Benedicto XVI, continuando su catequesis sobre la oración, va empezar una nueva serie sobre la oración en el libro de los Hechos de los Apóstoles y en las Cartas de san Pablo. Ha sido la figura orante de María, según aparece en el libro de los Hechos -cuando espera junto a los apóstoles la venida del Espíritu Santo-, la que ha captado la atención de esta primera reflexión del Pontífice:  “con María inicia la vida terrena de Jesús, y con ella comienzan también los primeros pasos de la Iglesia. (…) Ella siguió con discreción todo el camino de su Hijo durante la vida pública hasta los pies de la cruz, y ahora acompaña, con una oración silenciosa, el camino de la Iglesia”.

Las etapas del itinerario de María desde la casa de Nazareth hasta el cenáculo de Jerusalén “están marcadas por la capacidad de mantener un perseverante clima de recogimiento para meditar todos los acontecimientos en el silencio de su corazón, ante Dios. La presencia de la Madre de Dios con los once, después de la Ascensión, (…) asume un valioso significado, porque con ellos la Virgen comparte lo más precioso: la memoria viva de Jesús en la oración”.  Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 523 seguidores

%d personas les gusta esto: