Jesús era una figura fascinante

Ahora, Robert Barron en el libro Catolicismo que estamos comentando, nos introduce en la fascinante vida pública del Señor y la perenne impronta que causó en todos los que le pudieron tratar personalmente. Empezamos este largo apartado, que lo dividiremos en varias entradas:

Todo esto [se refiere a su vida oculta] hizo de su vida pública algo todavía más asombroso, pues este carpintero de Nazaret, sin afiliación ni educación religiosa formal, comenzó a hablar y actuar con una autoridad sin precedentes. A las multitudes que le oían predicar, les proclamó sin ambages «Habéis oído que se dijo…pero yo os digo…» (Mt 5, 21-48). Se refería, por supuesto, a la Torá, la enseñanza de Moisés, el tribunal supremo para cualquier rabino fiel. Es decir, reclamaba para sí una autoridad mayor que la del maestro y legislador más importante. A un paralítico le dice: «Ánimo, hijo, tus pecados te son perdonados» (Mt 9, 2). Ante esta escandalosa afirmación, se dicen los oyentes entre sí: «Este hombre blasfema» (Mt 2, 3).

Por otro lado, Jesús demostraba potestad sobre las mismísimas fuerzas de la naturaleza. Apaciguó la tormenta que amenazaba tragarse la barca de los discípulos; reprendía a los poderes del mal; abría los oídos sordos y devolvía la vista a los ojos ciegos; no solamente perdonó los pecados del paralítico, sino que lo curó de su parálisis; incluso devolvió la vida a la hija de Jairo.

Todo esto hacía de Jesús una figura fascinante. Una y otra vez se lee en los Evangelios cómo se extendía su fama por todo el país y cómo las multitudes no dejaban de acudir a él de todas partes: «Y al encontrarlo [los discípulos] le dijeron: “Todos te buscan”» (Mc 1, 37). ¿Qué les atraía tanto? Sin duda, algunos querían presenciar o beneficiarse de su poder sobrenatural; otros querrían escuchar las palabras de un rabí insuperablemente carismático; y otros, simplemente, conocer a una celebridad. Sin embargo, se puede suponer que todos se preguntarían quién era este hombre.

2 comentarios sobre “Jesús era una figura fascinante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s