Jesús es el Dios-con-nosotros anunciado por los profetas

Retomamos el comentario que estamos haciendo al libro de Mons. R. Barron “Catolicismo”. Tras haber planteado la divinidad de Jesús en la entrada anterior, ahora el autor desarrollará la idea de que Jesús es la encarnación del Dios de Israel, es decir, Jesús es el Mesías [el-Dios-con-nosotros] anunciado por los profetas a su Pueblo.

Hay un pasaje extraño del capítulo 10 del evangelio de Marcos que apenas se comenta, pero que es muy revelador en su singularidad. Jesús está en compañía de sus discípulos y van de camino desde Galilea en el norte hacia Judea en el sur. Marcos escribe: «Se dirigían a Jerusalén y Jesús caminaba delante de los discípulos. Ellos estaban asombrados, y los que iban detrás tenían miedo» (Mc 10, 32). Iban simplemente de camino con Jesús, pero estaban sorprendidos y asustados. Esta reacción parece inexplicable hasta que recordamos que el miedo y el sobrecogimiento son, en la tradición del Antiguo Testamento, dos reacciones típicas ante Dios.

El filósofo de la religión del siglo veinte Rudolf Otto caracterizó inmejorablemente al Dios transcendente como mysterium tremendum et fascinans, misterio tremendo y fascinante, que nos hace temblar de miedo, cuya presencia nos asombra y asusta. Marcos apunta así, de este modo subrepticio y discreto, que este Jesús es además el Dios de Israel.

Una vez que entendemos que Jesús no era un maestro y curandero más, sino que era Yahvé actuando en medio de su pueblo, podemos empezar a comprender más claramente sus palabras y acciones. Si examinamos los textos del Antiguo Testamento —y los primeros cristianos siempre leían a Jesús a la luz de dichos textos— vemos que de Yahvé se esperaban cuatro grandes cosas:

  1. que congregaría a las desperdigadas tribus de Israel;
  2. que purificaría el Templo de Jerusalén;
  3. que se ocuparía definitivamente de los enemigos de Israel;
  4. y que, finalmente, reinaría como Señor de Cielos y tierra.

La esperanza escatológica particularmente expresada en los profetas y salmos era que, por medio de estas acciones, Yahvé purificaría Israel y por su medio traería la salvación para todos. Lo que sorprendió a los primeros seguidores de Jesús fue que llevó a cabo estas cuatro tareas del modo más inesperado.

[Por su extensión vamos a poner estas 4 tareas en otras entradas]

Un comentario sobre “Jesús es el Dios-con-nosotros anunciado por los profetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s