Si le escuchas decir: “No llevéis nada para el camino… Tampoco tengáis dos túnicas cada uno”, comprenderás lo que santa Teresa decía: «Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta».

No llevéis nada para el camino… Tampoco tengáis dos túnicas cada uno.  Me parece que no hay nada de malo en llevar un morral con unas buenas viandas cuando vamos de excursión; o en tener un par de chaquetas en el armario. Por eso, la advertencia del Señor va más allá… Parece como si Jesús […]

Leer más Si le escuchas decir: “No llevéis nada para el camino… Tampoco tengáis dos túnicas cada uno”, comprenderás lo que santa Teresa decía: «Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta».