El cartel decía: “te quedan dos meses de vida”

Cuenta la leyenda que alguien oyó decir que la felicidad era un tesoro. A partir de aquel instante comenzó a buscarla. Primero se aventuró por el placer y por todo lo sensual, luego por el poder y la riqueza, después por la fama y la gloria, y así fue recorriendo el mundo del orgullo, del saber, de los viajes, del trabajo, del ocio y de todo cuanto estaba al alcance de su mano.

En un recodo del camino vio un letrero que decía: “Le quedan dos meses de vida”. Aquel hombre, cansado y desgastado por los sinsabores de la vida se dijo: “Estos dos meses los dedicaré a compartir todo lo que tengo de experiencia, de saber y de vida con las personas que me rodean.” Y aquel buscador infatigable de la felicidad, al final de sus días encontró que en su interior, en lo que podía compartir, en el tiempo que le dedicaba a los demás, en la renuncia que hacía de sí mismo por servir, estaba el tesoro que tanto había deseado.

Comprendió que para ser feliz se necesita amar, aceptar la vida como viene, disfrutar de lo pequeño y de lo grande, conocerse a sí mismo y aceptarse como se es, sentirse querido y valorado, querer y valorar a los demás, tener motivos para vivir y esperar y también razones para morir y descansar. Entendió que la felicidad brota en el corazón, que está unida y ligada a la forma de ver a la gente y de relacionarse con ella; que siempre está de salida y que para tenerla hay que gozar de paz interior.

4 comentarios sobre “El cartel decía: “te quedan dos meses de vida”

  1. Hacer lo que DIOS quiere que hagas puede parecerte muy difícil y quizá puedes no saber como es que DIOS te pide que vivas, también puede parecer que ÉL nos obliga a realizar actos severos y muy difíciles de realizar, también podría tenerse la percepción de que DIOS está en contra tuya y que se empecina en quitarte o prohibirte lo que te agrada y que ÉL lo que quiere es hacerte la vida imposible de vivir, pero todo esto es algo erróneo y fuera de lo que DIOS quiere para ti.

    Veamos…
    El mejor ejemplo que tienes de lo que DIOS quiere para ti lo puedes ver en lo que los padres quieren para sus hijos, claro hablamos de los padres que aman a sus hijos, y sin duda DIOS que es tu Padre Celestial te ama y quiere lo mejor, realmente lo mejor, lo auténticamente mejor para ti.

    Nuestros padres que nos aman quieren lo bueno para nosotros
    Porque nuestros padres quieren lo bueno para nosotros, solo que en su concepto de que es lo bueno o lo mejor para nosotros muchas veces nos imponen lo que debemos ser o lo que debemos hacer y no toman en cuenta lo que nos gusta o por lo que tenemos vocación y en lo que sentimos la llamada, no obstante, no por esas imprecisiones nuestros padres no nos aman y no desean que nos vaya bien en nuestra vida.

    Lo quieren y lo desean, por eso nos insisten en que estudiemos por eso nos dan una formación en casa, nos enseñan valores y nos dan a conocer a DIOS, según ellos le entienden o conocen y según su práctica de fe; nuestros padres nos heredan su sentir y respeto por DIOS de tal manera que nos comparten sus creencias religiosas y su amor por el SEÑOR, el problema es que muchas veces hay una distancia abismal entre ellos y su relación con DIOS, porque no hay una FE viva y vibrante.

    En conclusión, nuestros padres que nos vieron nacer y nos aman, quieren lo mejor para nosotros, por eso muchas veces en favor de nuestro futuro nos obligan a hacer ciertas cosas como ir al colegio cuando queremos descansar, o nos hacen comer cosas que no nos gustan o si enfermamos nos administran medicamentos de un sabor muy desagradable o si queremos huir de una dolorosa inyección que nos atemoriza ellos nos infunden confianza o participan sujetándonos con fuerza para que se nos inyecte

    Nuestros padres que nos vieron nacer y nos aman, quieren lo mejor para nosotros

    ¿Pero si nos aman y quieren lo mejor para nosotros porque participan y autorizan cosas dolorosas?
    Precisamente porque nos aman y quieren lo mejor para nosotros, nos fuerzan a levantarnos temprano, nos ayudan a ser disciplinados, responsables y congruentes, y si para lograrlo tiene que usar la fuerza o su autoridad, es decir, usar métodos que nos harán obedecer como pueden ser los gritos, regaños y lo que sea necesario para que actuemos, sin duda actuarán, para bien nuestro.

    Nuestros padres actúan y nos educan según su concepto de lo que es bueno para nosotros y lo que nos hará ser personas de bien con el tiempo lo comprendemos y lo agradecemos con las famosas palabras: “Que razón tenían los papis”, que este reconocimiento – agradecimiento suele ser tardío, pero al menos te das cuenta que lo que hacían tus padres era porque lo consideraron conveniente.

    Vive haciendo lo que DIOS quiere

    Si tus padres procuran lo mejor para ti y ellos se empecinan en formarte y hacerte una persona de bien y consideran hacer los esfuerzos más que necesarios; porque se sacrifican más allá para ofrecerte un mejor futuro, nuestros padres que son humanos limitados y con un gran amor humano, es decir, amor imperfecto, limitado y muchas veces condicionado o empañado ¿Qué no quiere DIOS, tu Padre Celestial para ti?

    DIOS quiere que seas resplandor de su Gloria
    Este Padre Celestial que te ama quiere darte todo y quiere lo mejor para ti, porque su amor es grande, DIOS quiere que seas resplandor de su Gloria ¿Comprendes la expresión?…

    Hay una mejor forma de expresar lo que DIOS quiere para ti…
    DIOS quiere la Santidad para tu vida; según se encuentra en la escritura, que dice:
    (1 Pedro 1:15-16)
    Si es Santo el que los llamó, también nosotros hemos de ser santos en toda conducta, según dice la Escritura: Sean Santos, porque yo soy Santo.

    DIOS tiene un hermoso propósito para ti que sobre pasa todo plan terrenal, sin embargo, ÉL respeta tus deseos, se mantiene en silencio ante lo que tu quieres, ÉL calla cuando te rebelas o lo niegas o prefieres hacer cosas lastimosas para tu vida, para la vida de los demás y hasta en daño a tu relación con el SEÑOR.

    Vivamos haciendo lo que DIOS quiere. Su Amor es tan grande que no tiene límite, en el peligro está contigo, cuando le imploras viene hacia ti y cuando estas en silencio el respeta tu silencio quedándose contigo, si te alejas no te abandona, si padeces te fortalece, si lo aclamas con fervor se goza y te bendice y aun cuando le abandones ÉL nunca te abandona.

    EL ha trazado un camino, para que puedas ir hacia ÉL, para que logres la Santidad y para que alcances la plenitud siendo el resplandor de su Gloria. Así, con esta ruta marcada no te perderás, no te engañarán y nadie podrá apartarte de su amor…

    Tú puedes vivir haciendo lo que DIOS quiere, según el resumen de los mandamientos que nos llevan a tener paz y alcanzar la Santidad.

    Tú puedes darle trascendencia a tu vida para que esta sea el vehículo que te mueve y lleva hacia la Unión con DIOS; una Unión Eterna y perpetua.
    ¿Cómo?…
    Jesús nos dio la clave en las bienaventuranzas y nos resumió todo el trayecto de la vida de cualquier ser humano en una invitación que nos garantiza alcanzar la Santidad y nos marca el camino que nos dará, tanto la plenitud en nuestra vida como el agrado del Padre Celestial
    Jesús (Juan 13:34)
    Un mandamiento nuevo les doy: ‘que se amen los unos a los otros;’ que como Yo los he amado, así también se amen los unos a los otros.

    Vive haciendo lo que DIOS quiere
    Vivir como DIOS quiere es homenajear su grandeza, es obedecer el propósito al habernos creado y es amarlo……y al Amarlo nos hacemos dignos de sus regalos (dones, virtudes, gracias especiales), porque nos hacemos buenos hijos, pues aun cuando fuéramos tal cual hijos pródigos que finalmente aceptamos regresar arrepentidos, DIOS Padre nos recibe con su gran amor y con sus brazos abiertos para abrázanos y amarnos más…

    DIOS nos espera y al vernos regresar nos recibe con sus brazos abiertos, lleno de amor y con una enorme sonrisa nos recibe, nos abraza, nos ama, nos perdona…

    Más que una imposición, o un coartar tu libertad es un acto de amor y plena confianza, porque sabes que en el Amor del SEÑOR estás y que todo lo que pasa y te pide es para tu bien; haciendo lo que EL te pide, sin duda, alcanzarás la Santidad…

    Si creías que la Santidad era solo para los llamados “Santos”, te he de decir que la Santidad es un regalo para todos y que es justamente el llamado que tienes para entrar al reino de DIOS en el que EL está esperándote para que tú y ÉL estén juntos por siempre y para siempre…

    En resumen
    Vive haciendo lo que DIOS quiere; más que una imposición, o un coartar tu libertad es un acto de amor y plena confianza, porque sabes que en el Amor del SEÑOR estás y que todo lo que pasa y te pide es para tu bien; haciendo lo que EL te pide, sin duda, alcanzarás la Santidad; ten presente que el tiene planes magníficos para ti….. Confía en ÉL

    Me despido con una alegre sonrisa

    Dándoos un fuerte abrazoteeeeeee

      

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s