Cuando ponemos nuestra felicidad en “las cosas”

En el vídeo de abajo vemos, en clave de humor, el drama actual de la frustración de tantas personas que pretenden a toda costa alcanzar aquello que piensan les hará ser felices. El protagonista es un cerdo, Ormie, que hace todo lo posible para obtener unas galletas que siempre parecen estar fuera de su alcance.

A muchas personas les pasa algo parecido, y no cesan en su búsqueda de alcanzar una felicidad que al espectador se le presenta como algo ilusorio o un proceder algo exagerado. Sin embargo, todos hemos conocido personas que llegan prácticamente a autodestruirse en la búsqueda de “eso” que piensan puede llenar el agujero que sienten en su corazón, pero que desconocen que su tamaño es de tal calibre que en realidad solo Dios puede llenar: nos hiciste Señor para ti, y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en tí [san Agustín}

En efecto, nuestros deseos son infinitos. Por eso nunca funciona nada de lo que se nos ofrece como una promesa que es incapaz de cumplir. Un mundo finito siempre dejará insatisfechos nuestros anhelos infinitos. 

La oferta cristiana es que el cumplimiento completo de los anhelos más profundos de nuestro corazón solo se puede encontrar en Dios. Por ahora, caminamos por fe hacia Él, de quien nuestro corazón dice: “Buscad su rostro. ¡Buscad siempre el rostro del Señor!”

¿Qué se quiere decir con “buscar al Señor”? Lo primero es dejar de suponer que las cosas finitas pueden realmente satisfacernos en nuestro ser más profundo; y terminar de una vez esa búsqueda frustrante, inútil y agotadora de esas cosas. Lo segundo es confiar en que a medida que nuestra unión con Dios en la oración se profundiza, nuestra satisfacción con Él aumenta y Él se vuelve más deseable que las cosas de este mundo. Paulatinamente podemos llega a decir que Dios realmente nos satisface.

En el video, Ormie es un cerdo muy infeliz porque no importa cuánto lo intente, no puede obtener lo que quiere. El espectador [y el mundo] parece burlarse de él mientras lo intenta una y otra vez. Todos, al verle, pensamos que aunque obtuviera las galletas, ¡probablemente solo lo satisfacería durante unos veinte minutos!

No podemos permitir que las “galletas” representen la felicidad de la persona. Ormie gasta toda su energía en alcanzar algo que este mundo no puede darle. Una gran cantidad de personas viven así, siempre persiguiendo “ilusiones”. De alguna manera, piensan que si logran adquirir esa única cosa, entonces serán felices. No lo harán, le aportará cierto consuelo momentáneo, pero no felicidad profunda que ansía. El mundo finito simplemente no puede proporcionar lo que muchos quieren que les dé.

Disfruta de este divertido corto animado. A menudo el humor se registra en nosotros porque contiene un elemento de verdad en el que nos reconocemos a nosotros mismos. ¡Ríete y aprende con Ormie el Cerdo!

3 comentarios sobre “Cuando ponemos nuestra felicidad en “las cosas”

  1. No importa cuántas luchas tengas, o que tan culpable seas…sólo entra y derrama tu corazón ahí en la intimidad. Porque es ahí, en la intimidad donde vas a conocer a Cristo, es ahí donde vendrán las bendiciones a tu vida. No mires sólo sus manos, MIRA SU ROSTRO. En Salmos 24:6, lo deja bien claro: “tal es la generación de los que le buscan, de los que BUSCAN SU ROSTRO”. Jacob, a pesar de sus luchas y engaños, buscaba su presencia. Luego, dice SELAH. ¿Qué significa esa palabra? Bueno cada vez que la biblia dice “selah”, se refiere a una pausa, silencio. Un momento en el que la lengua calla y las notas de los instrumentos siguen; es un momento para pensar y reflexionar lo que estás cantando/leyendo. No está ahí por gusto, está ahí para que hagas una pausa y medites en esto.

    En las manos de Dios hay poder, sanidad, perdón y bendición. Pero es mejor, buscar su rostro, adorar su persona; porque ahí vas a conocer no sólo que hace con sus manos, pero también quien es en realidad. Esa es la diferencia entre buscar su rostro y buscar sólo sus manos…
    Un abrazo para todas las amigas y saludos D. Rafael
    MARIA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s