La discreción lleva a no indagar en las vidas ajenas; reservar la propia intimidad ante extraños y no airear asuntos ajenos

La discreción es una gran virtud… Los secretos verdaderos son para guardarlos. Este es un deber de lealtad y de prudencia. Quienes no guardan un secreto son personas de poco fiar porque traicionan a quienes han confiado en ellos. Lo que se comunica basado en la confianza entre dos personas viene a ser en cierto […]

Leer más La discreción lleva a no indagar en las vidas ajenas; reservar la propia intimidad ante extraños y no airear asuntos ajenos

«El drama del hombre de hoy -como el de todos los tiempos– consiste precisamente en su carácter babélico» (s. Juan Pablo II)

Como en Babel… Cuando los hombres prescinden de Dios, cuando no entienden su propio lenguaje, tampoco se entienden entre ellos. La palabra no se emplea entonces para bendecir; no sirve para proclamar la verdad ni para unir, sino para separar. Señalaba el papa san Juan Pablo II que «el drama del hombre de hoy -como el […]

Leer más «El drama del hombre de hoy -como el de todos los tiempos– consiste precisamente en su carácter babélico» (s. Juan Pablo II)