Uno de los mejores vídeos que he visto para explicar a los jóvenes en qué consiste el arte de amar en el noviazgo. Algo esencial para llevar a cabo un proyecto verdadero de entrega mutua amorosa y capaz de realizar una familia estable y feliz. Lo subo al canal para tenerlo localizado y aprovechar su contenido como argumento de diversas charlas que daré sobre el tema este curso.

349Estoy pasando unos días en Altoclaro. Aquí, donde yo estoy, no hay internet y tengo cierta dificultad para enviar los post al blog. Así que no os extrañe algunas irregularidades. Aquí os dejo con este comentario al Evangelio de la misa de mañana: Martirio de san Juan Bautista:

“Si tuviera que elegir entre pasar mis días con un malo o con tonto, me quedaría tan perplejo que caería de rodillas y le pediría a Dios que eligiese por mí en qué cruz debo morir. Pero si te tocan los dos, como al Bautista, es que Dios tiene prevista para ti una gran santidad.

    A un lado tenía al tonto: Herodes. Éste era de los que iban a misa, aplaudían el sermón, y luego salían derechitos hacia el burdel. Respetaba a Juan, sabiendo que era un hombre honrado y santo, y lo defendía. Lo escuchaba con gusto. A saber: lo escuchaba con gusto, pero al terminar subía al catre de Herodías. Lo defendía, pero le cortó la cabeza. ¡Dios nos libre de feligreses tan devotos!

Al otro lado tenía a la mala: Herodías. Juan hizo lo peor que puede hacerse con estas personas: le “tosió”. Le dijo públicamente que eso de “rehacer la vida” se llama “concubinato”, y desde entonces Herodías juró devolverle el favor curándole el dolor de cabeza. Supo aprovechar la lujuria del tonto, esperar el momento adecuado, y encontrar el cebo perfecto: Su hija Salomé.

Salomé no era ni tonta ni mala. Era una… Hasta mañana”. (Fernando Rey Ballesteros) Leer el resto de esta entrada »

3635232Cuando el lujurioso despierta tras la embestida feroz de la fantasía que la lujuria desata, al contemplar la devastación causada, siente repugnancia de sí. La lujuria animaliza, humilla, arrastra hasta las profundidades del propio barro, e incapacita para la vida espiritual. Pero, y esta es la tragedia del lascivo, retornará a someterse cuando la bragadura lo cite, y hozará en la ciénaga, cada vez con más furor, hasta que volver a morir ahogado en su propio vómito.

Todo comenzó en la adolescencia. Se desató al potro carnal antes de tiempo, y esa bestia feroz, una vez suelta, no hay quien la vuelva a estabular. Si se la hubiera tocado entonces con la Cruz, habría sido redimida para volver a ser lo que fue en el plan de Dios: un chispazo divino de amor, de vida y de gozo por el que hombre y la mujer son elevados a la semejanza divina. (Cfr. José-Fernando Rey Ballesteros)… Pero recuerda: ¡siempre hay esperanza!: lo que resulta imposible para los hombres, es posible para Dios.

Jesús envió a los discípulos diciéndoles: “No llevéis nada  para el camino: ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero; tampoco llevéis túnica de repuesto”. Confianza absoluta, abandono total… ¡Impresionante Señor! ¿Y tú? ¿No te entusiasmas con esta tarea del olvido de ti? ¡Que lejos está esta actitud de confiado abandono del cristianismo burgués y acomodado! Ese cristianismo que mide al milímetro las faltas de castidad y apenas le importan las faltas de amor de Dios o de caridad con el prójimo.

Al cristiano aburguesado le parece que basta con cumplir los preceptos y ya. No consentirá en una mirada impura que le condene, pero dejará a su lengua correr en la crítica y a sus juicios crueles ensuciar impunes el vermut de las doce. Un cristiano tan puntual en sus propios compromisos como olvidadizo para el servicio o para las cosas de los demás. Es el cristiano del mínimo esfuerzo, del con esto ya cumplo ¿no? Es el cristiano que ignora el amor. ¡Que lejos está esta actitud de cristiano burgués y acomodado del confiado abandono que nos propone el Señor! Tu y yo vamos a decir que no a este modelo de cristianismo cómodo, que es por definición aburrido y triste.

Leer el resto de esta entrada »

Fascinante misterio el del cuerpo

Jueves, 15 diciembre, 2011

Hace unos días la liturgia del Adviento nos recordaba que: Toda carne es hierba y su belleza como flor campestre… (Is 40, 1-11).

Fascinante misterio el del cuerpo humano. Afirmar que el cuerpo es una de las fuerzas más poderosas que posee el ser humano me parece que no es exagerar. Evidentemente no me refiero a su fuerza física, sino a la fascinante y gigantesca fuerza que difunde con solo ser mostrado. Hay en él un brillo poderosísimo que evoca su origen modelado por el mismo Dios…  

Toda carne es hierba y su belleza como flor campestre… (Is 40, 1-11).  

Fascinante misterio el del cuerpo. Y es que desde la caída original la hermosura de esta obra de Dios resulta con frecuencia deslumbradora y violenta para los demás. Por eso el pudor, que está mucho más inscrito en nuestra naturaleza de lo que pensamos, resulta la forma más eficaz de proteger a los demás del brillo de nuestro cuerpo. Porque del mismo modo que un automóvil me deslumbraría e impediría conducir si me enfocase con la luz larga de sus poderosos faros, así cuando una persona hermosa exhibe su cuerpo con la intención de deslumbrarme, violenta mi libertad de tal modo que no me deja otra opción que cubrirme o ser devorado por una luz que yo no he elegido; porque ya no puedo seguir adelante como si tal cosa.

Toda carne es hierba y su belleza como flor campestreLeer el resto de esta entrada »

Leer el resto de esta entrada »

Sigo con esta serie de vídeos tan interesantes. De forma breve y convincente se exponen con sencillez argumentos profundos. Mis felicitaciones a los creadores de esta página:

¿Qué sentido tiene el celibato sacerdotal? What is the point of Priestly Celibacy? de catequesisarguments
SUBTITLES AVAILABLE. Clic on the “CC” icon.
¿Por qué no pueden casarse los sacerdotes? ¿Qué sentido tiene?
Serie de Arguments – http://www.arguments.es

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 606 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: