“Economía y Salud Social: Más Allá del Capitalismo” por J. Pérez Adán

Economía y Salud Social: Más Allá del Capitalismo

José Pérez Adán (ed.)

Eunsa, 2019

El pasado día 1 de Mayo el Papa Francisco firmaba la Carta para el encuentro “Economy of Francesco” a celebrar en Asís del 26 al 28 de Marzo de 2020. El Santo Padre hace un llamado para estudiar y practicar una economía diferente que lleve a la consecución de un pacto para cambiar la economía actual y dar un alma a la economía del mañana.

Podemos decir que este libro es la premonición de esa iniciativa. Tenemos aquí resumidas, relatadas y fundamentadas algunas de las consecuencias y fundamentos básicos de esa idea. Efectivamente se trata no ya de corregir el capitalismo para perpetuarlo sino de dejarlo pasar para alumbrar unos presupuestos económicos que corrijan los modelos de crecimiento actuales y pongan efectivamente en marcha nuevos modelos de desempeño productivo y comercial que, a su vez, puedan alumbrar un nuevo humanismo.

En el texto colaboran profesores de 6 países y diferentes áreas temáticas primando la Socioeconomía. Resulta un texto pluridisciplinar aunado en torno al concepto de Salud Social, tal y como lo presentó el editor en su obra del mismo título publicada en 1999.

Será de particular interés tanto para los que aguardan expectantes los resultados del encuentro de Asís, como para quienes desde las facultades de economía y empresa aspiran a reencontrarse con una disciplina como si la gente importase para algo. Dará que hablar.

2 comentarios sobre ““Economía y Salud Social: Más Allá del Capitalismo” por J. Pérez Adán

  1. Es muy difícil hoy en día, si es que alguna vez no lo fue, definir el capitalismo. Entre otras razones porque hay muchos capitalismos. En su estado actual desborda lo económico para ir más allá de lo social y constituirse como una meta-teoría explicativa de casi todo. Más si cabe cuando parece que no tenga alternativas o cuando éstas se desconozcan. Uno de los propósitos centrales es constatar que hay alternativas saludables más allá del capitalismo. Intentamos reseñar que es asequible mejorar lo que tenemos y, al tiempo, tratar de evitar los peligros que conllevaría perseverar con un sistema de producción y consumo que ha contaminado (en más de un sentido) tanto, que su vigencia nos llevaría a la ruina.

    Las diferentes propuestas estudiadas parten del concepto de Salud Social, afín a otros similares manejados en la literatura experta como progreso, crecimiento, desarrollo humano, o felicidad colectiva. Difiere, no obstante, de todos ellos en el protagonismo que se otorga al sujeto colectivo (social) y en la preponderancia conferida a valores no materiales e intangibles susceptibles de medición a través de los síntomas que denotan su carencia.

    Se pretende contribuir a abrir la perspectiva de los estudios de economía reconduciendo el área al redil de las ciencias sociales tras un largo y pretencioso recorrido de las ciencias supuestamente
    exactas.

    Me gusta

  2. El Papa Francisco invita a todos los economistas, emprendedores y emprendedoras del mundo a participar en el evento titulado “Economía de Francesco”, que tendrá lugar en Asís entre los días 26 y 28 de marzo de 2020; un evento que – tal y como asegura en la carta – le permitirá “conocer a quienes hoy se están formando y están empezando a estudiar y practicar una economía diferente, una que da vida y no mata, incluye y no excluye, humaniza y no deshumaniza, cuida la creación y no la despoja”.

    Además, junto a los economistas y emprendedores, Francisco también convocará a algunos de los mejores académicos y expertos en ciencias económicas que hoy ya están comprometidos en todo el mundo con una economía compatible con este marco ideal.

    Necesario un pacto común para cambiar la economía actual

    El evento también les ayudará a “conocerse mejor” y a hacer un “pacto común” para cambiar la economía actual y dar un alma a la economía del mañana: “a través de un “pacto” común, promoveremos un proceso de cambio global que vea en comunión de intenciones no solo a los que tienen el don de la fe, sino a todos los hombres de buena voluntad, más allá de las diferencias de creencia y nacionalidad, unidos por un ideal de fraternidad atentos sobre todo a los pobres y excluidos” escribe Francisco en la carta.

    Basílica de Asís

    Asís: símbolo y mensaje de humanismo de fraternidad

    El Papa además asegura que Asís es la ciudad más adecuada para celebrar este evento, pues, durante siglos ha sido “el símbolo y el mensaje de un humanismo de fraternidad”: “Si San Juan Pablo II la eligió como ícono de una cultura de paz, a mí me parece también un lugar que inspira una nueva economía” expresa en el documento.

    Hablando de San Francisco de Asís, quien “se despojó de toda mundanalidad para elegir a Dios como la estrella guía de su vida, haciéndose pobre con los pobres”, el Papa asegura que su elección de la pobreza “también dio lugar a una visión de la economía que sigue siendo muy actual” y que puede dar “esperanza a nuestro mañana, en beneficio no solo de los más pobres, sino de toda la humanidad”.

    Todo está íntimamente conectado

    “En la Carta Encíclica Laudato si’ subrayé que hoy más que nunca, todo está íntimamente conectado y que la protección del medio ambiente no puede separarse de la justicia para los pobres y de la solución de los problemas estructurales de la economía mundial” continúa el Papa en la carta. Por lo tanto, para Francisco, es necesario “corregir los modelos de crecimiento” que son incapaces de garantizar el respeto por el medio ambiente, la aceptación de la vida, el cuidado de la familia, la equidad social, la dignidad de los trabajadores y los derechos de las generaciones futuras. Pero, “lamentablemente – dice – el llamado a tomar conciencia de la gravedad de los problemas sigue sin ser escuchado”.

    Economía del bien común

    Estamos llamados a revisar nuestros esquemas mentales y morales

    Al final del documento, el Papa expresa que ante esta urgencia “estamos llamados a revisar nuestros esquemas mentales y morales, para que puedan estar más en conformidad con los mandamientos de Dios y con las exigencias del bien común” y les pide a todos los economistas y emprendedores a “escuchar a su corazón” porque solo así “se sentirán portadores de una cultura valiente y no tendrán miedo de correr riesgos y comprometerse a construir una nueva sociedad”.

    “Mientras nuestro sistema económico y social todavía produzca una víctima y haya una sola persona descartada – concluye – no podrá existir la fiesta de la fraternidad universal”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s