El Papa Francisco en Estonia

El Papa se reunió en Estonia con madres solteras y con personas alcoholizadas:

Aquí os pongo la homilia que predicó el Papa en Tallin, capital de Estonia, en la plaza de la LIbertad:

Un interesante comentario del Papa sobre la diferencia entre el bienestar y el vivir bien:

baltic-countries-lituania-esp

 

4 comentarios sobre “El Papa Francisco en Estonia

  1. El Papa visitó la catedral católica de Riga, y allí se reunió con personas asistidas por instituciones de la Iglesia.

    Le recibió esta familia con 9 hijos. Los niños conocieron por casualidad a las Misioneras de la Caridad, y desde entonces ellas no dejaron de ayudarlos.

    El Papa vio la tumba del anterior obispo de Riga, que fue martirizado en un campo de concentración.

    Dentro le acogieron con tanto entusiasmo, que arrancaron una sonrisa al Papa.

    Luego Francisco escuchó la historia de una madre de familia y de un hombre con dependencia del alcohol.

    FRANCISCO
    “Gracias por compartir también el testimonio de esas hermanas que no tuvieron miedo de salir e ir allí donde vosotros estabais para ser signo de la cercanía y de la mano tendida de nuestro Dios. Tú has dicho que eran como ángeles que venían, como ángeles que venían a visitaros. Y es así, son como ángeles”.

    El Papa recordó que Dios siempre da una nueva oportunidad, y que por eso es importante crear vínculos entre las personas, para ayudarles a sentirse en casa y descubrir su propia dignidad.

    FRANCISCO
    “Él cuenta con vuestras historias, con vuestras vidas, con vuestras manos para recorrer la ciudad y compartir lo mismo que vosotros habéis vivido. ¿Hoy Jesús puede contar con vosotros? Que cada uno de vosotros responda”.

    Antes de marcharse, el Papa saludó a alguno de ellos, pero el momento más divertido fue este pequeño que le despidió de un modo sorprendente.

    “Es como si fueras mi tío”.

    Le gusta a 1 persona

  2. El Papa advierte en Estonia que el exceso de tecnología destruye «los vínculos interpersonales» y la «alegría de vivir»

    Reconoce que las Iglesias cristianas no han sabido «escuchar a los jóvenes»

    Juan Vicente BooJuan Vicente Boo
    @juanvicenteboo
    Seguir
    Corresponsal en El Vaticano- Actualizado:25/09/2018 11:51h

    A su llegada a un país supertecnológico como es Estonia, donde ha recibido su tarjeta de «residente digital» de manos de la presidenta de la República, el Papa Francisco ha advertido este martes a las autoridades de Estonia que «en nuestras sociedades tecnocráticas se pierde el sentido de la vida, de la alegría de vivir», pues el debilitamiento de las relaciones entre personas «sumerge a los ciudadanos en un cansancio existencial».

    El Papa sabe que, además del alcoholismo, otro gran problema de los tres países bálticos que visita desde el sábado es la fuerte incidencia de depresión e incluso suicidio por falta de calor humano, desplazado por la omnipresencia de las redes sociales y el entretenimiento con pantallas.

    Por eso, en su discurso ante la presidenta Kersti Kaljulaid, las autoridades de Estonia y el cuerpo diplomático, Francisco ha formulado una alerta seria: «El progreso tecnológico puede provocar que se pierda la capacidad de crear vínculos interpersonales, intergeneracionales, interculturales».

    El Papa ha invitado a «romper los círculos que aturden los sentidos, alejándonos cada vez más los unos de los otros». No solo a nivel personal o familiar sino también como nación pues «un pueblo podrá construir el día de mañana solo en la medida que genere relaciones de pertenencia entre sus miembros».

    Francisco no es hostil a la tecnología sino que, simplemente, quiere evitar que deteriore las relaciones entre personas, y menos en un país tan abierto como Estonia. Con la libertad de liderar un país de abrumadora mayoría no creyente, la presidenta Kersti Kaljulaid —experta mundial en energía— ha citado en su discurso de bienvenida al Papa versos de Francisco de Asís y de San Juan Pablo II, aparte de recordar la ayuda de la Santa Sede a la independencia de Lituania no solo hace 100 años sino también negándose a reconocer la anexión por la Unión Soviética.

    Estonia es un país rico pero frío, con un 70 por ciento de ciudadanos que se declaran «no creyentes». Los ortodoxos suman el 16 por ciento de la población, seguidos por los luteranos con el 10 por ciento. Los católicos son un minúsculo 0,5 por ciento: unos 6.000 fieles con un obispo, el francés Philippe Jourdan, nombrado en 2005. Su predecesor, el jesuita alemán Eduard-Gottlieb Markusovitch Profittlich —arrestado por los soviéticos en 1940 y condenado a muerte—, falleció en 1942 en una prisión de Kirov.

    En su primer discurso en Tallinn, el Santo Padre ha reconocido a los estonios su extraordinaria «capacidad de resistencia que os ha permitido recomenzar frente a tantas situaciones de adversidad». Se estaba refiriendo implícitamente a la anexión por la URSS en 1940, la ocupación por los nazis en 1941 y, el retorno de la despiadada ocupación soviética en 1944, con su cadena de encarcelamientos y deportaciones. En la actualidad, Estonia cuenta con un cuarto de población rusa, pero la convivencia es menos tensa que en Letonia.

    Como las confesiones cristianas han sufrido el mismo tratamiento cruel, las relaciones son fraternales, y el encuentro ecuménico del Papa con los jóvenes se ha celebrado muy cordialmente en la catedral luterana, un clima en que el Papa ha recalcado que «una comunidad cristiana no hace proselitismo, que es señal de miedo; la fraternidad es otra cosa, es corazón abierto».

    Francisco ha reconocido ante los jóvenes ortodoxos, luteranos y católicos que «nuestras iglesias cristianas arrastran estilos donde ha sido más fácil hablar que escuchar», por lo que el Sínodo de los Jóvenes, que dará comienzo el 3 de octubre lleva más de un año escuchando a los protagonistas y destinatarios.

    Esa escucha ha permitido constatar, según el Papa, que «muchos jóvenes no nos piden nada porque no nos consideran interlocutores significativos para su existencia, y algunos piden que les dejemos en paz».

    Sin ningún complejo, Francisco ha reconocido que a muchos «les indignan los escándalos económicos y sexuales, ante los que no ven una firme condena», y también «el rol pasivo que les asignamos». Es necesaria más coherencia, y anunciar el mensaje cristiano «con pocos discursos y muchos gestos», pues «así le gusta a Jesús, que pasó haciendo el bien y, al morir, dio prioridad al gesto de la cruz en lugar de las palabras».

    La visita del Papa a los tres países bálticos concluye esta tarde con una misa al aire libre en Tallinn en la que participan también algunos obispos católicos de Rusia, el poderoso vecino que tanto les inquieta.

    Le gusta a 1 persona

  3. Papa Francisco en Estonia: “Los jóvenes están indignados por los escándalos sexuales en la Iglesia”
    Admitió que “sienten la presencia de la Iglesia como fastidiosa e irritante”.

    25/09/2018 – 8:22 ΙClarin.com
    ΙMundo

    En la más clara y contundente declaración sobre la difícil situación interna actual del catolicismo de su gira por los tres países bálticos, el Papa Francisco dijo este martes en su visita de una sola jornada a Estonia, última etapa de cuatro días de peregrinación apostólica, que “los jóvenes están indignados por los escándalos sexuales en la Iglesia y no ven una condena neta”.

    En un encuentro ecuménico con jóvenes católicos, protestantes y ortodoxos, reunidos para escucharlo en la más grande iglesia luterana de este país de 1,3 millones de habitantes, que cuenta solo con 5000 fieles en comunión con el Papa de Roma, Francisco dijo que algunos jóvenes “sienten la presencia de la Iglesia como fastidiosa y hasta irritante, por no saber “interpretar adecuadamente la sensibilidad de los jóvenes por falta de preparación o simplemente por el rol pasivo que les han asignado”.

    El papa Francisco saluda a un grupo de niños durante un acto celebrado en Tallin (Estonia)./ EFE
    
    Hablando con los jóvenes hizo centro en los escándalos que hieren a la Iglesia, alejando de ella a las jóvenes generaciones. El Papa realizó este martes una visita de ocho horas a Tallin, capital de Estonia, que culmina con una misa en la plaza de la Libertad, después de la cual el Papa emprenderá tras una despedida final su viaje de retorno a Roma donde está programado su arribo por la noche.

    En el diálogo con el pontífice argentino, tres jóvenes contaron sus vidas. Una luterana de 18 años, refirió de su vida difícil con el padre alcoholizado y violento y el reciente descubrimiento de la fe, que le ha hecho “encontrar la alegría”. Tauri, ortodoxo, dijo que se había hecho una idea toda suya de Dios, pero ahora conoce su verdadero rostro gracias a la teología. Y Mirko, católico, pidió al Papa explicaciones para mantener el ánima pura y hacer las opciones justas en la vida.

    Francisco respondió largamente, invitándolos a sentirse como peregrinos que caminan juntos “aprendiendo a abrir el corazón con confianza al compañero de marcha, sin sospechosos ni desconfianzas.

    El Papa citó el inminente Sínodo Mundial de Obispos en Roma dedicado a los jóvenes. Bergoglio destacó que las nuevas generaciones quieren ser acompañadas y escuchadas, que muchas veces los adultos de las comunidades cristianas se cierran sin darse cuenta.

    “Queremos llorar con ustedes si están llorando, acompañar con nuestras risas y aplausos vuestras alegrías, ayudarlos a vivir la secuela del Señor”, agregó Bergoglio.

    Tras referirse a la indignación juvenil por los escándalos por los abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia y también los económicos debido a la corrupción, Francisco dijo que los jóvenes quieren una comunidad transparente, acogedora, atrayente, accesible, interactiva y alegre. “Una comunidad sin miedo, con hermandad, el corazón abierto y el abrazo fraternal”.

    En Estonia, el 70% de la población no profesan ninguna religión. En el encuentro con la presidenta Kersti Kaljulaid y los representantes del gobierno, la sociedad civil y el cuerpo diplomático acreditado, la jefa del Estado agradeció a la Iglesia católica que nunca reconoció la ocupación soviética que duró medio siglo después de la Segunda Guerra Mundial. Kaljulaid dijo al Papa que “debemos salvaguardar nuestra libertad y derechos humanos”. Los tres países bálticos, que temen la cercanía rusa, se sienten más seguros de su independencia como miembros de la Unión Europea y la alianza militar occidental, la OTAN.

    La presidenta estonia, Kersti Kaljulaid, da la bienvenida al papa Francisco, a su llegada al aeropuerto de Tallin./ EFE

    En su discurso de respuesta el Papa recordó los sufrimientos de la población estonia, que como Lituania y Letonia recuperó su independencia en 1918 al concluir la Primera Guerra Mundial, tras más de un siglo de ocupación de la Rusia zarista. La libertad duró hasta la Segunda Guerra, cuando los nazis alemanes invadieron los tres países bálticos hasta 1944. El ocupante por medio siglo fue la Unión Soviética, hasta que la segunda independencia llegó tras la disolución de la URSS, en 1991.

    “Vuestro pueblo debió soportar en diversos períodos históricos duros momentos de sufrimientos y tribulaciones. En los últimos 25 años en que volvieron ustedes a pleno título a la familia de las naciones, la sociedad estonia cumplió pasos de gigante, se encuentra, aunque es pequeño, entre los primeros por el índice de desarrollo humano y su capacidad tecnológica.

    Estonia es uno de los países más digitalizados del mundo, por lo que el Papa les advirtió que “poner toda la confianza en el progreso tecnológico como única vía al desarrollo, puede causar la pérdida de la capacidad de crear relaciones interpersonales e interculturales”.

    Vaticano, corresponsal

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s