: la acción de la gracia en un alma. Con cierta frecuencia, he tenido la suerte de […]

Leer más “El mundo es redimido por la paciencia de Dios, y destruido por la impaciencia de los hombres”

Así rezan las mujeres (humor)

Me envía un familiar (mujer por cierto), esta graciosa oración. A ver qué os parece a vosotros: Señor: Te pido SABIDURÍA para entender a este hombre. Te pido PACIENCIA para soportarlo, BONDAD para tratarlo. Te pido AMOR para perdonarlo; y no te pido FUERZAS, Señor… No te pido FUERZAS, porque si me las das, ¡es […]

Leer más Así rezan las mujeres (humor)

“Si Dios eligiese una planta para representarle, yo creo que elegiría entre todas ellas el cactus”

Os transcribo este tesoro literario que guardaba traspapelado de hace años. Había visto la película “La fuerza de uno”, basada en la novela “La potencia de uno” de Brice Courtenay, y me había gustado. Es una auténtica historia de superación personal. En un momento dado, el protagonista de la película recuerda como el profesor Von Vollensteen, […]

Leer más “Si Dios eligiese una planta para representarle, yo creo que elegiría entre todas ellas el cactus”

Veamos lo que trae el tiempo

Acabo de leer este relato chino en la red. A ver que os parece. Había una vez un campesino chino, pobre pero sabio, que  trabajaba la tierra duramente con su hijo. Un día el hijo le dijo: -Padre, ¡que desgracia! Se nos ha escapado el caballo. -¿Por qué le llamas desgracia? -respondió el padre-, veremos […]

Leer más Veamos lo que trae el tiempo