¿Por qué tanto miedo?

El domingo, al llegar la noche, los apóstoles estaban encerrados en el cenáculo, por miedo a los judíos. Apareció entonces el Señor en medio de ellos, y se asustaron. Tomaron a Cristo por un fantasma, y se echaron a temblar. Era ya noche cerrada, y todavía Jesús no los había alcanzado; soplaba un viento fuerte, […]

Leer más ¿Por qué tanto miedo?

El precio del pan

Sube a lo alto y mira a la Humanidad: contempla a tantos millones de hombres y mujeres hambrientos de Dios, muchos de ellos sin saberlo, mendigando afecto a las criaturas y suspirando por algo que dé sentido a sus vidas. Mira ese panorama, y pregúntale a Jesús, como le preguntó Felipe: ¿Con qué compraremos panes para […]

Leer más El precio del pan

Sobre la ira de Dios

Muchos hablan y escriben como si la ira de Dios, tantas veces mencionada en las Escrituras, fuera un fallo de apreciación de hombres primitivos y groseros, incapaces de entender que Dios es amor. Supongo que hablan así para tranquilizar sus atormentadas conciencias. En el fondo, y por mucho que les avergüence, tienen miedo de Dios. […]

Leer más Sobre la ira de Dios

Envejecer es un arte, y por eso requiere aprendizaje. En ello se pone a prueba toda la vida.

«Entiendo muy bien aquella exclamaciónque san Pablo escribe a los de Corinto:tempus breve est!, ¡qué breve es la duraciónde nuestro paso por la tierra! Estas palabras,para un cristiano coherente, suenanen lo más íntimo de su corazóncomo un reproche ante su falta de generosidady como una invitación constante a ser leal.Verdaderamente es corto nuestro tiempopara amar, […]

Leer más Envejecer es un arte, y por eso requiere aprendizaje. En ello se pone a prueba toda la vida.

¡Oh, Cruz gloriosa!

«Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos»… Ese día llegará, y sólo el Padre conoce la hora. Pero, antes de que ese día llegue, el Hijo ha venido ya a esta tierra. No para juzgar, sino para salvar: Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para […]

Leer más ¡Oh, Cruz gloriosa!

«La condición para que una actividad marche adelante es la confianza entre las personas» [L. Polo].

Los artistas trabajan en solitario, por regla general. Precisamente, el proceso creativo necesita silencio y soledad. Pero casi todos los trabajos se realizan en grupo, en equipo, conectadas y orientadas todas las personas a producir, gestionar, enseñar… La comunicación es importante en el trabajo en equipo. Cada persona debe sentirse integrada en el conjunto; además […]

Leer más «La condición para que una actividad marche adelante es la confianza entre las personas» [L. Polo].

Los niños vienen del Calvario

Jamás entenderemos las palabras que Jesús dirigió a Nicodemo acerca del nuevo nacimiento, si no prestamos atención al «apellido» de ese nuevo nacimiento: Así es todo el que ha nacido del Espíritu. La nueva vida, por tanto, no procede de la carne. Tampoco los niños vienen de París. En otro momento, Jesús dijo: El Espíritu es quien […]

Leer más Los niños vienen del Calvario