La flor mas bella

Sábado, 2 marzo, 2013

Me llega una de esas historias que circula por la red. Aquí va:
Se cuenta que allá para el año 250 a.C., en la China antigua, un príncipe de la región norte del país estaba por ser coronado emperador, pero de acuerdo con la ley, debía casarse. Para solucionar esta situación el príncipe anuncio que recibiría en una celebración especial a todas las pretendientes y lanzaría un desafío. Una anciana que servía en el palacio hacia muchos años, escuchó los comentarios sobre los preparativos. Sintió una leve tristeza porque sabia que su joven hija amaba sinceramente al príncipe.
Al llegar a la casa y contar los hechos a la joven, se asombro al saber que ella quería ir a la celebración. Sin poder creerlo dijo: -“Hija mía, ¿que vas a hacer allá? Todas las muchachas más bellas y ricas de la corte estarán. Elimina esa idea insensata de la cabeza. Sé que debes estar sufriendo, pero no hagas que el sufrimiento se vuelva locura.” 
Y la hija respondió: -”No, querida madre, no estoy sufriendo y tampoco estoy loca. Es probable no me escoja pero es mi oportunidad de estar por algunos momentos cerca del príncipe. Esto me hará feliz.”
Por la noche la joven llegó al palacio donde estaban las muchachas mas bellas, con bellas ropas y costosas joyas.
Entonces, el príncipe anunció el desafío: -“Daré a cada una de ustedes una semilla. Aquella que me traiga la flor más bella dentro de seis meses será escogida por mí, como esposa y futura emperatriz de China.”
La propuesta del príncipe seguía las tradiciones de aquel pueblo, que valoraba mucho la especialidad de cultivar algo, sean costumbres, amistades, relaciones, etc. Leer el resto de esta entrada »

Por ser vos quien sois, Bondad infinita

Jueves, 22 noviembre, 2012

Por un momento aplícate personalmente estas palabras: ¡Si al menos tú comprendieras en este día lo que conduce a la paz! Pero no: está escondido a tus ojos. Al divisar a lo lejos Jerusalén, Cristo lloró mientras pronunciaba estas palabras. Pero de algún modo, las podemos aplicar a cada de nosotros cada vez que le abandonamos por la sensualidad, la pereza o comodidad, y en fin, por la dificultad de resistir la presión del ambiente. Vamos, tú y yo, a alegrarle hoy el día a Jesús con nuestra lucha por serle fieles.

Puede ser de gran ayuda para convertirnos, contemplar el rostro de Jesús entristecido por nuestra mala conducta. De hecho los que no lo hacen son aquellos que se abandonan a los placeres de este mundo y huyen de pensar en estas cosas para no turbar sus pequeños goces y gustos egoístas. Pero recuerda que la escoria de los egoísmos es la tristeza. Nosotros vamos a ser felices ya desde ahora, sabiendo que la felicidad del Cielo es continuación de la de la tierra. Leer el resto de esta entrada »

Así reza el salmo 113:  “No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu nombre da la gloria”…  Este Salmo es el que se canta (ver vídeo abajo) en el momento cumbre de la película “Enrique V”, adaptación extraordinaria de Keneth Branagh a la obra de Shakespeare. Tras vencer a los franceses en la batalla de Agincourt, y con el campo de batalla aún sembrado de cadáveres, se procede al recuento de bajas. Los franceses han tenido 25.000 bajas. Los ingleses, en cambio… 25. Tal desproporción se presenta como algo disparatado. Es un triunfo sin precedentes. Uno pregunta al Rey si será lícito gloriarse de semejante batalla. Enrique V, entonces, dice: “que nadie en Inglaterra se gloríe de esta victoria sin decir que Dios luchó a nuestro favor”. Acto seguido, ordena que se recojan los cadáveres mientras se canta el “non nobis”, que resulta especialmente sobrecogedor en aquellas circunstancias:

La lucha de la mariposa

Martes, 25 octubre, 2011

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder ver a la mariposa cuando saliera del capullo. Un día vio que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo que la mariposa luchaba por poder salir de capullo.

El hombre vio que forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño orificio en el capullo , hasta que llego un momento en el que pareció haber cesado  de forcejear, pues  aparentemente no progresaba en su intento. Pareció que se había atascado. Entonces el hombre, en su bondad, decidió ayudar a la mariposa y con una pequeña tijera cortó al lado del orificio del capullo para hacerlo más grande y así fue que por fin la mariposa pudo salir.

Sin embargo al salir la mariposa tenía el cuerpo muy hinchado y unas alas pequeñas y dobladas.

El hombre continuó observando, pues esperaba que en cualquier instante las alas se desdoblarían  y crecerían lo suficiente para soportar al cuerpo, el cual se contraería al reducir lo hinchado que estaba. Ninguna de las dos situaciones sucedieron y la mariposa solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpecito hinchado y sus alas dobladas…  Nunca pudo llegar a volar.

Lo que el hombre en su bondad y apuro no entendió, fue que la restricción de la apertura del capullo y la lucha requerida por la mariposa, para salir por el diminuto agujero, era la forma en que la naturaleza forzaba fluidos del cuerpo de la mariposa hacia sus alas, para que estuviesen grandes y fuertes y luego pudiese volar. Leer el resto de esta entrada »

Ramón J. Sender

Ramón J. Sender: Requiem por un campesino español, Ed. Destino, Barcelona 1977.

La obra literaria: se trata casi de una narración, apenas llega a ser una novela corta y tampoco parece un ejemplo de arte literario. Podría encuadrarse dentro del realismo español tradicional, costumbrista o social. Los rasgos líricos son comunes a casi todos los escritores de la primera parte del siglo XX.

La técnica: contrapunteado del presente estático y de un pasado que es la anécdota principal del libro. El sacerdote Mosén Millán espera en la sacristía a los fieles para la Misa de Requiem del campesino español, Paco el del Molino. En ese silencioso esperar de la sacristía se recuerdan, paso a paso, los escalones vitales que conducen a la muerte del campesino.

El argumento: es casi lo que se acaba de relatar. El pueblo en el que sucede la acción tiene unos territorios que pagan a un lejano duque. Paco-niño será monaguillo de Mosén, y, muy pronto, manifestará una singular preocupación por el sufrimiento de los pobres: esta piedad infantil será después ímpetu revolucionario contra el duque y los cabecillas fascistas que persiguen a los republicanos que derrocaron a la monarquía.

Momento histórico: La acción, pues, transcurre a lo largo de la Monarquía de Alfonso XIII, la República y el Levantamiento con los asesinatos; uno de ellos es el de Paco. Leer el resto de esta entrada »

Hacer de la necesidad, virtud

Miércoles, 6 julio, 2011

ajedrez de pueblo

Una noche los ladrones desvalijaron una tienda de ropa de moda. El dueño, hombre emprendedor y buen negociante, al día siguiente del robo, mandó colocar un cartel, en un lugar bien visible. Decía así: “Los ladrones también prefieren vestirse aquí”.

Donde mejor se hace palpable la grandeza y valía de una persona es, precisamente, en la adversidad, en la desgracia, en la desdicha. En su modo de reaccionar se descubre su fortaleza y su capacidad para resistir, condición necesaria para acometer las medidas necesarias posteriormente.

¿Cómo reacciono ante las dificultades? Hay gente que ante la dificultad se arruga. A otros la dificultad les estimula. La persona se forja en la lucha. Ña lucha es la escuela del honor y de la dignidad. Y el campo real de nuestra lucha, el que tenemos a nuestro alcance, y que hemos de saber aprovechar, es el de las pequeñas dificultades y contrariedades de cada día.

Benedicto XVI, prosiguiendo con las catequesis sobre la oración, habló ayer miércoles 25 de mayo en la audiencia general del patriarca Jacob y su lucha con el desconocido en la cañada de Yabboq. La Biblia, explicó el Papa, describe a Jacob como un hombre astuto que ha conseguido las cosas con el engaño. Pasado un tiempo, Jacob, se plantea volver a su tierra y enfrentarse a su hermano, al que le quitó la primogenitura. Espera la noche para pasar con seguridad un vado, pero algo imprevisible sucede; alguien le sale al encuentro, sin que él pueda prevenirse. Todo el relato nos plantea su lucha, que no tiene un vencedor claro, dejándonos al rival en el misterio. “Sólo al final, cuando la lucha ha terminado y ese “alguien” se ha ido, Jacob lo nombrará y podrá decir que ha luchado con Dios”. Leer el resto de esta entrada »

El que alimentes

Lunes, 30 agosto, 2010

Se trata de uno de esos bonitos relatos que andan por la red referente al bien y al mal que hay en todos nosotros, el relato parece que es anónimo.

Un abuelo estaba teniendo una charla con sus nietos acerca de la vida. Él les dijo:
- ¡Una gran pelea está ocurriendo dentro de mí!… ¡Es entre dos lobos! Uno de los lobos es maldad, temor, ira, envidia, dolor, rencor avaricia, arrogancia, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, orgullo,egolatría, competencia, superioridad.

- ¿Y el otro? – preguntó, un poco temeroso, uno de los nietos

- El otro es Bondad, Alegría, Paz, Amor, Esperanza, Serenidad, Humildad, Dulzura, Generosidad, Benevolencia, Amistad, Empatía, Verdad, Compasión y Fe. Y añadió el abuelo tas un breve silencio: -Esta misma pelea está ocurriendo dentro de vosotros y dentro de todos las personas.
Y uno de los niños le preguntó impaciente a su abuelo: - ¿Y cuál de los lobos crees que ganará?”
El abuelo respondió, simplemente… – EL QUE ALIMENTES

¿Qué es la “voluntad propia”?

Sábado, 17 abril, 2010

En Oriente se apreciaba mucho la vida eremítica, en soledad. Pero el derecho canónico no permitía a los monjes seguirla al principio sino tras diez años de vida en la comunidad del monasterio. Como motivación se daba que el monje primero tenía que liberarse de la voluntad propia. Y por eso se inventaban diversos ejercicios para los principiantes con el fin de «romper su voluntad», para liberarlos del propio querer o no querer, de los propios deseos.

Se comprende que hoy nos escandalice ese método educativo… Pero la experiencia nos enseña que muchos equívocos proceden de los diferentes significados que se dan a la misma palabra. Y de los equívocos nacen también los errores. Por eso, conviene fijar bien, antes de nada, el contenido de las palabras. ¿Qué quiere decir, en ascética, «voluntad propia»? Leer el resto de esta entrada »

Dios sabe cuándo es tiempo de intervenir

Miércoles, 14 abril, 2010

Y entonces Dios interviene. Pero interviene en su momento concreto: Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Efectivamente, el “alba” en la Biblia indica con frecuencia el momento de intervenciones extraordinarias de Dios. En los misteriosos designios de su sabiduría, Dios sabe cuándo es tiempo de intervenir. Y a la invitación de Jesús:  Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis, ellos obedecieron sin dudar y pronta fue su recompensa: por la abundancia de peces no tenían fuerzas para sacar la red“, la misma red que había estado vacía toda la noche estaba ahora llena. Por eso, Señor, no desanimarse, seguir trabajando, no perder el norte y esperar el momento de gracia del Señor. Dios sabe cuándo es tiempo de intervenir. Concluye Benedicto XVI: “La página evangélica que acabamos de escuchar, por una parte, nos recuerda que debemos comprometernos en las actividades pastorales como si el resultado dependiera totalmente de nuestros esfuerzos. Pero, por otra, nos hace comprender que el auténtico éxito de nuestra misión es totalmente don de la gracia.”

Una última cosa: Aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice a Pedro:  “Es el Señor” . Ya sabéis que vivo en Palencia, y al leer esta frase recordé que el beato Manuel González García, obispo de Palencia, dejó escrito en su epitafio, bajo el altar de la catedral, la frase:  “¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No lo dejéis abandonado!”. Vamos a cuidar con amor y afecto la Eucaristía estos día.

La anterior anécdota requiere hacer un poco de historia. Al poco tiempo de estrenar su ministerio sacerdotal fue enviado por sus superiores a predicar una misión en Palomares del Río (Sevilla). Nada más llegar, fue directamente al Sagrario en busca de fuerzas para llevar a cabo con éxito la tarea pastoral encomendada. El propio Don Manuel ha dejado por escrito la dolorosa impresión que recibió en ese instante: “¡Qué esfuerzos tuvieron que hacer allí mi fe y mi valor para no volver a tomar el burro que aún estaba amarrado a los aldabones de la iglesia y salir corriendo para mi casa. Pero no huí. Allí me quedé un rato largo y allí encontré mi plan de misión y alientos para llevarlo a cabo. Allí, de rodillas ante aquel montón de harapos y suciedades, mi fe veía, a través de aquella puertecilla apolillada, a un Jesús tan callado, tan paciente, tan desairado, tan bueno, que me miraba… De mí sé decir que aquella tarde, en aquel rato de sagrario, yo entreví para mi sacerdocio una ocupación en la que antes no había soñado: ser cura de un pueblo que no quisiera a Jesucristo, para quererlo yo por todo el pueblo; emplear mi sacerdocio y cuidar a Jesucristo en las necesidades que su vida de sagrario le han creado, alimentarlo con mi amor, calentarlo con mi presencia, entretenerlo con mi conversación, defenderlo contra el abandono y la ingratitud…”

Madre ayúdanos en el camino de la santidad, especialmente cuando resulta difícil.  Que podamos ser “Testigos de esto somos nosotros y el Espíritu Santo, que Dios da a los que le obedecen”. Sí, somos testigos de los prodigios que Dios obra en “los que le obedecen”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 522 seguidores

%d personas les gusta esto: