La fe y el deporte, dos buenos aliados

5 comentarios sobre “La fe y el deporte, dos buenos aliados

  1. KEYLOR NAVAS
    Portero del Real Madrid
    “De pequeño, escuchaba a gente hablar que decía “eso es imposible”. Por dentro se me encendía algo y me decía: “¿imposible? Yo no veo nada imposible. Puede haber cosas que yo no puedo conseguir pero voy a matarme para intentar conseguirlas. Yo siempre he sido muy cabezota. Y si algo no me sale, lo repito y lo repito hasta que me salga”.

    “Keylor Navas, Hombre de fe” es una película de ficción que narra cómo Keylor Navas alcanzó la gloria del fútbol mundial como guardameta de uno de los mejores equipos del fútbol, el Real Madrid.

    Pero no es simplemente un film sobre el que está considerado como el mejor futbolista de su país. Es también una inspiradora historia de fe.

    KEYLOR NAVAS
    Portero del Real Madrid
    “Siempre hubo pruebas pero, hoy en día, me doy cuenta de que Dios siempre me estuvo cuidando porque, a pesar de que había muchas cosas, Dios siempre estaba ahí”.

    A lo largo de la cinta es posible ser testigo de las dificultades por las que pasó para llegar hasta lo más alto del fútbol profesional. Comenzó a los 5 años ya como portero. A los 14 años vivía solo para poder dedicarse a su pasión. Hoy en día con el Real Madrid, acumula diez de los títulos más importantes del mundo.

    KEYLOR NAVAS
    Portero del Real Madrid
    “Desde pequeño ya me gustaba el fútbol pero no tuve las facilidades para poder tener todo lo que quería. Muchas veces paré sin guantes, zapatillas con tacos tampoco tenía. Todas esas cosas, cuando uno tiene un sueño más grande y más importante te ayudan y te motivan para seguir adelante”.

    La película fue rodada en Costa Rica y en España, en lugares tan emblemáticos como el estadio Santiago Bernabéu.

    Le gusta a 1 persona

  2. Keylor Navas: Jesús, antes que ganar la Champions

    “Hay que disfrutar el fútbol, es una bendición de Dios, pero no es lo más importante en mi vida. Desde que acepté a Cristo en mi corazón mi mayor objetivo es la vida eterna y estar junto a Él.”

    FUENTES ABC MADRID 24 DE MAYO DE 2018 23:00 h

    Es feliz Keylor Navas (San José, Costa Rica, 15 de diciembre de 1986), el portero actual del Real Madrid. Tras cuatro temporadas en el club blanco, tres de ellas como titular, el guardameta costarricense afronta su tercera final de Champions. Será ante el Liverpool en Kiev.

    Pocos guardametas hubieran soportado lo que ha tenido que aguantar Keylor en el club blanco. Siempre en la rampa de salida, lo hiciera bien o no, Navas ha hecho su camino con serenidad y paz, basándose en su fe en Jesús, siendo decisivo de nuevo para llegar a otra final de Champions

    Y lo ha hecho en una campaña marcada, otra vez, por un continuo goteo de posibles fichajes para la portería, un runrún que ya forma parte de su día a día y que asume con la misma naturalidad y perfil discreto con el que desembarco en el Real Madrid en 2014: «Aquí vine a hacer mi historia, no a borrar la historia de nadie».

    Pregunta.- ¿Cómo recuerda su infancia?
    Respuesta.- -Fue complicada, pero a la vez muy divertida y feliz. La recuerdo con muchas alegrías, jugando con los amigos a los juegos típicos de entonces, como peonza o canicas. Y al fútbol, claro. Estoy muy agradecido a mi familia porque siempre luchó para sacarme adelante y todas la pruebas complicadas que tuve que pasar de niño fueron pruebas que me hicieron tener una mente fuerte, un carácter luchador. Por eso ahora nunca me doy por vencido. Todo lo que pasó en mi infancia ha tenido una repercusión enorme en mi vida actual.

    P- ¿Por qué se hizo portero?
    R.- Un día, cuando solo tenía cinco años, fui a ver un partido de mi padre, pero antes había otro partido de niños de unos diez años, más o menos. Nunca se me olvidará como en ese encuentro uno de los dos porteros sacó un disparo a mano cambiada. Esa imagen se me quedó grabada en mi cabeza, y ahí sigue, y desde aquel día le dije a mi padre que me apuntara a una escuela de fútbol, que quería ser portero. Esa parada de aquel niño fue como si me hubieran puesto el sello de lo que yo iba a ser en la vida: portero de fútbol.

    P.- Hace tres veranos, usted estuvo una tarde del 31 de agosto en una sala del aeropuerto de Barajas esperando un avión rumbo a Mánchester. Iba a sellar su contrato con el United, que vendía a De Gea al Madrid. Al final pasó lo que pasó con aquel fax que llegó un minuto tarde, y hoy está a noventa minutos de ganar su tercera Champions con el Madrid, igual que Íker Casillas. Cómo de caprichoso es el destino…
    R.- Dios tiene un propósito para cada persona. Me acuerdo bien que ese día, antes de comenzar todo el jaleo, hice una oración con mi esposa y le dijimos a Dios que si él quería que me fuera, me iba, pero que si quería que me quedara, me quedaba tan feliz.

    Recuerdo también el día de mi presentación con el Madrid pasar por delante de todas las Champions y en ese momento, pedirle a Dios que me diera la oportunidad de poder escribir mi historia en este club. Las cosas no pasan por casualidad. Aquí estoy, escribiendo mi historia y ganando títulos.

    P.- Usted es un fiel creyente, en el riguroso significado de la expresión. Hasta tiene un grupo de Biblia.
    R.- Sí. Se llama ‘Theos Place’ (un grupo evangélico), y su objetivo es que todas las personas puedan tener una relación con Dios, acercarse a él, leer y entender la Biblia, y orar. Tenemos una charla los jueves a las 20.30 horas, donde una persona da la charla o vemos una grabada desde Costa Rica, donde empezó este grupo. También tenemos estudios de la Biblia los lunes, martes y viernes. Son grupos pequeños de 8-10 personas con un líder que ha estudiado y conoce bastante bien la Biblia, y guía a los alumnos para entenderla.

    P.- ¿Y a usted, la Biblia, la fe y su amor a Dios en qué le ayuda en su vida y en el fútbol?
    R.- Todo esto que tengo hay que disfrutarlo porque el fútbol es una bendición de Dios, pero no tiene por qué ser lo más importante en mi vida.
    Desde que acepté a Cristo en mi corazón mi mayor objetivo es lograr la vida eterna y poder llegar a estar junto a él.
    Cristo me ayuda a ver las cosas desde un punto de vista donde uno empieza a entender que hay cosas que no tienen por qué afectarnos. Cristo me da sabiduría, una mente tranquila y un corazón fuerte para en los momentos difíciles luchar, y en los momentos de bendición y felicidad no volverse loco, tener los pies en la tierra y ser humilde.
    También me ayuda a pensar con detenimiento cada decisión de mi vida para saber si edifica más o menos. Y me recuerda que hay muchos niños que me siguen, y quiero darles ejemplo, porque de lo contrario me sentiría mal.

    P.- Seguramente sí que habrá personas que se sientan mal por todas las veces que le han querido ver fuera del Madrid. ¿Tiene la espaldas más anchas que hace cuatro años?
    R.-Todo lo que me ha pasado en este club lo veo como pruebas bonitas, piedras que me encuentro por el camino. Y una vez que las supero, las cojo y voy construyendo un muro más grande. No veo estas pruebas como algo que tengo que esquivar, sino algo que tengo que hacerle frente con trabajo y salud, dando resultados y disfrutando con toda la gente que ha creído en mí.
    Yo sé perfectamente que en este mundo se ve más lo malo, la manchita que hay en una hoja en blanco antes que la hoja en blanco, pero hay muchas personas que siempre han creído en mí, que me han apoyado y ellos han sido mi mejor motivación.

    P.- Cuando deje el fútbol, ¿cómo le gustaría que se le recordara?
    R.- Como un buen portero y deportista, claro, porque para eso nos dedicamos al fútbol, pero también como una persona que tenía buenos principios, creía en Dios y fue un ejemplo dentro y fuera de la cancha.
    Me gustaría que se dieran cuenta que un costarricense luchó contra todo y todos, con fe y con ganas, y salió adelante. Desde que llegué al Real Madrid mi mentalidad fue la de escribir mi propia historia, no la de borrar la historia de nadie. Y en eso estoy. Pura vida.

    Este es un extracto de la entrevista completa a Keylor Navas en el diario ABC.

    1

    Le gusta a 1 persona

  3. Sábado, 16 de junio de 2018

    Inicio / Personajes

    Llega a los cines españoles su historia: desde su infancia en una remota aldea hasta el Real Madrid

    Fe, esfuerzo y superación: la lección de vida que Keylor Navas ofrece a los adolescentes de hoy

    La película “Un hombre de fe” cuenta como un niño humilde gracias a la fe y al esfuerzo llegó a ser una estrella del mundo del fútbol

    La película “Un hombre de fe” cuenta como un niño humilde gracias a la fe y al esfuerzo llegó a ser una estrella del mundo del fútbol

    Historias de superación

    “Estoy muy agradecido con Dios porque lo que estamos viviendo son experiencias únicas”. Estas fueron las primeras declaraciones que realizó Keylor Navas tras ganar su tercera Champions League con el Real Madrid el pasado 26 de mayo.

    El que ya es el futbolista más importante de la historia de Costa Rica aseguraba desde el terreno de juego en Kiev que “nunca perdimos la fe, siempre trabajamos, le pedimos a Dios mucha salud para llegar lo mejor posible a los partidos, ya es una realidad y somos campeones de nuevo”.

    Sencillez, humildad y esfuerzo
    Precisamente esta fe es lo que caracteriza a uno de los mejores porteros del mundo, titular en el Real Madrid y sucesor de Iker Casillas en la portería blanca, todo un desafío. Y lo ha hecho haciendo galas de unas virtudes con las que se ha ganado a compañeros y afición: humildad, sencillez, paciencia, esfuerzo y trabajo, mucho trabajo. Y todo ello ensamblado gracias con su profunda fe en Dios.

    Sin alardes y sin llamar la atención, Navas es sin duda uno de los espejos en los que millones de niños pueden mirarse, pues resulta un ejemplo a seguir tanto por su espíritu de superación como por su manera de llevar la fama, alejándose de los escándalos y de la ostentación de la que hacen gala muchos de los futbolistas.

    Precisamente sobre este espíritu de superación y de su profunda fe trata la película que este 1 de junio se estrena en España, y que se proyectará en los cines Yelmo (más información aquí). Titulada Un hombre de fe, esta producción realizada entre Costa Rica y España, cuenta la historia de un niño humilde que supera todo tipo de trabas para cumplir su sueño, jugar al fútbol. El filme le acompaña en este proceso hasta su fichaje y recientes éxitos con el Real Madrid.

    Luz para los niños de hoy
    Sin embargo, la película no busca, ni mucho menos, ensalzar la figura y trayectoria del guardameta costarricense. Va más allá, quiere ser luz para tantos niños que ven a jugadores como Keylor por televisión, o para adultos que van encontrando obstáculos en su vida. Muestra un caso claro de superación de un personaje público.

    Le gusta a 1 persona


  4. VATICANO

    Mundial de fútbol: “Los equipos grandes y pequeños en el corazón del Papa”

    “El deporte nos lleva a dar lo mejor de uno mismo”. En vísperas del inicio del Mundial de Fútbol, Rusia 2018, entrevistamos a Mons. Melchor Sánchez de Toca, Subsecretario del Pontificio Consejo de la Cultura.

    Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

    “El deporte, el futbol como deporte de escuadra, el deporte rey nos enseña la importancia del juego de equipo, un aspecto que ha subrayado el reciente documento: “Dar lo mejor de sí”, del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida con una introducción del Papa Francisco”, lo dijo Mons. Melchor Sánchez de Toca, Subsecretario del Pontificio Consejo de la Cultura, dialogando con nuestro colega Amedeo Lomonaco, a pocos días de iniciar el Mundial de Fútbol, Rusia 2018.

    Una ocasión para reflexionar sobre el deporte

    “Comienza el mundial de futbol y durante un mes – señaló el Subsecretario – la atención de todo el mundo, en todo el planeta estará concentrada en Rusia, en los distintos partidos que se van a jugar. Es un acontecimiento planetario que une como muy pocas otras cosas, quizá con la excepción de los Juegos Olímpicos – precisó Mons. Sánchez de Toca – a la humanidad en torno a un espectáculo deportivo y esto es significativo porque quiere decir que el deporte toca las fibras más íntimas de la persona humana, nos devuelve a nuestra condición de criaturas libres que se expresan a través del juego”.

    El futbol, agregó el Subsecretario, es maravilloso porque reserva siempre grandes sorpresas y a veces el pequeño David, derrota al gigante Goliat como hemos visto muchas veces. “Y el corazón del Papa – señaló Mons. Sánchez de Toca – como todos imaginamos latirá fuertemente por la nacional albiceleste, pero yo estoy seguro de que en su corazón también los equipos pequeños, como en general en su corazón de pastor, tienen un lugar muy importante”.

    Los ojos del mundo fijados en Rusia

    Los ojos de los deportistas y de los apasionados del fútbol están dirigidos a Rusia, donde está por iniciar el campeonato mundial de fútbol. Serán 32 equipos de todas partes del mundo los que se contendrán la Copa más prestigiosa del mundo. El balón que será mostrado durante la ceremonia de inauguración llegará desde el espacio, antes de su ingreso al campo en el estadio Lužniki de Moscú, fue llevado a la estación espacial internacional. El partido inaugural se disputará entre las selecciones de Rusia y Arabia Saudita.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s