Atrévete a pedir cosas grandes, incluso imposibles… ¡Cuántas sorpresas!

Pedir cosas grandes: el cielo, la contrición, nuestra conversión… Y al ángel de la guarda, ¿le hemos pedido favores importantes? Quizá le tenemos infravalorado en sus posibilidades y casi como a un chico de hacer recados. Y,,, También dar con generosidad. Magnificencia «El magnífico, a pesar de situarse en un extremo –en el sentido de […]

Leer más Atrévete a pedir cosas grandes, incluso imposibles… ¡Cuántas sorpresas!