¡Corred al sepulcro!

No hace ni dos meses, un 8 de febrero, a las cinco de la mañana, recorría las calles de Jerusalén, acompañado de cinco amigos. Caminamos en silencio hasta el sepulcro de José. Llegamos allí sobrecogidos, y, una vez más, la cavidad de ese sepulcro nos anunció la más jubilosa de las noticias: Allí no había […]

Leer más ¡Corred al sepulcro!