Open Arms y otros barcos ONGs

Me envía un amigo está reflexión sobre el Open Arms y el resto de barcos de ONGs que realizan acciones de salvamento en la mar. Me ha parecido muy sugerente y preciso informativamente.

La protección de la vida humana en el mar está garantizada por los convenios internacionales.

El más importante de ellos es el Convenio internacional para la seguridad de la vida humana en el mar (SOLAS)

En él se establece la obligacióestán que el capitán de cualquier buque tiene de rescatar a personas en peligro, modificando la ruta de su embarcación.

Por lo tanto existe una obligación no sólo moral, sino también legal, de rescatar a las personas que están en peligro en el mar

Además, el convenio de protección de los refugiados exige que, en caso de refugiados o solicitantes de asilo, las personas recogidas sean puestas a salvo en un puerto seguro, donde no vayan a ser perseguidas

Hasta ahí , todo en orden. ¿Por que surge entonces todo este problema de los barcos de las ONG? Pues porque los buques de las ONGs no son barcos que se encuentran navegando y , por azar, encuentran a unos náufragos

Las ONGs de salvamento marítimo tienen como actividad el rescate de refugiados, para lo cual patrullan las costas de Libia a la espera de que aparezcan embarcaciones con personas a las que rescatar

Esta forma de proceder genera perniciosos incentivos para las mafias que trafican con personas, ya que saben que no tienen que esforzarse con llegar a Europa.

Simplemente tienen que poner a las persona en un bote y ponerlas fuera Del Mar territorial de Libia y avisar a la ONG

Las ONG se convierten, de esta forma, en un servicio regular de transporte de personas que actúan de forma concertada con la mafia.
Si esa concertación es explícita, no lo podemos asegurar, pero implícita si que los es.

¿Por qué hay una concertación? Porque las ONGs, lejos de ser entidades sin ánimo de lucro, son organizaciones con trabajadores y directivos que viven de su actividad

El “negocio” de Open Arms es transportar inmigrantes. Gracias a ello consiguen subvenciones y donaciones privadas

Si estas organizaciones fueran ONG de Salvamento marítimo devolverían a los refugiados a un puerto seguro cercano al lugar de rescate.

Pero curiosamente, el destino siempre es Europa. Porque si no llevasen a las personas a Europa, esos inmigrantes no pagarían a la mafia

El problema, pues, viene de una confluencia de intereses privados (mafias y ONGs) que, como toda organización, trabajan por su propia supervivencia y retuercen la legislación internacional para realizar una actividad de inmigración ilegal en Europa.

Esto no hace otra cosa que generar un permanente efecto llamada que fomenta el tráfico de personas y el negocio de las mafias.

¿Cuál es la solución a este problema?

La única solución posible es prohibir a las ONGs que realicen operaciones de salvamento marítimo. El salvamento marítimo como actividad organizada debe ser competencia de los estados europeos por medio de sus respectivas armadas.

Las ONGs son entidades privadas que obedecen a los intereses de sus promotores.
La defensa del interés general debe estar en manos de los Estados, cuyo poder está sometido a las reglas de la democracia y cuyos gestores han de rendir cuentas a sus electores.

En esta época que vivimos en la que el buenísimo predomina , las ONGs son glorificadas como héroes. Pero, salvo excepciones, las ONGs miran, ante todo, por sus propios intereses y hacen uso de mucho dinero, en muchas ocasiones de procedencia pública, con muy poco o nulo control.

Que no os engañen. Lo de Open Arms es un lucrativo negocio y un medio de vida para mucha gente. Si los estados no reclaman el monopolio de la protección organizada de la vida en la mar, seguiremos viendo cómo florece el próspero negocio del tráfico de seres humanos.

Autor: Rosety Fernández de Castro, Agustín
Diputado por Cádiz.
Nacido el 26 de marzo de 1947 .
Diputado de la XIII legislatura.
Casado, dos hijos y cinco nietos
General de Brigada, Cuerpo de Infantería de Marina (retirado)
Diplomado de Estado Mayor, Diplomado de Operaciones Especiales, especialista en Artillería, cazador paracaidista.
Licenciado en Derecho y Magister en Historia Contemporánea.
Comandante de Tropas, ha mandado entre otras la Unidad de Operaciones Especiales, Jefe de EM Brigada 12º Jefe.
Ha sido consejero técnico en el MD. Jefe de Gabinete de la Dig. Política de Defensa, SDG de tropa y marinería y 2º COMGESM.
Académico de número de la Real Academia Hispanoamericana.

12 comentarios sobre “Open Arms y otros barcos ONGs

  1. OPEN ARMS›

    El psicólogo a bordo del ‘Open Arms’: “La situación es insostenible, corremos el riesgo de vivir una tragedia”

    Los 134 inmigrantes que quedan en el barco están al límite de sus fuerzas. Alessandro di Benedetto sostiene que se ha producido un intento de suicidio y que algunos han tratado de tirarse al mar

    Lorena Pacho

    Lampedusa – 17 AGO 2019 – 13:52 CEST

    Varios de los inmigrantes a bordo del ‘Open Arms’, este viernes en la cubierta del barco. En vídeo, mensaje de Óscar Camps, director del ‘Open Arms’. Friedrich Bungert (EP) | EPV

    Después de 14 días en alta mar y uno frente a la costa de la isla italiana de Lampedusa, viendo una tierra que no están autorizados a tocar, los 134 inmigrantes que quedan a bordo del Open Arms no pueden más, están al límite de sus fuerzas, físicas y psicológicas. El psicólogo a bordo de la embarcación española, Alessandro di Benedetto, voluntario de la organización Emergency, ha explicado a EL PAÍS que las últimas evacuaciones “a cuentagotas” —nueve personas el jueves por la tarde y otras cuatro de madrugada— han causado un efecto demoledor en los ánimos del pasaje: “En las últimas horas la situación, que de por sí era dramática, se ha vuelto insostenible y corremos el riesgo de vivir una tragedia”.

    Di Benedetto cuenta por teléfono que a medida que pasa el tiempo la situación se torna más crítica: en las últimas horas ha visto “comportamientos agresivos” entre algunos pasajeros, presos de la desesperación: “Se ha producido un intento de suicidio y un pequeño grupo de pasajeros ha tratado de tirarse al mar”. Apunta que “las evacuaciones en pequeños grupos han hecho que aumente la rabia y la frustración de los que siguen a bordo, que piden constantemente ser evacuados”. Y apremia a las autoridades italianas: “Es el momento de que bajen todos”.

    MÁS INFORMACIÓN

    El psicólogo a bordo del ‘Open Arms’: “La situación es insostenible, corremos el riesgo de vivir una tragedia” Tres inmigrantes del ‘Open Arms’ desembarcan por su mal estado de salud

    El psicólogo a bordo del ‘Open Arms’: “La situación es insostenible, corremos el riesgo de vivir una tragedia” Bruselas aplaza hasta su desembarco el sistema de reparto de los migrantes del ‘Open Arms’

    Esta madrugada, las autoridades italianas evacuaron de urgencia a tres personas que requerían atención sanitaria con urgencia y a un acompañante. Uno de los enfermos tenía una infección en un oído y otro presentaba complicaciones en una vieja herida mal curada por arma de fuego en un pie. “Cuando llegan las autoridades para desembarcar a algunos, por un lado dan esperanza y por el otro crean frustración al resto del grupo”, opina el psicólogo. Marc Reig, capitán del buque, también ha dicho, en declaraciones a TVE, que la situación es cada vez peor: “Todo el mundo está psicológicamente roto. No podemos aguantar más esta situación. Cada segundo que pasa la bomba corre un segundo para atrás. O alguien corta el cable rojo y desactiva esta bomba ya o el Open Arms va a explotar”.

    La ONG ha solicitado esta mañana la entrada urgente en puerto por emergencia humanitaria, sin obtener respuesta, a pesar de que seis países europeos se han ofrecido a acordar un reparto de los migrantes. “Les hemos dicho que seis Gobiernos europeos han dado su disponibilidad para acogerlos y que queda menos para solucionarlo, les podemos calmar durante una hora, pero si vuelve a aparecer otro factor estresante, como las evacuaciones intermitentes o la falta de espacio para dormir, vuelve la problemática”, explica el psicólogo. También cuenta que durante los 14 días que el barco pasó en medio del mar, muchos tuvieron que dormir hacinados en el centro del puente del barco para evitar mojarse por el temporal.

    Ahora, frente a Lampedusa, sucede más o menos lo mismo, pero por el sol de justicia que calienta la nave mientras a bordo esperan noticias con incertidumbre y no entienden que a pesar del ofrecimiento de seis países europeos “no se haya movido nada”.

    Al caer la tarde, el fundador de la ONG, Óscar Camps, se ha acercado al puerto de Lampedusa para comprar comida para la cena, lo que indica que la solución no es inminente. Camps ha advertido de que la situación a bordo es “desesperada”. “Sospechamos que aquí hay una mano negra que pretende ralentizar esto al máximo y convertirlo en algo todavía más agónico”, ha añadido.

    Lejos del puerto, la situación también resulta incomprensible. El alcalde de Lampedusa, Salvatore Martello, del Partido Demócrata, considera injustificable el bloqueo al Open Arms, auspiciado por el vicepresidente y ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini. “Las evacuaciones a cuentagotas son ridículas”, apunta desde su despacho en el Ayuntamiento. Martello ha apelado al cumplimiento de las leyes del mar, un código sacrosanto en una isla de pescadores como Lampedusa: “Quien conoce y trabaja en el mar sabe que hay que socorrer a quien está en apuros, sin preguntar la nacionalidad y sin que importe el color de la piel. Lo que está pasando en tierra es un problema de desencuentro político”. Y ha llamado a buscar una solución común entre los Estados europeos. “Deben sentarse a la mesa y razonar sobre cómo se debe afrontar el fenómeno migratorio. De lo contrario todo quedará en un conflicto político”.

    Pietro Bartolo, histórico médico de Lampedusa y eurodiputado que desde hace décadas ha tratado a miles de náufragos que han llegado a la isla, también insta a hallar a una solución europea y lamenta la deriva política que ha tomado Italia en este año y medio de gobierno del Movimiento 5 Estrellas y la ultraderechista Liga. “Cuando Europa responde, Italia no se presenta, no le conviene, la inmigración ha sido su caballo de batalla y han hecho su campaña electoral sobre la piel de estas pobres personas”, indica a este periódico.

    A bordo del Open Arms hay personas de diferentes nacionalidades, entre ellos sirios, magrebíes y sudaneses. “Hay gente que ha pasado por la cárcel en Libia, mujeres que han sufrido abusos sexuales y también algunos hombres”, detalla el psicólogo.

    Una zodiac de la Guardia Costera italiana pasa este viernes por delante del ‘Open Arms’, con 134 inmigrantes a bordo. ampliar foto
    Una zodiac de la Guardia Costera italiana pasa este viernes por delante del ‘Open Arms’, con 134 inmigrantes a bordo. Friedrich Bungert (EP)

    En la tarde de este viernes, los medios locales han reportado que la Fiscalía italiana, que ha abierto una investigación por secuestro de personas en el barco, podría intervenir para forzar el desbloqueo si percibe que la situación amenaza con complicarse. Ha sido el ministerio fiscal de la ciudad de Agrigento, en Sicilia, la que ha iniciado esta investigación después de recibir una declaración formal los abogados de la ONG.

    El barco, varado a menos de una milla de la orilla de la cala Francese de Lampedusa, se ha convertido también en una suerte de atracción para algunos turistas, que esta mañana se han acercado a la zona en pequeñas embarcaciones para tomar fotos. Esta situación ha contrariado a la ONG, que ha pedido a los guardacostas que alejen a los curiosos y establezcan un perímetro de seguridad.

    Un informe califica de “pésima” la situación en el barco
    La agencia de noticias italiana Ansa ha divulgado parte de un informe de los médicos del Cuerpo Italiano de Socorro de la Orden de Malta que han subido al barco para controlar las condiciones sanitarias a bordo, en el que se lee que la situación general es “pésima”. En el texto, firmado por la doctora Katia Valeria Di Natale y por el enfermero Daniele Maestrini, se describe que “los espacios del barco no son idóneos para albergar a un número tan grande de personas”. Los sanitarios especifican también que “los náufragos viven hacinados los unos sobre los otros, no hay posibilidad de moverse, solo hay dos baños y a menudo los inmigrantes se ven obligados a hacer sus necesidades fisiológicas en el mismo espacio en el que duermen y comen”.

    Me gusta

  2. Igual por qué los países competentes no hacen nada,. Por qué las OMG y los voluntariados son las conciencias de un mundo donde la conciencia no existe, . .. sería moral hacer él bien aún
    estando cooperando con un acto malo.salvar vidas aunque las mafias se aprovechen.?¿o dejarlas morir para qué las mafias no sé aprovechen .???dejarían las mafias de poner inmigrantes en el mar sabiendo qué nadie las va a rescatar ..o en realidad las mafias lo único que quieren es dinero y la vida de esas personas les da igual si llegan vivas o muertas? sería ridículo pensar qué las mafias tienen corazón y sú fin es qué esa gente alcance sú destino.o él fines
    sacarles el dinero qué tienen …. la duda es ,¿sé está luchando en el país de origen Libia por ejemplo para acabar con esas mafias??…..Complicado tema y sobre todo pobre gente.

    Me gusta

  3. La tragedia del barco “Open Arms”, que lleva consigo 150 migrantes, muchos de ellos huyendo de la guerra y de las persecuciones, ha puesto en carne viva la incapacidad y la hipocresía de los países europeos en resolver el grave problema humanitario de las migraciones, al cerrar las puertas a cuantos llaman pidiendo vivir una vida más digna.

    En otras palabras, Europa es incapaz de ponerse de acuerdo y con una demagogia habitual en este tema juega con la dignidad de las personas, al tiempo que carga contra los países ribereños que no quieren acoger a inmigrantes, como Italia y Malta. Dejando a un lado Matteo Salvini, el pueblo de Italia no es racista, como no lo es Malta, como no lo es España o Francia.

    ¿Por qué Europa cierra los ojos o mira hacia otra parte cuando se enfrente a la inmigración? ¿Por qué no articula una política común sobre este tema? Europa no quiere bajar un centímetro de su welfare state, de su estado de bienestar. Y dicen: “vivimos bien, que no nos molesten los demás; además no hay trabajo para tantos”. Es un caso de egoísmo engrandecido: “yo estoy bien, que se fastidien los demás”.

    La mayoría de los barcos de salvamento se encuentran en el centro del Mediterráneo, frente a las costas de Libia (un país deshecho tras el asesinato de Muamar el Gadafi y excolonia italiana), donde encuentran los botes salvavidas repletos de migrantes que han pagado a las mafias mucho dinero, con el fin de alcanzar un puerto seguro, un puerto donde no serán objeto de tráfico de personas.

    El gobierno español de Pedro Sánchez, cuando llegó al Gobierno la primera medida fue acoger a los migrantes del “Acquarius”, pero después, puso muchas trabas para repeler a los migrantes que venían del sur, con pateras o por las fronteras de Ceuta y Melilla.

    Mientras los 150 migrantes del “Open Arms” viven desde hace casi tres semanas hacinados en el pequeño barco, se ha encontrado una solución de emergencia: los migrantes se repartirán entre seis países europeos: Alemania, Francia, España, Luxemburgo, Portugal y Rumanía. Pero esto no es más que un parche. Dentro de poco habrá otro barco con migrantes y será un volver a empezar, con llamamientos a todo el mundo, a la espera que un Richard Gere vaya a aliviarlos. La política europea sigue siendo de cerrazón y sin un plan conjunto sobre los inmigrantes.

    El caso es que no se trata solo de 150 migrantes del “Open Arms”, sino de los millones de migrantes que esperan entrar en Europa, hacinados en sus fronteras o en campos de refugiados, malviviendo desde hace años –en muchos casos—esperando o entrar en Europa o volver a su tierra destrozada por la guerra. Es el caso de millones de sirios desplazados, de pakistaníes, de afganos…

    Según datos de la ONU, en el mundo hay 25,4 millones de refugiados que buscan un país, un lugar, donde vivir más dignamente, sin que sean perseguidos, sus niños vendidos, sus mujeres violadas, etc. Su destino, buscar países seguros donde puedan trabajar, que se les respete como personas y puedan vivir dignamente.

    Le gusta a 1 persona

  4. España no puede acoger a sucesivas oleadas de inmigrantes sin orden ni concierto . Considero que estas gentes pasan por unas circunstancias difíciles, que han caminado miles de millas por áridos desiertos y sorteado innumerables peligros , cargados con sus niños y petates, huyendo sino del hambre de las adversas condiciones politicas en sus países. El limitarse a decir ” ¡ qué se mueran ! ” no es ninguna solución pero sí lo es el tratar de arreglar su problema en origen, bien el facilitandoles medios honrados de vida con la venta de sus productos naturales y manuales, como creando una infraestructura hotelera donde corresponda, habida cuenta de las bellezas de ese Continente, jardín de la humanidad. Entiendo que este remedio, ciertamente maravilloso, no ha de ser del agrado de los que quieren controlar la riqueza y la población del mundo, no estando dispuestos a permitir que mejore la economía y se disparen los nacimientos que ahora traen a raya mediante el sida, el ébola y a saber con cuantas otras enfermedades pestilenciales. En Uganda, la perla de África , que ha conseguido rebajar los niveles de Sida desde el 45 al 5% , tiene ahora una tasa de natalidad de 6,7 hijos por mujer. Y esto es insufrible para muchos personajes del primer mundo que ven amenazado su régimen de vida sin sentido, aguardando que sus actuales circunstancias trufadas de abortos, eutanasia, fiestas, futbol y sexo, se perpetúen hasta el fin de los tiempos.

    Le gusta a 1 persona

  5. NOTA DE PRENSA Migrantes con Derechos

    Migrantes con Derechos denuncia la pasividad de los Gobiernos de España, Italia y Malta ante la situación en el «Open Arms» y el «Ocean Viking»

    Madrid, 13 de agosto 2019.- Las organizaciones que integramos en España la red Migrantes con Derechos –Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, y la Comisión Episcopal de Migraciones—denunciamos la falta de iniciativa de los Gobiernos de España, Italia y Malta para que las personas rescatadas a bordo de los barcos “Open Arms” y “Ocean Viking” —entre los que se encuentran numerosos niños y niñas— puedan ser rescatados y llevados a puerto seguro.

    Deploramos que el Ministro de Fomento del Gobierno de España haya manifestado su crítica hacia la labor de quienes califica como “abanderados humanitarios”, cuando somosplenamente conscientes de que gracias a la labor de esos abanderados, como son los voluntarios y profesionales de los buques citados y de otras organizaciones, miles de inmigrantes y refugiados pueden ser atendidos, acompañados y reconocidos en su dignidad y derechos.

    Cada vida cuenta, cada ser humano es insustituible y es un proyecto de futuro. Es una cuestión de humanidad que ni una sola de esas vidas se trunque. Es también un deber ético de la Unión Europea y sus Estados miembros arbitrar respuestas eficaces y respetuosas con los Derechos Humanos ante estas situaciones. La falta de respuesta supone un incumplimiento flagrante de los acuerdos internacionales y una graví­sima responsabilidad por omisión ante las muertes que se puedan llegar a producir en el presente y en el futuro.

    Queremos alzar nuestra voz como red “Migrantes con Derechos” para instar a los poderes públicos a arbitrar una solución inmediata a la situación de grave desamparo que se está viviendo en aguas del Mediterráneo y a liderar el coraje político necesario para evitar que tantas personas necesitadas de protección urgente sigan sufriendo.

    Finalmente, deseamos en este punto recordar las palabras de Francisco en su mensaje para la próxima Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se celebra el 29 de septiembre,donde recuerda que “la respuesta al desafío planteado por las migraciones contemporáneas se puede resumir en cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar, que expresan la misión de la Iglesia en relación a todos los habitantes de las periferias existenciales”. En ningún caso la respuesta puede ser rechazar, ignorar, bloquear y penalizar que es lo que está sucediendo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Open arms: otro vaivén, otro fracaso

    La política en inmigración del Gobierno socialista es errática y oscilante; la de la Unión Europea, sencillamente no existe

    ABCActualizado:19/08/2019 09:25h

    La dramática crisis humanitaria que ha vuelto a poner de manifiesto el rescate de decenas de inmigrantes a manos del barco español Open Arms ha alcanzado un punto de colapso. Salvo en el caso de personas enfermas o niños sin padres, la Italia de Salvini ha vuelto a demostrar cómo la política puede volverse inhumanamente cruel. Italia se ha negado al desembarco de los inmigrantes en Lampedusa para ser atendidos y someterlos a la legislación administrativa europea para ser devueltos a sus países de origen, o acceder a una solicitud de asilo. A menudo es fácil actuar con demagogia ante el drama de la inmigración irregular y sostener la tesis de que los millones de personas en trance de huir de la pobreza tienen cabida en la Europa rica y fértil que hemos construido. Pero no es tan sencillo. La UE no consigue ponerse de acuerdo en una política migratoria pragmática que conjugue los intereses de cada país con las necesidades de los extranjeros que quieren asentarse en nuestras sociedades al precio que sea. Y nunca se avanza lo suficiente en la resolución de este problema. Sin embargo, las soluciones parciales como las que proponen los responsables de Open Arms tampoco resuelven nada.

    Salvini, al vanagloriarse de ganar un pulso a la presión de otros países y organizaciones humanitarias, se comporta con una falta de entrañas reprobable. Pero Sánchez está dando ridículos palos de ciego, como si el buenismo de este socialismo «arréglalotodo» tuviese algún sentido. A Sánchez solo le preocupa no manchar su falsa imagen salvífica en vez de poner orden en una política migratoria errática. Tras negarse a ofrecer España como puerto seguro, finalmente La Moncloa ha ofrecido un desembarco en Algeciras, sin siquiera habérselo notificado antes a la Junta de Andalucía. Solo horas después, y al rechazar el Open Arms esa opción, ofrecía el puerto de Mahón, en Menorca. Otro vaivén.

    El problema para Sánchez viene de origen, cuando hace un año quiso parecer más benefactor que nadie para cultivar su proyecto de «gobierno bonito» sin reparar en las consecuencias de su error. Hoy ha caído en su propia trampa. Hace un año convirtió un rescate humanitario en un espectáculo sensacionalista. Incluso, sumó al Open Arms a los dispositivos oficiales de Salvamento Marítimo hasta que, lógicamente, tuvo que excluirlos. Que el Open Arms socorra a naúfragos en el mar no excluye que se halle ante una práctica no debidamente autorizada. Después, Sánchez cambió radicalmente su discurso y su Gobierno se abonó al veto al Open Arms y a las expulsiones y devoluciones en caliente de inmigrantes. Contradicción tras contradicción, Sánchez actúa por impulsos irreflexivos. Hasta el propio Open Arms sostiene que navegar ahora mismo hacia Algeciras es inútil, inviable y arriesgado. Son vidas en juego y de nuevo la política, la italiana y la española, ha vuelto a fallar.

    Temas

    Le gusta a 1 persona

  7. Desde Roma

    El Papa Francisco insiste: Hay que acoger a los inmigrantes

    POPE FRANCIS,MIGRANTS

    Ary Waldir Ramos Díaz | Ago 19, 2019

    ¿Se ha quedado sola la voz del Papa entre el cruce de declaraciones de los gobernantes de Europa?

    En medio de la emergencia humanitaria en el Mediterráneo y el cierre de los puertos en Italia, la voz del Papa se escucha solitaria y distante de los oídos de los representantes de las instituciones europeas.

    Un hombre se le acercó a Jesús y le preguntó: “Maestro, ¿qué obras buenas debo hacer para conseguir la Vida eterna?”. Jesús le recuerda cumplir los Mandamientos y si quería la perfección lo invitó a abandonar todo y seguirle. El joven se retiró entristecido, porque poseía muchos bienes. Así, como el joven del Evangelio según San Mateo (19, 16-22), la ‘Europa’ cristiana soberanista da la espalda al mensaje de la Iglesia a favor de los desesperados de Oriente Medio y África que atraviesan el Mediterráneo.

    Por su parte, la voz de los soberanistas en Italia grita: “Entonces, llévatelos al Vaticano”. Sin embargo, el Papa insiste en ver la carne viva de Cristo en los que sufren y huyen de las guerras y la pobreza. Francisco, a través del Secretario de Estado, Pietro Parolin, ha enviado un saludo al Obispo de Rimini, Franceso Lambiasi, en ocasión del XL Encuentro de Amistad entre los Pueblos.

    Francisco indicó en su mensaje al Meeting de Rimini de 2019 que

    “Cristo nos amó, dio su vida por nosotros, por cada uno de nosotros, para afirmar nuestro rostro único e irrepetible. Pero, ¿por qué es tan importante que esta proclamación resuene de nuevo hoy? Porque muchos de nuestros contemporáneos caen bajo los golpes de las pruebas de la vida, y se encuentran solos y abandonados. Y a menudo son tratados como números en una estadística. Piensa en los miles de personas que huyen de las guerras y la pobreza todos los días: ante los números, son rostros, personas, nombres e historias. Nunca debemos olvidar esto, especialmente cuando la cultura del descarte contra los marginados, discrimina y explota, amenazando la dignidad de la persona”.

    La voz solitaria de Papa Francisco no cesa de pedir a los cristianos de encarnar el amor incondicional por el prójimo: “que nuestro rostro sea el de Cristo resucitado”. Las palabras del Papa resaltan el tema escogido para la celebración este año del meeting de Rimini, “Tu nombre nació de lo que viste”, y está tomado de un poema de San Juan Pablo II, que hace referencia a la Verónica, que se abre paso entre la multitud para secar el rostro de Jesús en el camino de la cruz (K. Wojtyła, “III. El nombre”, en Id, Tutte le opere letterarie, Milán 2001, 155).

    Le gusta a 1 persona

  8. Gelsomino del Guercio | Ago 21, 2019

    Entre los inmigrantes de la nave Open Arms hay una joven mujer africana. Su historia es producto de la intolerancia religiosa hacia su conversión al cristianismo

    La historia de la joven de Costa de Marfil que acaba de desembarcar del Open Arms junto a otros inmigrantes: Me pegaban, me escapé de casa

    Entre los inmigrantes de la nave Open Arms hay una joven mujer africana. Su historia es producto de la intolerancia religiosa hacia su conversión al cristianismo.

    Aceite hirviendo en las piernas

    María, de 30 años, procedente de Costa de Marfil, se convirtió al cristianismo y su familia la echó de casa. “Por eso me fui sin saber que iba a ser de mí”, declaró a La Repubblica (20 agosto). En Libia fue arrestada: “Me pegaban continuamente, un día intentaron violarme, pero me resistí con todas mis fuerzas, y para vengarse me echaron aceite hirviendo a las piernas”. Desde entonces María camina con dificultad.

    Después, en julio, como cuenta a La Repubblica, lanzaron una bomba en el centro de detención de los inmigrantes donde estaba María. En Tajoura murieron 44 personas, 130 fueron heridas. Ese día María huyó de la prisión. Y poco después consiguió subirse a una patera que tenía que llevarla a Italia.

    La historia del país de origen de María, de hecho es la de convivencia entre los cristianos (el 33% de la población) y los musulmanes (el 39%), siendo los primeros más numerosos en el sur y los segundos en el norte. Como en muchos países de la región, las dos confesiones están a menudo presentes en la misma familia, sin especiales tensiones pero últimamente parece que ya no es así.

    “El Corán y las reglas asfixiantes”

    “El integrismo está haciendo camino”, declara el padre Darío Dozio, sacerdote de la Sociedad de las Misiones Africanas en Abidjan. Varios predicadores han llegado de la península arábiga. Otros, oriundos del país, se han ido a estudiar al extranjero y cuando han vuelto han creado grupos de estudio y escuelas de lectura fundamentalista del Corán y que imponen reglas asfixiantes: las más visibles sobre la vestimenta” (La Stampa, marzo 2016).

    La clave para contrastar estas tendencias pasa por la actitud de la población que todavía parece resistirse a las tentativas de radicalización.

    El padre Dozio explica: “los ataques provocan miedo, ciertamente, pero no creo que todavía creen división entre la gente. Podría ser que el peligro y las dificultades nos hagan mas solidarios, como siempre pasa durante las crisis”.

    El trabajo por la paz de la Iglesia y de los religiosos islamistas moderados se lleva a cabo desde hace tiempo, desde que terminó la guerra civil en 2011. Y en este camino queremos seguir en los próximos años siempre con más fuerza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s