¡Esto es vida!

Para unos, el hombre no es sino un animal evolucionado. Para otros, es un espíritu encarcelado en un cuerpo grosero, que no será feliz hasta que se libere de las ataduras carnales. Ambos se equivocan; pero, si tuviera que elegir, elegiría a los primeros. Me aterran los espiritualismos. Es más fácil invitar a rezar a quien se cree un simio privilegiado que reconciliar a un espíritu puro con las ordinarieces del cuerpo.

Somos, a un tiempo, seres carnales y espirituales. Somos barro de la tierra que recibió el aliento de Dios. Cuerpos que rezan y espíritus que comen. Precisamente por eso, nuestra existencia no puede ser plena sin oración; pero tampoco lo será jamás sin una copa de vino y un buen plato en la mesa. Nos hace felices, más que nada, el amor limpio. Pero no podríamos gozar ese amor sin un beso, que brota de unos labios de carne.

Un espíritu no tiene carne y huesos como veis que yo tengo… ¿Tenéis ahí algo de comer?¡Bendita carne, benditos huesos, bendita comida! Un día resucitaremos así. Y, entonces, mientras contemplamos el rostro del Señor, quizá frente a una copa de cerveza, gritaremos, llenos de alegría: «¡Esto es vida!».

5 comentarios sobre “¡Esto es vida!

  1. PALABRAS DE S.JUAN PABLO II.

    “Estamos en el mundo sin ser del mundo, constituidos entre los hombres como signos de la verdad y de la presencia de Cristo para el mundo. Le entregamos todo nuestro ser concreto como expresión suya, para que El siga pasando haciendo el bien”. (Cf. Act 10:38)

    “El verdadero conocimiento y la auténtica libertad se hallan en Jesús. Dejad que Jesús forme parte siempre de vuestra hambre de verdad y justicia, y de vuestro compromiso por el bienestar de vuestros semejantes”.

    “La libertad, en todos sus aspectos, debe de estar basada en la verdad. Deseo repetir aquí las palabras de Jesús: “Y la verdad os librará” (Jn 8:32). Es, pues, mi deseo que vuestro sentido de la libertad pueda siempre ir de la mano con un profundo sentido de verdad y honestidad acerca de vosotros mismos y de las realidades de vuestra sociedad”.

    “Solamente la libertad que se somete a la Verdad conduce a la persona humana a su verdadero bien. El bien de la persona consiste en estar en la Verdad y en realizar la Verdad”. (Enc. Esplendor de la Verdad)

    :: La vida

    “Me afecta cualquier amenaza contra el hombre, contra la familia y la nación. Amenazas que tienen siempre su origen en nuestra debilidad humana, en la forma superficial de considerar la vida”.

    “Queremos AMAR COMO TÚ, que das la vida y te comunicas con todo lo que eres. Quisiéramos decir como San Pablo: «Mi vida es Cristo» (Flp. 1,21). Nuestra vida no tiene sentido sin ti”.

    “La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida”.

    “El respeto a la vida es fundamento de cualquier otro derecho, incluidos los de la libertad”.

    “Todo ser humano, desde su concepción, tiene derecho a nacer, es decir, a vivir su propia vida. No sólo el bienestar, sino también, en cierto modo,el ser mismo de la sociedad, dependen de la salvaguardia de este derecho primoldial. Si se niega al niño por nacer este derecho, resultará cada vez más difícil reconocer sin discriminaciones el mismo derecho a todos los seres humanos”.

  2. ¿Qué es lo que crees que no puedes lograr? ¿En qué momento se te olvidó que Dios es quien te da las fuerzas para alcanzar todo lo que te propongas en tu vida?

    Creer en Dios, es, antes que nada, confiar en el amor que Él nos tiene. Nuestra fe no se basa en lo que vemos, sino en lo que no vemos, pero que sabemos que recibiremos ¡Vamos!

    Hoy te invito a renovar tus fuerzas, a no darte por vencido ¡No te rindas! ¡Sé valiente! Esfuérzate y da más de ti.

    No importa lo que haya pasado, o las veces que te equivocaste, todos cometemos errores, y al mismo tiempo todos tenemos oportunidades para corregirlos, y hoy, es el día que te ha regalado el Señor para que te lo desmuestres a ti mismo.

    Jesús siempre quiere lo mejor para nuestras vidas. No debes rendirte aunque veas que todo el panorama se torne gris. Jesus no te defraudará.

    Durante este día ten presente esta Palabra de vida que te regala Dios:

    “Aunque se aparten las montañas y vacilen las colinas, mi amor no se apartará de ti, mi alianza de paz no vacilará, dice el Señor, que se compadeció de ti” (Isaías 54,10)

    ¡Ánimo entonces! Con Dios a tu lado no quedarás derrotado. Amén.

    Oración para renovar las fuerzas

    Señor mío, te doy gracias por este día que me has regalado y en el que puedo confiar en que te harás presente a lo largo de toda situación. Confío en que hoy abrirás caminos de bendición para mí.

    Quiero sentir tu alegría, que me abrazas en el viento que se desliza en mi rostro, que te escucho en cada canto de las aves.

    Hoy, me animo a decirte en este momento: “Me siento feliz, Señor, porque sé que me amas, porque sé que soy valioso para Ti. Me siento feliz, Señor, porque sé que eres mi amigo”.

    Te alabo con todas las fuerzas de mi corazón. Gracias, Señor, gracias. Todo lo pongo en tus manos, ¿quién me hará dudar en el camino? ¡Ninguno!

    Sólo Tú, Jesús mío, eres mi fortaleza y mi refugio. Estoy contigo y ya con eso me basta para saber que hoy estaré bajo tu poderosa bendición.

    Gloria a tu santo nombre. Gloria a Ti por siempre Señor. Cuento contigo para superar todas las dificultades.

    Tú Palabra es como un escudo para mí que evita que me dañen los malos deseos, críticas destructivas y malas acciones de aquellos que sólo buscan dañarme.

    Tu presencia me protege y me ayuda a que todo salga bien. Confío en tu palabra que sana y que da vida.

    Amén.

    Ánimo entonces, que Dios está de tu lado y no te dejará sucumbir ante ninguna adversidad

    “Para mí la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada al cielo, un grito de agradecimiento y de amor en las penas como en las alegrías”. (Santa Teresa de Liseaux)

  3. Hoy… Aunque Fracasare… En Él Tendré Oportunidad

    “Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; más los impíos caerán en el mal” Proverbios 24:16

    El mundo está lleno de fracasos. Fracasos grande y pequeños. Nadie nace para fracasar, pero los fracasos son necesarios, porque a través de los fracasos aprendemos lecciones que de otra manera quizá no entenderíamos ni apreciaríamos muy bien. Cuando fallamos, cuando fracasamos lo más importante es levantarnos y persistir.

    El más grande ejemplo de persistencia es Abraham Lincoln. Abraham Lincoln nació en medio de pobreza y se encontró rodeado de derrotas a lo largo de su vida. Perdió ocho elecciones, dos veces falló en los negocios y sufrió un quiebre nervioso. El podría hacer renunciado a persistir, pero por seguir a pesar de… llegó a ser uno de los mas notables presidentes de los Estados Unidos.

    En 1816 Abraham Lincoln fue forzado a salir de su casa y trabajar para apoyar su familia. En 1818 su madre murió, en 1831 fracasó en los negocios, en 1832 se lanzó en campaña por la legislatura del estado y perdió, en 1832, perdió su trabajo y quiso entrar a la escuela de leyes y no pudo.

    En 1833 pidió prestado dinero de un amigo para iniciar un negocio y a fin de año estaba en bancarrota. Gastó 17 años de su vida para pagar esa deuda. En 1834 se lanzó en campaña por la legislatura estatal y ganó. En 1835 se casó y su esposa murió. En 1836 tuvo una crisis de nervios y estuvo en cama por seis meses. En 1838 buscó ser el portavoz de la legislatura estatal y fue derrotado.

    En 1840 fue derrotado nuevamente en elecciones. En 1843 se lanzó en campaña por el Congreso y perdió. En 1846 se lanzó otra vez en campaña para el Congreso y ganó, haciendo un buen trabajo en el Congreso. En 1848 se lanzó a la reelección del congreso y perdió. En 1849 se buscó el trabajo de oficial de tierras en su estado y fue rechazado.

    En 1854 se lanzó en campaña para el Senado de los Estados Unidos y perdió. En 1856 buscó la nominación de vicepresidente en la Convención de partido y obtuvo menos de 100 votos. En 1858 se lanzó en campaña por el Senado y perdió. Y en 1860 fue elegido presidente de los Estados Unidos. Después de perder en campaña por el senado el dijo: Esto es solo un desliz, más no una caída.

    Hoy debo aprender de hombres como Abraham y más sabiendo que mi vida está en las manos del Señor. Siete veces cae el justo vuelve a levantarse, Hoy seguiré adelante a pesar de los fracasos.

    Señor, Gracias porque en ti está mi fortaleza. Siempre cuento con tu presencia y tu ayuda. Quiero hoy ser perseverante y caminar con la alegría de saber que aún en mis fracasos encuentro una escuela para aprender. Ayúdame a ser perseverante a pesar de mis fracasos. Amén.

  4. No te confíes!!!

    El partido de fútbol de esa mañana pronosticaba un excitante encuentro. Los changuitos estaban ansiosos por iniciar el partido. Se oye el silbato y empiezan a correr todos tras la bola, pases cortos, pases largos y allí van corriendo de un lado a otro, de extremo a extremo de la cancha, de pronto un tiro largo, largo, largo. La bola fue a parar justo en medio del pantano que se encontraba al otro lado de la cancha.

    Los changuitos se paran la orilla del pantano pretendiendo alcanzar el balón apoyados con un palo, otro tira una piedra y nada. De pronto un osado y valiente changuito va dando semejantes saltos hasta llegar donde la bola. La sujeta, mientras el resto de changos desde la orilla le aplaudían y animaban. De pronto el changuito se empieza a hundir, mientras mas se movía pretendiendo avanzar o salir mas se hundía.

    Los changos expectantes gritaban: ¡Sálvate a ti mismo! ¡Sálvate a ti mismo!. Ante los animosos gritos el changuito se sujeta a sus propias orejas y empieza a tirar hacia arriba, pretendiendo salvarse a si mismo de hundirse.

    “Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia” Prov. 3.5

    A mi juicio esta es una de las escrituras mas retadoras al orgullo humano que se cree demasiado sabio, que se cree que por sus propios medios saldrá avante.

    Los que hemos tenido la oportunidad de estudiar una profesión, obtener algún diplomado o lograr una carrera profesional exitosa, incluso los que han alcanzado una posición social, económica o laboral trascendente, nos encontramos de pronto en medio del pantano al igual que el changuito de la anécdota. Tratar de salir solos de nuestros problemas, pretender hacer las cosas sin ayuda o peor aún, fingir que no necesitamos de nadie para salir adelante en la vida es la peor de las falacias.

    El libro de proverbios nos muestra los beneficios que ofrece la Sabiduría, entregarse por completo en buscar inteligencia y buen juicio como si buscara plata o un tesoro escondido.

    “Las enseñanzas son una lámpara encendida; las correcciones y los consejos son el camino de la vida” Proverbios. 6.23
    “Mira siempre adelante, mira siempre de frente. Fíjate bien en donde pones los pies, y siempre pisarás en terreno firme”. Proverbios. 4.25-26

    Psic. Patricia Villanueva

  5. No permitas que nada ni nadie te robe las ganas de vivir. No tengas miedo, Dios te ha creado para los triunfos. Es hora de dejar atrás todo miedo y dolor. Ten y fe y lucha. Dios pintará tus días de colores, Su poder te llenará de esperanzas y sólo con Él sentirás la certeza de que vencerás todas tus dificultades ¡Créelo! Dios ha sembrado en tu corazón talentos y recursos para todas tus victorias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s