La aceptación de uno mismo

Un cantero se lamentó: —Ay, si tuviera tanto dinero como este rico. El genio lo llenó de riquezas. Pero apretaba mucho el sol, era verano. —Ay, si fuera sol. El genio se lo concedió. Una nube se interpuso entre el sol y la tierra. —Ay, si fuera nube. El genio se lo concedió. Pero comprobó […]

Leer más La aceptación de uno mismo

Mis brazos sois vosotros

En una iglesia de una aldea alemana tenían un Cristo muy bonito y valioso. Estaba crucificado y la gente le tenía mucha devoción. Durante la Segunda Guerra Mundial cayó una bomba y, al explotar, le arrancó los dos brazos. Al final de la contienda, los del pueblo se planteaban restaurarlo. Pero alguien sugirió dejarlo como […]

Leer más Mis brazos sois vosotros