Carácter · Punto 24

 Tienes ambiciones:… de saber…, de acaudillar…, de ser audaz.  Bueno. Bien.  —Pero… por Cristo,  por Amor. Ilustra el clima de este punto el testimonio de un universitario de la Academia DYA, Fernando Alonso-Martínez: «Nos hablaba de trabajo, de estudio, de Amor de Dios. De que era bueno que fuéramos ambiciosos, muy ambiciosos, mucho, pero… ¡por Cristo!, y […]

Leer más Carácter · Punto 24

Las cosas pequeñas

Voluntad. –Es una característica muy importante. No desprecies las cosas pequeñas, porque en el continuo ejercicio de negar y negarte en esas cosas –que nunca son futilidades, ni naderías– fortalecerás, virilizarás, con la gracia de Dios, tu voluntad, para ser muy señor de ti mismo, en primer lugar. Y, después, guía, jefe, ¡caudillo!…, que obligues, […]

Leer más Las cosas pequeñas

Eres tibio si…

No caigas en esa enfermedad del carácter que tiene por síntomas la falta de fijeza para todo, la ligereza en el obrar y en el decir, el atolondramiento…: la frivolidad, en una palabra. Y la frivolidad –no lo olvides– que te hace tener esos planes de cada día tan vacíos (“tan llenos de vacío”), si […]

Leer más Eres tibio si…

¡Hoy o nunca!

No dejes tu trabajo para mañana En la propuesta de «reforma personal» a la que San Josemaría dedica este capítulo, este lacónico punto es de la máxima importancia. El tema, que arranca también de los clásicos –«in rebus gerendis tarditas et procrastinatio odiosa» o “En la ejecución de los asuntos, la lentitud y la procrastinación son odiosas”–, […]

Leer más ¡Hoy o nunca!

Acostúmbrate a decir que no

Acostúmbrate a decir que no. El 4-XI-1972, durante un encuentro de catequesis en Lisboa explicó este breve punto: «Te contesto. Estamos muy inclinados a decir que sí, a todo lo que es agradable a nuestros sentidos y a nuestras potencias: y, muchas veces, eso no es lo que más agrada al Señor. Por lo tanto, […]

Leer más Acostúmbrate a decir que no

Martes Santo

A donde yo voy no me puedes acompañar ahora… Pedro replicó: “Señor, ¿por qué no puedo acompañarte ahora? Daré mi vida por ti.” Pedro, amigo, ¡como te comprendo! No, no ibas de “farol”, ni querías “quedar bien”, lo decías en serio, con todas las veras del ama, porque querías al Señor. Te comprendo Pedro, te comprendo muy […]

Leer más Martes Santo

¿Tú verdad? No, la verdad; y ven conmigo a buscarla. La tuya guárdatela (Antonio Machado)

Es de todos conocida la frase de Antonio Machado que escribe en uno de sus poemas: ¿Tú verdad? no, la verdad; y ven conmigo a buscarla. La tuya guárdatela. La tolerancia sin duda es algo que queda bien, está de moda. Aunque lo que subyace en muchos casos es un relativismo de fondo, me parece […]

Leer más ¿Tú verdad? No, la verdad; y ven conmigo a buscarla. La tuya guárdatela (Antonio Machado)