Domingo, 1 septiembre, 2013

Nuestra Señora de Soufanieh Damasco, SiriaDurante el rezo del Ángelus de hoy domingo, el Papa Francisco ha proclamado el próximo sábado, 7 de septiembre, víspera de la Natividad de la Virgen María, día de ayuno y oración en toda la Iglesia para pedir por la paz en Siria.

Reina de la paz, ruega por nosotros!

Así reza el salmo 113:  “No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu nombre da la gloria”…  Este Salmo es el que se canta (ver vídeo abajo) en el momento cumbre de la película “Enrique V”, adaptación extraordinaria de Keneth Branagh a la obra de Shakespeare. Tras vencer a los franceses en la batalla de Agincourt, y con el campo de batalla aún sembrado de cadáveres, se procede al recuento de bajas. Los franceses han tenido 25.000 bajas. Los ingleses, en cambio… 25. Tal desproporción se presenta como algo disparatado. Es un triunfo sin precedentes. Uno pregunta al Rey si será lícito gloriarse de semejante batalla. Enrique V, entonces, dice: “que nadie en Inglaterra se gloríe de esta victoria sin decir que Dios luchó a nuestro favor”. Acto seguido, ordena que se recojan los cadáveres mientras se canta el “non nobis”, que resulta especialmente sobrecogedor en aquellas circunstancias:

En Asís el pasado 27 de octubre, el Papa entre otras cosas emplazó a las religiones a rechazar explícitamente la violencia por motivos religiosos. Benedicto XVI asumió esa responsabilidad, por parte de los cristianos, y dijo claramente: “sí, también en nombre de la fe cristiana se ha recurrido a la violencia en la historia. Lo reconocemos llenos de vergüenza. Pero es absolutamente claro que éste ha sido un uso abusivo de la fe cristiana, en claro contraste con su verdadera naturaleza”. La cuestión ahora –aunque el Papa no lo formula así- es si otros seguirán esos pasos: en definitiva, si verdaderamente todas las religiones excluyen de raíz la violencia.

En su viaje del mes pasado a Alemania, el Papa había dicho que los ateos que no encuentran paz con motivo de la “cuestión de Dios” están más cerca del Reino de Dios que los fieles “rutinarios”. Ahora en Asís el Papa hizo casi un elogio de aquellos a quienes “no se les ha dado el don de la fe” pero “buscan la verdad”. Son personas que no solo no afirman que Dios no exista sino que “sufren con motivo de su ausencia” y, al buscar lo verdadero y lo bueno, están interiormente en camino hacia Dios.  Con esa actitud, “despojan a los ateos combativos de su falsa certeza, con la que pretenden saber que no hay un Dios” (resulta difícil no pensar aquí en los “ateos profesionales”, altamente mediáticos en los últimos años).

Benedicto XVI en Asís condena el uso de la religión con fines violentos

Leer el resto de esta entrada »

Encontrarás dragones

Miércoles, 23 marzo, 2011

Te hago una sugerencia cinematográfica que no te va a defraudar: Encontrarás dragones, del célebre cineasta Roland Joffé, que se estrena en España el viernes que viene.

“Tras dos excelentes películas -Los gritos del silencio y La misión-, Roland Joffé vio cómo su carrera se desinflaba progresivamente. Ha vuelto a alzar el vuelo con este arriesgado film, que aborda la figura de un personaje histórico, el fundador del Opus Dei, cuya vida discurre paralela a la de otro personaje creado para la ocasión, Manolo Torres, que habría sido buen amigo de la infancia. Tal recurso y el de la indagación periodística sirven para deslizarse del presente al pasado, y reflexionar sobre las distintas reacciones que se pueden dar a las situaciones duras que trae consigo la vida. Pueden entonces alzarse los “dragones” -feliz y hermosa expresión de Joffé, destinada a perdurar en el imaginario colectivo- que conducen a una espiral de odio y violencia, o ser dominados éstos por una respuesta basada en el amor y el perdón, respaldada por las convicciones religiosas.
La película, de indudable tirón popular y amplio lienzo épico que se nota en su esfuerzo de producción, tiene el mérito de no tratar de ajustar cuentas guerracivilescas, aquí la dialéctica de vencedores y vencidos brilla por su ausencia, no se entra a ese trapo. Tenemos en cambio los dramas personales, y el pensamiento de que hay que procurar ponerse en la posición del otro. Aunque pueda reprocharse alguna situación folletinesca -especialmente en los pasajes de los milicianos republicanos-, domina la emoción pura y dura, una narración vibrante, que conduce al catártico e impactante desenlace.” (Fuente)
Que la disfrutes.

 

Tragedia en Nigeria

Viernes, 12 marzo, 2010

mezquita en la ciudad de Jos

El pasado fin de semana (6-7 de marzo) más de un centenar de habitantes de aldeas cristianas murieron a machetazos y quemados en ataques perpetrados por ganaderos musulmanes contra agricultores cristianos en el centro de Nigeria, una zona que es escenario de enfrentamientos religiosos y étnicos. Los ataques, coordinados según los testigos, tuvieron lugar la noche del sábado pasado en tres aldeas al sur de Jos, capital del estado de Plateau.
Todas las fuerzas de seguridad de Plateau y de los estados aledaños se encuentran en estado de alerta máxima desde el domingo pasado por orden del presidente interino, Goodluck Jonathan.
Unos habitantes citados por el diario nigeriano The Guardian
dijeron que cientos de cuerpos yacían sobre las calles el domingo después del ataque. El ataque fue cometido por ganaderos de la etnia fulani, contra los berom, una etnia sedentaria que profesa la fe cristiana. (Fuente: AFP). En este vídeo se cuenta como ocurrió por algunos de los supervivientes.

Existen varios factores causantes de esta violencia. Corresponsales indican que son la pobreza y el acceso a los recursos -como la tierra-, la raíz de la violencia. Sin embargo, también entran en juego divisiones religiosas, étnicas, políticas y económicas, que coinciden y se refuerzan a sí mismas en el área.  El drama está en que desde 2001, más de 2.000 personas han muerto producto de la violencia entre estas comunidades del estado de Plateau.

Vionecia en Nigeria

Jos, la capital de Plateau, está dividida en áreas musulmanas y cristianas. ¿Porqué los dos grupos no pueden convivir pacíficamente? Al parecer, en Nigeria, el poder político es visto como una manera de ganar dinero, tanto para uno mismo como para la comunidad a la que se pertenece. Cerca del 80% del Producto Interno Bruto (PIB) nigeriano pasa a través de los gobiernos locales y estatales. Así que los políticos sin escrúpulos hacen a menudo todo lo posible para ser elegidos y permanecer en el poder, llegando a provocar enfrentamientos religiosos o étnicos y expulsando de sus hogares a grupos que apoyan a candidatos rivales para que no puedan votar.

A lo anterior hay que añadir que el sistema establecido en Nigeria divide a las personas entre “indígenas” y “colonos”. Los musulmanes de habla hausa han estado viviendo en Jos durante décadas -llegaron cuando Nigeria aún era una colonia británica- pero todavía son clasificados como “colonos”. Ello les impide acceder a ciertos cargos en el gobierno estatal y el estado al parecer no les paga la educación, lo que hace que se sientan discriminados. Algunos musulmanes creen que la única manera de cambiar las cosas es mediante la violencia.

Un último elemento. La lucha de poder a nivel nacional empeora la situación. En el 2004 el gobierno federal tomó la medida -sin precedentes- de echar al gobernador del estado, Joshua Dariye, por no haber hecho lo suficiente para frenar la violencia religiosa. Por el momento no se ha adoptado una medida similare con el actual gobernador. El hecho de que en este momento actual haya una lucha de poder a nivel nacional entre los seguidores del presidente Umaru Musa Yar’Aduac y los del presidente interino Goodluck Jonathan complica todavía más la situación. Además, el año próximo deben celebrarse elecciones nacionales, lo que hace más difícil que el gobierno federal adopte medidas contundentes para frenar la violencia, ya que temen alienar a grupos políticos importantes.

Restaurant in Jos- Nigeria

Tras lo brotes de violencia del pasado enero, grupos de defensa de los derechos humanos advirtieron que la violencia no terminará hasta que no se tomen medidas contra quienes la fomentan; estas organizaciones hicieron un llamado a la Corte Penal Internacional para que investigase lo sucedido.



Añado esta trágica noticia de última hora:

CASTEL GANDOLFO, jueves, 21 de agosto de 2008 (ZENIT.org).- Benedicto XVI expresó este jueves, en un telegrama hecho público por la Santa Sede, sus condolencias a las víctimas del accidente aéreo que tuvo lugar ayer en el aeropuerto de Barajas (Madrid, España). En este accidente, el más grave de los últimos 25 años en este aeropuerto, han perdido la vida 153 personas, y otras 19 han recibido graves heridas. En el telegrama, dirigido al arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Antonio María Rouco, y firmado por el secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, el Papa se muestra “profundamente apenado” por la tragedia. El cardenal Bertone pide al cardenal Rouco que “tenga la bondad de hacer llegar el sentido pésame de Su Santidad a los familiares de los fallecidos, junto con expresiones de cercanía espiritual, viva solicitud y deseo de un pronto y total restablecimiento de los heridos en el lamentable percance”. El Papa “imparte de corazón la confortadora Bendición Apostólica, como signo de consuelo y esperanza en el Señor resucitado”, concluye el mensaje.

Ayer, miércoles 20 de agosto, desde Castel Gandolfo, Benedicto XVI pronunció su habitual audiencia general. Esta vez recordó a los santos de estos días: san Juan Eudes, san Bernardo de Claraval, san Pío X, Santa María Virgen Reina y santa Rosa de Lima. Nos propone aprovechar el tiempo de vacaciones para leer alguna vida de santos:

El periodo de las vacaciones constituye ciertamente un tiempo útil para repasar la biografía y los escritos de algunos santos o santas en particular, pero cada día del año nos ofrece la oportunidad de familiarizarnos con nuestros patronos celestiales. Su experiencia humana y espiritual muestra que la santidad no es un lujo, no es un privilegio de unos pocos, una meta imposible para un hombre normal; en realidad, es el destino común de todos los hombres llamados a ser hijos de Dios, la vocación universal de todos los bautizados. La santidad se ofrece a todos; naturalmente no todos los santos son iguales: son de hecho, como he dicho, el espectro de la luz divina. Y no es necesariamente un gran santo el que posee carismas extraordinarios. Muchos de sus nombres sólo Dios los conoce, porque en la tierra han llevado una existencia aparentemente normalísima. Y precisamente son estos santos “normales” los santos que Dios habitualmente quiere. Su ejemplo testifica que, sólo cuando se está en contacto con el Señor, se llena uno de su paz y de su alegría y de este modo es posible difundir por todas partes serenidad, esperanza y optimismo. Considerando precisamente la variedad de sus carismas, Bernanos, gran escritor francés que siempre estuvo fascinado por la idea de los santos -cita a muchos en sus novelas- destaca que “cada vida de santo es como un nuevo florecimiento de primavera”. ¡Que esto nos suceda también a nosotros! ¡Dejémonos atraer por la fascinación sobrenatural de la santidad! ¡Que nos obtenga esta gracia María, la reina de todos los santos, madre y refugio de los pecadores!

Durante estos días pasados Benedicto XVI también se ha referido a la dramática situación en Georgia, la plaga del racismo, los numerosos accidentes de carretera durante el verano y el recuerdo conmovedor del obispo de Bressanone.

Texto completo de la audiencia aquí: Leer el resto de esta entrada »

Benedicto XVI desde el lunes pasado, 11 de agosto, por la tarde, ya está en Castelgandolfo, donde permanecerá hasta el final de su tiempo de descanso. Este domingo pasado, 10 de agosto, el Papa mostró su preocupación y tristeza por las noticias que llegan desde Georgia, y ha dirigido al final del Ángelus de este domingo, una palabras de aliento a la población de Osetia del Sur:

“Son motivo de profunda angustia las noticias, cada vez más dramáticas, de los trágicos sucesos que se están verificando en Georgia y que, a partir de la región de Osetia meridional, ya han causado muchas víctimas inocentes y obligado a un gran número de civiles a dejar las propias casas. Es mi deseo que cesen inmediatamente las acciones militares y que se abstengan, en nombre de la herencia común cristiana, de ulteriores enfrentamientos violentos, que puedan degenerar en un conflicto todavía mayor; y que en cambio se retome el camino de la negociación y del diálogo respetuoso y constructivo, evitando de este modo más sufrimiento a esa querida población”. Tras este llamamiento, Benedicto XVI ha invitado a toda la comunidad internacional y a los países más influyentes en la situación actual, “a cumplir todos los esfuerzos necesarios para apoyar y promover iniciativas dirigidas a alcanzar una solución pacífica y duradera, en favor de una convivencia respetuosa. Junto a nuestros hermanos ortodoxos recemos intensamente por estas intenciones, que confiamos con esperanza a la intercesión de la Virgen María, madre de Jesús, y a todos los cristianos”.

Ese mismo domingo, y como despedida, Bressanone otorgó la ciudadanía honoraria al Santo Padre, como muestra de la profunda gratitud hacia el Papa que durante 30 años la ha elegido como ciudad para su reposo estivo. Benedicto XVI, que mantiene una relación especial con esta pequeña ciudad alpina, donde tiene viejos amigos y recuerdos, agradeció el nombramiento y dijo: “Bressanone es para mí un punto de encuentro entre distintas culturas, y también encrucijada entre una sana laicidad y la alegre fe católica. La historia de hecho no impide el dinamismo del futuro, sino que inspira y dinamiza el mismo futuro. Es el encuentro entre raíces cristianas y modernidad, que sólo juntos pueden construir una sociedad verdaderamente humana”.

Una última noticia, Benedicto XVI ha querido recordar también en particular: su estancia en Australia durante la Jornada Mundial de la Juventud, evocando en modo particular la alegría “sana” de los jóvenes que participaron, afirmando que:

“para estar alegres no hace falta recurrir al alcohol o a sustancias estupefacientes”, en aquellos jóvenes “había felicidad por encontrarse y descubrir juntos un nuevo mundo”. Cuál es la diferencia -se ha preguntado el Papa-, entre esos jóvenes y sus coetáneos, que “buscando falsas evasiones, buscan experiencias degradantes que a menudo acaban en tragedia” (…) “Éste es un producto típico de la llamada ‘sociedad de bienestar’ que, para colmar el vacío interior y el aburrimiento que lo acompaña, induce a intentar llevar a cabo experiencias nuevas, más emocionantes, más extremas. Por lo que incluso las vacaciones arriesgan en disiparse en un intento vano de búsqueda de placer”. De este modo el espíritu no se reposa y no encuentra su paz interior, es más, “acaba por estar más cansado y triste que antes”, porque la persona humana se regenera sólo en la relación con Dios, y a Dios lo encuentra aprendiendo a escuchar su voz en la quietud interior y en el silencio”.

Ayer miércoles comenzó de nuevo con las audiencias generales de los miércoles esta vez invocando la paz en el mundo y recordando las vidas de los santos mártires de Auschwitz: Maximiliano Kolbe y Teresa Benedicta de la Cruz.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 522 seguidores

%d personas les gusta esto: