En las relaciones entre los esposos es fundamental cultivar este hábito: “la presunción de inocencia”

6 comentarios sobre “En las relaciones entre los esposos es fundamental cultivar este hábito: “la presunción de inocencia”

  1. Durante nuestro caminar terreno, el dolor es la piedra de toque del amor. En el estado matrimonial, considerando las cosas de una manera descriptiva, podríamos afirmar que hay anverso y reverso. De una parte, la alegría de saberse queridos, la ilusión por edificar y sacar adelante un hogar, el amor conyugal, el consuelo de ver crecer a los hijos. De otra, dolores y contrariedades, el transcurso del tiempo que consume los cuerpos y amenaza con agriar los caracteres, la aparente monotonía de los días aparentemente siempre iguales.

    Tendría un pobre concepto del matrimonio y del cariño humano quien pensara que, al tropezar con esas dificultades, el amor y el contento se acaban. Precisamente entonces, cuando los sentimientos que animaban a aquellas criaturas revelan su verdadera naturaleza, la donación y la ternura se arraigan y se manifiestan como un afecto auténtico y hondo, más poderoso que la muerte (Es Cristo que pasa, 24).

    Los casados están llamados a santificar su matrimonio y a santificarse en esa unión; cometerían por eso un grave error, si edificaran su conducta espiritual a espaldas y al margen de su hogar. La vida familiar, las relaciones conyugales, el cuidado y la educación de los hijos, el esfuerzo por sacar económicamente adelante a la familia y por asegurarla y mejorarla, el trato con las otras personas que constituyen la comunidad social, todo eso son situaciones humanas y corrientes que los esposos cristianos deben sobrenaturalizar (Es Cristo que pasa, 25).

    Me gusta

  2. De humanos cometer errores es por naturaleza, sabiamente deben enmendarse. En el matrimonio las discrepancias siempre existiran, sin embargo, cada uno de los conyuges debe ceder, teoricamente, un 50% c/u, para la buena armonia en el hogar y en beneficio de los hijos…

    Me gusta

  3. Por mi parte, creo que una de las claves se halla en lo que se ha expuesto en entredas recientes: saber escuchar. Los esposos debemos saber escucharnos entre el bullicio y la actividad de una casa con hijos, donde las cuestiones domésticas, laborales, personales, filiales, maritales,.., deben comunicarse o expresarse en espacios muy cortos de tiempo: la hora de comer, la hora de la cena,…, muchas veces con una televisión de fondo que distrae e, incluso, añade tensión; ya que unos quieren escuchar una noticia, otros tienen algo que contar, otros tienen prisa porque les sirvan rápido para marcahar al cole o al trabajo. Intentar introducir la serenidad y la atención para todos y cada uno de los miembros familiares es importante y necesario. Evidentemente, esposa y marido, también tienen su corazoncito y quieren ser atendidos en sus necesidades de comprensión, comunicación y afecto. Generalmente, la mayor parte de los conflictos domésticos viene dados por falta de atención del uno con el otro. Por no saber escuchar suficientemente. Todos tenemos problemas y a todos nos gusta que nos escuchen en lo que consideramos importante en nuestra vida. Serenidad, atención, afecto, cariño a raudales y una buena dosis de perdón, pueden ayudar a superar muchos malos momentos. Dice Jesús en el Evangelio: “Padres, no deseseperéis a vuestros hijos. Hijos no desesperéis a vuestros padres”. Cualquier relación es bidireccional y para encontrarse en el camino, si andamos la mitad cada uno, será más fácil y agradable a que no solo tenga que hacer todo el esfuerzo.
    Buena semana!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s