La esperanza grande del Cielo, se encuentra en la esperanza de lo cotidiano

La esperanza grande está ahí: la esperanza del Cielo se hace presente de algún modo en la pequeña esperanza de cada día, de cada instante. Es lo que san Juan Pablo II llama «la esperanza de lo cotidiano»…: «El hombre y la mujer, unidos en matrimonio, deben emprender cotidianamente la tarea de mantener indisolublemente unida […]

Leer más La esperanza grande del Cielo, se encuentra en la esperanza de lo cotidiano

La ira no siempre es mala

Aliviará tu conciencia saber que existe una diferencia entre el sentimiento de ira y el pecado de ira. Más de una vez sentirás el enfado o la impaciencia provocados por otros, o te verás tentado a responder con acritud, o te arrastrará el rencor interior hacia alguien. Estos sentimientos no son pecado si evitas que […]

Leer más La ira no siempre es mala

La irritabilidad es una debilidad del carácter que nos hace ser antipáticos, bruscos y descorteses

La ira puede ser un pecado venial o mortal. La ira es un pecado mortal si tus sentimientos de descontento derivan en pasión y escapan al control de la razón. El pecado mortal de ira consiste en el deseo deliberado o en la intención de infligir un grave perjuicio a alguien o de verle gravemente dañado. […]

Leer más La irritabilidad es una debilidad del carácter que nos hace ser antipáticos, bruscos y descorteses

La ira puede destruir la paz de un buen día, herir a quien más quieres o romper una larga amistad

La ira es un sentimiento desordenado de desagrado ante una ofensa real o hipotética que mueve a desear el castigo del ofensor. Tu ira es desordenada cuando la corrección o la pena que aplicas están motivadas por la pasión y la furia. Puede ser, por ejemplo, que dirijas a otro ásperas palabras no con afán […]

Leer más La ira puede destruir la paz de un buen día, herir a quien más quieres o romper una larga amistad

La fe

Una vez todos los aldeanos decidieron orar por lluvia. Se reunieron en la plaza, pero solo un niño llevaba paraguas. Eso es la fe.

Leer más La fe

Ser celoso no siempre es malo…

Los celos no son necesariamente malos, sino perfectamente legítimos cuando se trata de la defensa de tus derechos, la cual, siempre que esté bien dirigida y se mantenga en sus justos límites, puede ser incluso un deber. No es malo ser celoso de nuestros derechos y de nuestra autoridad cuando estos nos corresponden. Tienes obligación […]

Leer más Ser celoso no siempre es malo…

La envidia es la única pasión que conlleva solo dolor y ninguna recompensa

Por lo general la envidia trastoca la vida en común. Vuelve al hijo contra el padre, al hermano contra el hermano, al prójimo contra el prójimo y a una nación contra otra. Destruye la fraternidad, mina las relaciones de negocios y pone trabas a la reconciliación. Es una de las principales fuentes de malentendidos, críticas, […]

Leer más La envidia es la única pasión que conlleva solo dolor y ninguna recompensa