“Cómo ser feliz” Premio de la audiencia en Voiron Film Festival (France)

Bueno, algo peculiar, pero interesante la propuesta. Qué opináis?

9 comentarios sobre ““Cómo ser feliz” Premio de la audiencia en Voiron Film Festival (France)

  1. El amor se presenta de distintas maneras, con miradas diferentes y matices que no pensamos posibles. Cada quien conoce una perspectiva única, una faceta que nos permite acercarnos a él desde un punto de vista ajeno, porque en realidad, en la vida sólo hablamos de lo que entendemos y conocemos, lo demás es a través de las experiencias de otros. Entender al amor es difícil pero hermoso, porque sabemos que en ese momento somos plenos, llenos de vitalidad y energía.

    El amor es tal vez el sentimiento más grande, que logra mover mundos y transformar la realidad. Muchos directores lo utilizan como inspiración y nos muestran lo que para ellos es el amor y qué es lo que sucede en una relación amorosa. Algunos nos cuentan las historias más tristes, pero sabemos que son ciertas porque también lo vivimos; otros, más románticos, idealizan ese momento en el que la vida parece perfecta.

  2. No hay ninguna persona que no quiera ser feliz. Desde el principio de la humanidad hasta la actualidad, cientos de filósofos, pensadores, profesionales y gente común se han hecho la misma pregunta: ¿cómo podemos ser felices? No era necesariamente porque en ese momento fueran desdichados, sino porque se cuestionaban: ¿cómo ser más felices? Quienes alguna vez se han preguntado esto, ya van por buen camino, puesto que el primer paso para ser feliz, es querer serlo y reflexionar sobre lo que hacemos y dejamos de hacer en la vida. Por lo tanto, no existe una clave de la felicidad o una fórmula exacta que garantice resultados. La felicidad es algo más profundo y muy personal.

    ¿Qué significa ser feliz?
    Viktor Frankl fue un neurólogo y psiquiatra austriaco que fundó la tercera escuela de psicoterapia vienesa, basada en la teoría de la logoterapia. Sobrevivió desde 1942 hasta 1945 en varios campos de concentración nazis, incluidos Auschwitz y Dachau. En su obra culmine “El hombre en busca de sentido” rescata algunas reflexiones de lo que era la vida en aquellas extremas condiciones de miseria y esclavitud.
    En las propias palabras de Frankl: «La felicidad es como una mariposa. Cuanto más la persigues, más huye. Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro. La felicidad no es una posada en el camino, sino una forma de caminar por la vida.»

    La felicidad es propiamente una actitud ante la vida. Es algo que se practica todos los días, independiente a nuestras condiciones. Como el mismo Frankl comenta: «Todo puede serle arrebatado a un hombre, menos la última de las libertades humanas: el elegir su actitud en una serie dada de circunstancias, de elegir su propio camino. ¿No podemos cambiar la situación? Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.»
    Las experiencias vividas por Frankl y sus compañeros en el Holocausto fueron la prueba definitiva para la teoría de la logoterapia. De esta manera, se establece que la voluntad de sentido es la motivación primaria del ser humano.
    Frankl nos da una perspectiva amplia sobre lo que significa ser felices. La felicidad es ajena a nuestras propias condiciones físicas y las situaciones con las que las personas se enfrentan diariamente no son necesariamente obstáculos para ser felices o realizarnos en la vida. Como dice una de las frases más simbólicas de Frankl: «Quien tiene una razón para vivir, acabará por encontrar el cómo».

    Finalmente, todas las personas tienen la capacidad de ser felices en cualquier momento de la vida. Para ello, hay que reflexionar en algunos puntos de la misma y poner en marcha algunos ligeros cambios.

    Seis cosas que puedes empezar a hacer hoy para ser más feliz

    Si bien ya está claro que ser felices es algo personal y que todas las personas tienen la capacidad de serlo, ¿por dónde se puede empezar?, ¿hacia dónde hay que dirigirse?, ¿con quién se debe hablar? Hay que empezar de adentro hacia afuera, evaluando personalmente la forma de ser. Posteriormente es necesaria nuestra relación con los demás y, por último, el entorno.

    Hay que elegir ser feliz
    Primero hay que querer ser feliz. «Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo» dijo alguna vez Abraham Lincoln. Ahora bien, muchas veces se puede estar sujeto a distintas circunstancias en la vida que impiden que la persona sea feliz. No obstante, si la persona decide tomar una actitud positiva, no habrá forma en que la situación le impida alcanzar su felicidad. Asimismo, no se trata de evitar el sufrimiento, sino de acogerlo para que te transforme en una mejor persona y encontrar su sentido.

    Es posible que las personas estén más preocupadas por el cómo alcanzar la felicidad que en el hecho en sí de empezar a ser felices. Un estudio publicado por el Departamento de Psicología de la Universidad de Yale titulado “A Dark Side of Happiness? How, When, and Why Happiness Is Not Always Good” (¿Un lado oscuro de la felicidad? Cómo, cuándo y por qué la felicidad no es siempre buena) habla sobre cómo el buscar constantemente la felicidad puede causar angustia. Esto se debe a que las personas se agobian con todo lo que ellos consideran que se necesita para ser felices. Además, no saben lidiar con la frustración de no alcanzar la felicidad en el tiempo y con los medios que ellos consideraban.
    Entonces, antes de buscar afanadamente la felicidad, hay que preguntarse: ¿realmente la actitud que tengo ante el trabajo, mis relaciones personales y mi vida en general me permiten ser feliz?

    ¿Por qué estoy haciendo lo que hago?

    La vida puede ser rutinaria hasta el punto en el que se pierde el sentido de por qué se hacen las cosas en primer lugar. Se suele basar la felicidad en la esperanza de obtener un mejor puesto en la empresa, aumentar los ingresos o que pronto podremos tener éxito en lo que queremos.
    Sin embargo, la felicidad no viene del éxito, sino todo lo contrario. Albert Schweitzer, Premio Nobel de la Paz en 1952, dijo: «El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que estás haciendo, entonces triunfarás». De esta forma, lo que realmente importa es que cada persona haga o trabaje en lo que realmente le apasione y le haga feliz. Junto a esto, existe un estudio de la Universidad de California que afirma que las personas felices son más optimistas, energéticos y tienen más confianza en sí mismas. Esto aumenta sus posibilidades para concretar un negocio, cumplir objetivos exitosamente, crear o desarrollar nuevos proyectos, etc.

    Aprecia los detalles
    John Lennon decía: «El amanecer es un espectáculo hermoso y sin embargo la mayor parte de la audiencia duerme todavía». Esta frase sirve para introducir el tema de aprender a apreciar las cosas bellas y sencillas que nos rodean. Muchas veces se ignoran esos detalles porque se consideran insignificantes o porque uno ya se ha acostumbrado a ellos. No obstante, apreciarlos puede ayudarnos a ser más felices y a valorar todo lo que tenemos.

    Actualmente, la mayoría de personas descuidan estos pequeños aspectos de la vida. Ahora bien, se ha comprobado que quienes los empiezan a cuidar y a valorar, de inmediato destacan en el mundo laboral y en las relaciones interpersonales. Por ejemplo, llamar a un cliente para preguntarle cómo se ha sentido con su producto o a un amigo para saludar, marcan una diferencia en la forma en que hacemos sentir y nos perciben. Junto a esto, es necesario hacer que el trabajo sea mejor para que uno pueda sentirse más satisfecho con él y, por lo tanto, más feliz.

    Cuídate
    No hablamos de ser vanidosos, pero sí de no descuidar tu apariencia física ni tu salud. Está demostrado que las personas que dedican unos minutos al día en la mañana para ellos mismos tienen una mejor actitud durante todo el día. Por otra parte, utilizar ropa cómoda hace a las personas más productivas, así como reírse en el trabajo. El punto clave es no olvidarse de que la apariencia física no lo es todo, pero es necesario que te sientas bien y cómodo con tu apariencia.
    Ahora bien, hacer ejercicio también puede ser muy positivo. Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Arizona indica que ejercitarse es más efectivo para tratar la ansiedad que la relajación, la meditación y la música terapéutica. Otro estudio demostró que hacer ejercicio regularmente, además de todos los beneficios que conlleva para la salud, causa que las personas tengan una mejor percepción de su cuerpo, más confianza y, por consiguiente, se sientan más satisfechas y felices en su vida. Asimismo, las rutinas de ejercicio han demostrado ser muy eficaces para tratar trastornos depresivos.

    Sé y rodéate de buenas personas
    Hay un estudio realizado por BMJ Group que concluye que la felicidad de la gente depende en gran medida de la felicidad de las personas con quién se conecta, pudiendo de esta forma ser, inclusive, un fenómeno colectivo. La felicidad literalmente se contagia, por lo que hay que tratar de asegurar que las personas que se tengan cerca estén satisfechas con su propia vida, se rían, aprecien los detalles y, por supuesto, elijan ser felices.
    La desdicha también se contagia, por eso puede que a veces resulte insoportable escuchar a quienes se quejan a cada instante y no son capaces de avanzar. Por eso, es necesario pensar en las personas que te rodean. A ser posible, hay que tratar de ayudarlas y se debe analizar quiénes son las que verdaderamente vale la pena cuidar y mantener una relación.

    Finalmente, ayuda a otras personas
    Quizás sea un cliché, pero está avalado por un estudio de la Wharton Business School, de la Universidad de Pennsylvania, el cual ha demostrado que literalmente “ceder algunas horas de nuestro día a otras personas genera la sensación al final de la jornada de que el tiempo fue mucho más abundante, inclusive mucho más que si hiciéramos algo para nosotros mismos durante nuestro tiempo libre”. De esta manera, las personas se sientan más satisfechas y muchos más felices.

    La próxima vez que se tenga la oportunidad de ayudar a alguien, inténtelo. Aunque tome algunas horas, a la larga la sensación que deja es positiva. Además, puede que realmente se logre un gran cambio positivo para los demás y, por otra parte, una buena acción nunca está de más.

    Para concluir, solo queda decir que al final la felicidad depende de cada uno, ya que aunque las acciones, situaciones y circunstancias varíen, se puede encontrar la propia felicidad. Junto a esto, es necesario cuidarnos a nosotros mismos. Por último, está comprobado científicamente que dedicando tiempo a otras personas podemos alargar el que tenemos para nosotros y sentir bienestar. No hay que olvidarse de ninguno de estos aspectos y empezar a ser felices.

  3. ¿Por qué parece tan complicado ser feliz? Sí, yo también me he preguntado eso muchas veces. Quizás te sucede como a mí que, la famosa “zona de confort” ya no es suficiente, sino que más bien, resulta una “incómoda comodidad”. O quizás, sólo tienes esa sensación de que, debe haber alguna manera de que se sienta mejor la vida. Si es así… ¡Felicitaciones para aquellos que como yo, se animan a cuestionarse las cosas y quieren saber como ser feliz, o al menos quieren intentarlo! Que te encuentres aquí, leyendo estas líneas, ya es un buen signo de que estas dispuest@ a cambiar. ¡Qué bien que así sea, porque preparé varios tips que a mí me han ayudado (es un trabajo diario ser feliz) y que estoy segura de que, por ser científicamente probados, si los pones en práctica, tú también podrás conseguirlo. 🙂
    1- PRIMERO, ELIGE SER FELIZ, LUEGO PIENSA EN EL COMO SER FELIZ.
    Bonnie Ware, trabajó en cuidados paliativos acompañando a pacientes a quiénes les quedaban pocos meses de vida. En este proceso logró concluir que, el arrepentimiento que comúnmente manifestaban esas personas, era: “Ojalá hubiese tenido el valor de vivir una vida propia, no la vida que otros esperaban de mi“.

    La vida es una sola y demasiado corta para que esperemos ingenuamente ese momento perfecto, en el cual creemos que la felicidad bajará de algún cielo, e ingresará a nuestra vida en forma de dinero, oportunidad, persona, etc. Y que simplemente con abrazar ese instante, juntaremos la fuerza para: ¡empezar a ser feliz!.
    No. La felicidad es un viaje mucho más largo que ese, más profundo, y más reconfortante, por cierto.
    Es una decisión diaria ser feliz, y cómo cualquier otro hábito, requiere un compromiso constante para internalizarlo.

    Entonces, ten primero la INTENCIÓN, la predisposición para

    Salir de tu zona de confort, para dejar viejas costumbres y pensamientos atrás, y ahora mismo empieza a realizar simples modificaciones, que irán aportando esa sensación de bienestar y plenitud, que te permitirán ser más feliz.
    Es decir: deja de buscar la felicidad, y empezar a vivir la felicidad.
    Un estudio realizado por June Gruber (psicóloga de Yale), sugiere que buscar constantemente como ser feliz, puede generar angustia. Esto sucede cuando quienes la buscan, lo hacen pensando en que todo lo que se sugiere realizar para alcanzar la felicidad, DEBE de hecho hacerlos felices, y no saben lidiar con la frustración, si los resultados no aparecen en tiempo y forma.

    La verdad, es que la felicidad, no es producto de hacer una cosa, sino de un cambio en el estilo de vida, y no siempre se lo consigue por arte de magia.

    Puedes empezar ahora mismo realizando simples cambios como:
    •perdona,
    •deja ir,
    •relájate (no puedes controlarlo todo),
    •prioriza la paz y no siempre la razón (es mucho más saludable),
    •redefine tus valores,
    •sonríe un poco más,
    •di gracias,
    •no te presiones,
    •come despacio y disfruta cada bocado,
    •etc. (etc = el resto de los 6 puntos del artículo)

    2- CAMBIA EL PARADIGMA: el éxito no te hace ser más feliz.
    Esto nos afecta a todos, porque es un paradigma que aún sigue instalado en la sociedad.
    La presión cultural y social al respecto, nos ha llevado a creer que un título, un rol, una posición en una empresa, un cheque gigante a fin de mes, un proyecto que funciona, es lo que nos da la felicidad.
    Pero: ¿qué seríamos nosotros entonces, si todo eso desaparece? En realidad, no está mal ni el cheque, ni la posición, ni el proyecto, lo que está errado es condicionar nuestra vida, y nuestra “felicidad” a eso, porque son cuestiones demasiado efímeras para que funcionen como único sostén de nuestra vida.
    Por eso, el camino hacia el éxito, es completamente el inverso al que creemos, e inclusive, se puede obtener mucho, pero mucho más de lo que imaginamos, si lo recorremos de esta manera.
    “El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que estas haciendo, entonces serás exitoso” ― Albert Schweitzer
    Quién hace cosas para todos los días poder estar en paz, en plenitud y vivir momentos de felicidad, puede triunfar en el resto de los desafíos de la vida: en las relaciones, en el trabajo, en la familia, etc.
    Según un estudio realizado por Sonja Lyubomirsky, Ph.D., de la Universidad de California, indica que cuando las personas se sienten felices, tienden a ser optimistas, energéticos y a tener confianza en uno mismo, lo cual conlleva a que el resto encuentre a estas personas más agradables, sociables y confiables.
    Estos aspectos amplían las oportunidades para: concretar un negocio, para cumplir objetivos exitosamente, crear o desarrollar nuevas cosas, inclusive para conocer a una pareja, hacer más amigos, etc.
    Entonces para ser más feliz, intenta dejar esa ciega ambición, ya que el cheque llegará, el auto, y el status, también llegará, si primero encuentras la pasión, la plenitud en lo que eres y haces.

    3-RODÉATE DE GENTE POSITIVA Y FELIZ
    La felicidad es como una linda enfermedad o virus que se propaga a nuestro alrededor.
    Estar con gente positiva, agradecida, entusiasta, nos contagia bienestar, y nos transmiten esa energía especial, que permite que el día rodeados de ellos, sea más placentero, reconfortante, e inclusive más productivo.
    Un estudio realizado por BMJ Group concluye que la felicidad de la gente, depende en gran medida, de la felicidad de las personas con quién se conecta, pudiendo ser inclusive, un fenómeno colectivo.
    Por eso, es necesario saber elegir quiénes estarán a nuestro lado, ya que la influencia tanto positiva como negativa, es muy grande.
    ¿Acaso no resulta agotador estar cerca de personas que lo único que hacen es quejarse, o que cualquier cosa los pone tristes, o que sienten insatisfacción con su vida, transfiriendo esa frustración con actitudes poco pacientes, poco amables y egoístas?.
    Estas personas, lamentablemente, no hacen más que tirarnos hacia atrás, porque pareciera que, para ellas nada es perfecto, ni demasiado bueno, ni demasiado lindo, ni demasiado justo, ni demasiado prometedor, ni demasiado seguro,etc.
    Ya sea hacer un viaje, empezar un proyecto, iniciar una relación, armar una fiesta, o elegir un restaurant para ir a cenar, todo se vuelve demasiado complicado y el día pareciera estar lleno de trabas. Estas cosas no nos ayudan a crecer, a avanzar, en síntesis, no aporta en nada en la vida de alguien que busca como ser feliz.
    Si el agua que no fluye libremente, al estancarse se pone fea, así también sucede con la energía que nos rodea, con las situaciones que se nos presentan.
    ¡Ojo! Con lo anterior, no espero que confundamos “negación”, con el optimismo. Tampoco sirve estar con personas negadoras de la realidad, de los problemas, de las piedras que todo camino tiene, ya que la vida está llena de cosas buenas y malas, pero lo importante es cómo nos enfrentamos a esas circunstancias.
    Las personas positivas y optimistas, no niegan los problemas, ni una realidad poco placentera, sino que tienen la suficiente seguridad personal, amor propio, para saber que pueden cambiar el curso de las cosas, y transformar un momento triste, doloroso, o un fracaso, en una experiencia que nos hará más sabios, o fuertes para seguir avanzando.

    4- VIVE EL AHORA
    “La verdadera felicidad es disfrutar el presente, sin la ansiedad dependiente del futuro” – Lucius Annaeus Seneca
    Un estudio publicado en Sciencemag , indica que las personas pasan divagando un 47% de su tiempo, lo cual implica una constante ausencia del presente, de las decisiones que tomamos, de los momentos memorables… y luego nos preguntamos ¿cómo fue que llegó navidad tan rápido? ¿Cómo fue que todo esto sucedió este año?
    Uno de los factores más relevantes para la felicidad, es estar enfocado en el hoy, abrazar el momento presente, tener conciencia de lo que nos rodea, y de cada sensación que vamos atravesando ahora, ya, en este instante.
    El pasado no está, ya no cuentas con el ayer, menos aún con el futuro. Lo que tenemos es el presente, y es lo que debemos aprender a vivir.
    Si uno piensa esto dos o tres veces, suena hasta de poco sentido común, querer experimentar o vivir algo que ya no está, o inclusive fantasear o preocuparse por cosas que ni siquiera aún han ocurrido, pero es así como, aparentemente, se nos pasa la vida. Por eso la nostalgia pesa tanto, por eso tantos arrepentimientos, tantos miedos sin sentido…
    ¿Por qué seremos tan insensatos y nos privamos del hoy? Hoy tienes salud, ahora estas tomando un café caliente, riquísimo, ahora estas abrigado, ahora el sol da en tu cara y puedes respirar, ahora tienes una pareja que te acompaña, una amiga que te llama, un jefe que te alienta, hoy es hoy.
    ¿Mañana tendremos esas cosas aún? Y… No sabemos, pero con certeza, vivir pensando en el pasado, o preocupados por el futuro, nos sacan de la vida que tenemos hoy, que es quizás la vida que nos puede hacer feliz, pero con tanto ruido, no podemos darnos cuenta.

    5- REALIZA UNA ACTIVIDAD FÍSICA.
    Realizar alguna actividad física en el día, cambia el día.
    Si estabas cansado, estarás con más energía, si estabas preocupado, estarás menos tenso, si no te gustaba tu cuerpo, te gustará más. Inclusive, si sufrías de insomnio, podrás relajarte y conseguir el sueño, lo cual nos permite además tener mejor humor, estar más lúcidos y focalizados.
    Hacer ejercicios también funciona de manera muy poderosa para calmar trastornos de ansiedad. Un Estudio realizado por Daniel Lenders, de la Universidad Estatal de Arizona, indica que ejercitar funciona mejor que la relajación, que la meditación y música terapia, para episodios de ansiedad.
    Así mismo, se realizó un estudio a través del cual, se comprobó que aún sin perder peso, a las personas que se le había asignado una rutina de ejercicios de 6×40 mins, luego del mismo tenían una mejor percepción de su cuerpo, en comparación con el grupo que se le asignó una actividad de lectura.
    Los beneficios de la actividad física, trascienden todo lo relativos al cuerpo. Un estudio comprobó que aquellas personas con trastornos depresivos, a quiénes se le había suprimido todo tipo de droga y en su reemplazo realizaban distintas rutinas de actividad física, mostraban altos índices de recuperación, y lo más importante, bajos índices de recaída, en comparación con aquellos que sólo habían seguido un tratamiento con medicamentos.
    Claro, me imagino que en un día frío, o luego de una jornada agotadora, es más fácil quedarse en el sillón, “relajándonos” con un café, mirando una serie o leyendo un libro, lo cual no está para nada mal, el caso es, que elijas hacer SIEMPRE eso.
    Para aquellos que necesitan cambiar de una vez por todas la energía del día, y un café, una cerveza, un sillón, no devuelve nada positivo, ejercitar es el mejor antídoto.
    Aunque en un principio cueste juntar coraje para salir a caminar, correr, andar en bicicleta durante una mañana helada, o una tarde de mucho calor, o una noche, luego de resolver todos los problemas de un día agotador, si finalmente te animas a hacerlo, la sensación al regresar a tu casa, va a ser fantástica. Te lo prometo.
    Te sientes más fuerte, más vivo, más sano, más poderoso, porque has logrado hacer algo que no habías pensado que ibas a poder hacer. Es un paso más de superación personal. Inténtalo, es parte de este hermoso trabajo diario de ser más feliz.

    6-PRACTICA LA GRATITUD
    En este punto, es dónde más cómoda me siento, porque realmente nunca me ha fallado la acción de dar gracias.
    No sólo dar gracias a personas, sino a la vida, al universo, o al Dios en el que crees. Es como que mientras más agradecido uno es, la vida te retribuye con más de eso por lo que agradeces.
    El acto de agradecer, es también una correlación de estar focalizado, de vivir el ahora, es un acto del presente, de estar viviendo tu vida hoy, porque está tu conciencia en cada una de las cosas que te están sucediendo, y en lo que tienes.
    Parece tonto, pero para mí es fundamental agradecer tener todas mis extremidades: dos piernas, dos brazos, dos orejas (eso no es una extremidad pero me siguen con la idea), y cuando lo hago, automáticamente siento un alivio y felicidad de que cada cosa está en su lugar y que si quiero puedo salir a correr y ser libre por una hora. Puedo ver, puedo oler, puedo escuchar, puedo degustar los sabores del mundo, puedo sentir la textura de las cosas. Y eso realmente no tiene precio. ¿O no les ha sucedido de golpearse una pierna o quemarse un dedo, y que toda la rutina del día se vuelva un “infierno”?
    Pero dejando de lado mi humilde experiencia, hay estudios que confirman el gran impacto que tiene la gratitud en nuestro bienestar emocional.
    Por parte de Journal of Happiness Studies, se examinaron los efectos de escribir cartas de agradecimiento, en un estudio que involucró 219 personas, el cual consistía en que los participantes debían escribir una carta de agradecimiento por semana (3 semanas). Los resultados sugieren que la focalización consciente de todo aquello que se tiene para agradecer, genera un impacto beneficioso a nivel emocional e interpersonal, incrementando los niveles de satisfacción y disminuyendo los síntomas depresivos.
    Por eso, no dejes de agradecer.
    Para un momento, y anota en un papel al menos 4 cosas lindas que te sucedieron en el día. ¿Qué fue lo que salió bien a pesar de todo?: nadie te regañó en el trabajo, tu hijo se sacó un diez, bajaste 2 kg, se cerró un contrato exitosamente, tuviste un reencuentro inesperado con una amiga/o de años, hiciste el amor, el dinero te alcanzó para pagar todos los impuestos, comiste el mejor plato de pastas en semanas, etc, etc. (Y no nos olvidemos de las extremidades 🙂 )
    Todo esto te llevará a tener más consciencia de la suerte que tienes, y te ayudará a empezar el siguiente día con más energía, y con mejor predisposición para enfrentar las obligaciones diarias de la vida.

    7- ACOMPAÑA Y AYUDA A OTRAS PERSONAS
    En este punto descubrí algo que no lo había pensado tanto:
    Muchas veces estamos tan abocados en nuestras tareas, negocios, preocupaciones, que pareciera que las horas del día no alcanzan para nada, pero se ha demostrado que cuando dedicamos un par de horas a otras personas, la ivopercepción de nuestro tiempo parece ser mayor.
    Según Cassie Mogilner, un investigador de la relación de como ser feliz y la administración del tiempo de Wharton School, llegó a la conclusión, a través de un estudio, que: “ cediendo algunas horas de nuestro día a otras personas, genera la sensación, al final de la jornada, de que el tiempo fue mucho más abundante, inclusive mucho más que si hiciéramos algo para nosotros mismos durante nuestro tiempo libre”
    Ya sea ingresar a un voluntariado, ser mentor de alguien, ayudar a un compañero, o ser por un momento confidente de un amigo que necesita de un oído, expande tu sentido del tiempo y resulta en una gran satisfacción.
    No obstante, más allá del tiempo o del dinero, lo importante es el efecto que generan estas actitudes en los otros. Un simple gesto puede hacer sentir a alguien que vale la pena, que no está solo, y damos esperanza, aún sin saberlo.

    Conclusión:
    Espero que estos tips de como ser feliz resulten de utilidad, y recuerda que puedes empezar ahora mismo.
    No esperes las condiciones perfectas para empezar a trabajar en la felicidad. Eso no existe. La felicidad es una decisión de todos los días, y es necesario dejar de buscar la felicidad, y empezar a vivirla.
    Para eso, focalízate en el ahora, en el presente. Toma conciencia de todo lo que tienes, sientes, y vives HOY. El mañana, no lo conocemos, el pasado ya no está, quizás tienes todo para ser feliz, y no te das cuenta.
    Disfruta cada bocado de comida, cada respiro profundo que puedes hacer, cada mañana que puedes apreciar el sol.
    Si estas triste, cansado, frustrado, ansioso, te aseguro que estar en el sillón, pensando en esas cosas que te hacen mal, no va a generar un cambio en ti. Sal a caminar, a correr, a andar en bicicleta, supera la comodidad del momento, y anímate a sentirte mejor.
    Busca gente que te lleve más lejos como persona, que te desafíe, que te permita avanzar en la vida, en todos los aspectos. Sé generoso con tu tiempo, con tu espacio, con un gesto. No sabes lo que un simple acto, puede generar en el otro.

    (Cogido de internet)

    Si sientes que a otra persona a quién quieres o aprecias, le puede hacer bien estas líneas, ¡no dejes de compartir este artículo!. Quizás puede ser “la” acción del día, aportando una cuota de amor, a la jornada de alguien.

    ¡Gracias por llegar hasta el final de este blogpost, y espero se animen a ser felices 🙂 !

  4. Holaaa! Buenos días por aquí. ¿Cómo estas Rosa?
    Me copio todo tu comentario, Para leerlo con calma. Estoy buscando temas interesantes para compartirlos con las alumnas del instituto… A ver que me recomiendas.
    Aunque no he podido ver el vídeo. Hay una idea que me da vueltas en a cabeza y que realmente me a hecho sufrir un poco. Y es que hace varias semanas atrás escuché a un muchacha de apenas 15 años decir que ella no era feliz, que su vida era muy triste. Y comprenderás lo preocupada que me siento al pensar que a su corta edad no le encuentre sentido a la vida. Entonces estoy en un submarino, buscando ideas que me ayuden a ayudar a otros… Estoy segura que en blog me van a ayudar.
    Un abrazo Rosa y rezo por ti.

    1. Jordania que alegría volver a ponerme en contacto contigo. Te buscaré ahora temas interesantes para poder compartir, pero no quiero demorar la respuesta a la niña de 15 años que me comentas que no es feliz y que su vida era muy triste.
      La carta que me hubiera gustado leer a los 15 años para tener más confianza en mí:

      Hoy quiero escribirte porque te quiero, porque sé que tener 15 años no es fácil y no quiero que llegues a sentirte sola o abrumada.

      Lo que realmente me gustaría hacer en este momento es darte un abrazo muy fuerte y decirte que, eventualmente, todo estará bien.

      Con estas palabras no espero cambiarte, ya que si no te permito equivocarte, no te convertirás en la persona tan grandiosa que eres hoy.

      Dicen que en este mundo sólo somos un destello en el Universo. El tiempo pasa muy rápido y algunas veces dejamos de hacer muchas cosas por miedo, pero la vida es para disfrutarla y vivirla al máximo. No temas si te equivocas, las mejores lecciones son gracias a ello. Sin embargo, me gustaría que tuvieras algunas cosas importantes en mente, que a tu edad uno suele olvidar.

      Voy a empezar diciéndote que no tengas miedo del futuro, acá no hay nada con lo que no puedas. Si pudieras ver lo que eres ahora, te sorprenderías.

      Toma en cuenta los consejos de mamá, aún cuando parezca que no te entiende, son los mejores que podrás recibir. Nadie más te conoce como ella y, creeme, sólo busca tu felicidad. También comete errores, pero está intentando cada día ser mejor para ti. Abrázala, dile cuánto la amas y escucha sus palabras.

      Usa menos maquillaje. Eres más bonita de lo que crees y no, no eres tan gorda como piensas. Debes saber que lo importante no está en lo que se ve, sino en lo que se siente; quiero que aprendas a quererte tal cual eres, porque eso es lo que te traerá felicidad. Eres única. No esperes que nadie te lo diga. Mírate al espejo y entiéndelo, no hay nadie más como tú. Comienza a quererte a ti antes que a cualquier otra persona.

      Huye de las amistades falsas, abraza más a tus amigos de verdad. Siembra confianza y amor en esas amistades, pero aprende a disfrutar la soledad, es tiempo valioso para ti.

      Traza metas y empréndelas poco a poco. No te abrumes intentando tener tu futuro claro. Aún queda mucho camino por recorrer y, creéme, nunca es demasiado tarde para tomar otra decisión.

      Siente, llora, grita y ama, ama mucho. Sé valiente y toma tus sentimientos, vívelos cada uno al máximo, el dolor, las lágrimas, todo es necesario y te harán mejor persona.

      Busca un trabajo que te cause curiosidad, estás en la edad para hacerlo. Inténtalo todo. Y si no eres feliz donde estás, ¡muévete! Gana experiencia, aprende de los demás. Escucha más y habla menos.

      Sé fuerte; esfuérzate por hacer las cosas por y para ti, no por los demás. No te apresures, todo llega a su tiempo, te lo aseguro.

      No tengas miedo de ser tú misma. Confía en ti, en tus valores y en tus creencias; aférrarte a lo que verdaderamente eres, porque es lo justo lo que te hace especial.

      A veces es ahora o nunca y creeme, lo aprenderás muy bien.

      Que el amor no sea un problema para ti, pues lo tienes a manos llenas con la familia que te rodea. Atesora cada minuto que pases con ellos.

      No derrames lágrimas por quien no las merece, ni abraces tanto a quien dice quererte pero en realidad te miente. No te quedes al lado de quien no desea verte volar. Te costará un mundo deshacerte de los apegos, pero, niña mía, lo que obtendrás a cambio será mejor. Llegará alguien maravilloso en el futuro, no trates de apresurarlo, vale la pena la espera.

      No te olvides de tus sueños. No tengas miedo, no escuches malos comentarios ni a la gente que te quiere ver caer. Mantente firme.

      Y sobre todo, nunca olvides esto: ¡Eres y serás suficiente!

      Vive como si no hubiera un mañana, porque cuando menos lo esperes estarás en mi lugar, deseando poder haberte dicho estas palabras antes, mi niña de 15 años.

      Es muy importante que tu y yo mientras le expones lo que consideres oportuno estemos muy unidas en la oración y pedir que nuestro angel de la guarda se haga muy amigo del suyo, asi son tres los que le ayudaran.
      . Por supuesto debes hablarle de Dios y de la Virgen María. Hoy comienza la novena de la Virgen del Carmen. Ir juntas a alguna Iglesia y tratar de hablar con Dios y Santa María. También sería bueno que le aconsejaras un Director Espiritual, el tuyo, por ejemplo y poco a poco ya verás cómo va cambiando. Si vas a algún Centro de la Obra, intenta que te ayuden y la ayuden. Es lo que en principio se me ocurre.

      Estaremos en contacto. Escribe cuando y cuanto quieras. Ahora es que me resulta mas urgente el que te llegue mi mensaje. No te preocupes que te mandaré temas, además de Almudi, que son todos artículos buenísimos.

      Un abrazo muy grande. Espero tus noticias. Y….gracias por tus oraciones. Eres un sol.

  5. Muchas gracias Rosa. Lo he recibido y me encanta… No se cuando tendré la oportunidad de ver a esta chica de nuevo, porque se ha ido. Solo le prometí que iba a rezar mucho por ella. Pero esto me da pie para estar preparada. Parece mentira pero la gran mayoría de las chicas estan pasando por unas situacines muy difíciles y les es muy difícil ver lo bello de la vida.
    Gracias por tu ayuda. Te lo sabré agradecer.

    1. Aquí te mando unos cuantos temas:

      Y surgió la Eclesiología

      Juan Luis Lorda

      ¿La Eclesiología es un tratado del siglo XX? Con matices, hay que decir que sí, que es un tratado del siglo XX. Y que queda consagrado con el documento más importante del Concilio Vaticano II, la Constitución Dogmática ‘Lumen gentium’

      ‘Humanae vitae’: Una esperanza para la familia

      José Noriega

      “El Misterio de la acción conyugal en la unión de naturaleza y gracia. Perspectivas abiertas a 50 años de Humanae vitae”

      Tomás de Aquino en China

      William Carroll

      Entrevista con William Carroll: “Muchos chinos letrados encuentran el pensamiento de Tomás de Aquino de perdurable relevancia”

      La teología en la encrucijada del 68

      Josep-Ignasi Saranyana

      Mayo del 68 puso de manifiesto una crisis cultural, y sus repercusiones tuvieron trascendencia para la vida de la Iglesia y para la teología

      Libertad, verdad, cordialidad: el diálogo como clave de la vida universitaria

      Jaime Nubiola

      Quienes somos optimistas acerca del uso de la razón humana evitamos contraponer libertad y verdad, pues estamos persuadidos de que la libertad humana está inclinada a la verdad

      ‘Dar lo mejor de uno mismo’

      Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida

      Documento sobre la perspectiva cristiana del deporte y la persona humana

      ‘Ressourcement’. Renovación desde las fuentes

      Juan Luis Lorda

      La palabra francesa ‘ressourcement’ se ha convertido en la forma de expresar lo mejor que ha sucedido en la teología católica del siglo XX: una renovación inspirada por un nuevo acercamiento a las fuentes: la Escritura y la Tradición viva de la Iglesia. Es el momento de trazar un panorama

      ‘Oeconomicae et pecuniariae quaestiones’

      vatican.va

      Consideraciones para un discernimiento ético sobre algunos aspectos del actual sistema económico y financiero

      Vocación matrimonial y vocación de los hijos

      María Pilar Salvador

      “Los jóvenes buscan siempre la belleza del amor, quizá cedan a las debilidades, pero en lo profundo del corazón desean un amor profundo y puro”

      Psicología y celibato

      Wenceslao Vial

      ¿Es posible la armonía psicológica en el celibato? El artículo se adentra en los conceptos de amor y sexualidad en el proceso de madurez

      Página 1 de 55
      <<

      HAY MUCHISIMOS ARTICULOS, PARA QUE TENGAS DONDE ELEGIR. TODOS SON DE ALMUDI, QUE ES GARANTIZADO.
      PARA LOCALIZARLOS DEBES METERTE EN “ALMUDI ARTICULOS”ALLI LOS TIENES DESARROLLADOS Y PUEDES ELEGIR LOS QUE CONSIDERES MAS OPORTUNOS. SI TIENES ALGUN PROBLEMA O TE GUSTARIA ALGUN TEMA EN CONCRETO NO DUDES EN DECIRMELO Y YO TE LO MANDO COPIADO ENTERO. TE HE EXPUESTO UNOS CUANTOS PERO LOS HAY DE TODOS LOS TIPOS.
      MUCHAS GRACIAS POR ESA ILUSIÓN E INTERÉS QUE TIENES POR DAR A CONOCER LA VERDAD. PIDO MUCHO POR TI Y SE QUE AYUDARÁS A MUCHA GENTE.
      UN ABRAZO, CON TODO MI CARIÑO.

  6. Rosa muchisismas gracias. No había podido entrar porque no tenia internet. Aquí estoy de nuevo. También rezo por ti. Cuando tenga alguna duda o algo así, se que puedo contar contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s