Conviene que nos tratemos bien a nosotros mismos, con buen humor y una chispa de optimismo, con palabras amables

Nuestro cerebro, que es un trabajador incansable, tiene la costumbre de decirnos continuamente cosas. Existe en nuestro interior una especie de desdoble del yo: es como si lleváramos dentro otro personaje con el que entablamos diálogo. Este sujeto se dedica, a veces, a decirnos cosas negativas: «siempre te equivocas», «nadie te quiere», «nunca lo conseguirás»… […]

Leer más Conviene que nos tratemos bien a nosotros mismos, con buen humor y una chispa de optimismo, con palabras amables