Importan más las personas, las ideas van y vienen

Comprensivos con las ideas opuestas

Es sencillo admitir a las personas afines con quienes nos compenetramos; sin embargo, es más difícil llegar a comprender a los que piensan y opinan de forma contraria. La virtud de la comprensión reclama este ejercicio de flexibilidad y de respeto: sin necesidad de admitir esas ideas opuestas a las propias, es posible acoger a la persona, entender por qué piensa así y cómo llegó a tales conclusiones; es posible comprender sus razones aunque no se compartan sus ideas.

La convivencia pacífica requiere esta actitud abierta; si falla, las diferencias se pueden convertir en causa de enemistad y de conflicto. Valen más las personas, las ideas van y vienen. Importan más el afecto y la cordialidad que los pensamientos. «Aprendí poco a poco a escuchar y a crear un espacio en el que el otro no solamente es libre para hablar, sino capaz de tener una visión clara de sí mismo. Y a comprender; a no aplicar ningún esquema previo, a acoger a la persona partiendo de ella misma, que siempre es algo único».

Comprender es amar

Si se entiende bien el mensaje de Jesús, se ve con claridad que comprender es amar. Un amor inteligente y generoso que sale al encuentro de los demás para compartir alegrías y penas, recuerdos y proyectos, sentimientos, apuros, inquietudes.

Alegraos con los que se alegran; llorad con los que lloran. Tened un mismo sentir los unos para con los otros. El consejo de san Pablo, que viene a ser una traducción directa del mandamiento nuevo, es una invitación a vivir la fraternidad generosamente: me he hecho todo para todos para salvar a todos[F. F. Carvajal en Pasó haciendo el bien]

Anuncios

9 comentarios en “Importan más las personas, las ideas van y vienen

  1. Tan sólo pienso “hoy voy a ser mi mejor versión”, y voy a por ello. Me lanzo ahí fuera a por todas, intentando dejar huella por cualquier sitio por el que pase, pero de la buena. Y lo hago por Dios, porque quiero y porque me apetece, por mí, por ser cada día quien quiero ser. Sin importar lo que venga o lo que digan. Y no espero recompensa, no me hace falta. Estoy orgullosa de poder irme a dormir diciendo “lo he dado todo”.

    Querré desconfiar y sabré que las apariencias engañan. Y con la espada en la espalda, confirmaré eso de que las personas no sólo deben de estar en las buenas, sino que, sobre todo, deben estar en las malas. Y es que hay quien decide quedarse hasta cuando cae el chaparrón, y quien llega para irse. Y no podemos hacer nada, simplemente respirar hondo y continuar. No te digo que no lo pasaré mal, porque eso es inevitable, dar todo por alguien y que te falle es algo que no se cura de un día para otro. Pero aseguro que hacer todo bien y acabar con la conciencia tranquila, hace que todo sane más rápido. Y si diste lo mejor de ti y, aun así, decidió irse, no te preocupes, no merecía la pena.

    Me encantan las sonrisas que se escapan sin darse cuenta, los guiños inesperados y los momentos que producen escalofríos. Me encantan las personas que se quedan hasta cuando ni tú mismo estás y las que saben reconstruir los miedos de un abrazo. Me encanta cuando suena mi canción favorita en ese momento que no puedo más, y cantar en la ducha como si no hubiese mañana. Me encanta quererme, ser quien quiero ser y aceptar a quien me quiera de la misma forma. Me encantan esas personas que te producen dolor de barriga de tanto reír, las que acortan distancias y las que te entienden sin ni siquiera hablar. Me encanta reírme sin ninguna razón, y con alguna también. Me encanta vivir como si cada día fuera el primero, como si no hubiese vivido nunca. Y como si mañana se fuese a acabar. LAS PERSONAS QUE COLABORAN EN EL BLOG, también me encantan.

      1. Muchísimas gracias Joaquín. Espero y deseo que tu y tu familia disfrutéis mucho en las vacaciones y que te sirvan también de relax. Será maravilloso para los niños verte todo el día y para ti el conocerles un poco mejor. Un abrazo.

  2. Interesante el articulo, pero también se debe reconocer la dificultad para combinar la amistad con la contrariedad en las opiniones. La salida mas inteligente es en seguida cambiar de tema y si se conoce bien a la otra parte incursionar en sus motivos de satisfacción, experiencias, amores, deporte, películas,, historias, Claro en la realidad hay que estar siempre muy preparado e informado en los temas.
    La lectura , la investigación y actualización de estudios ayuda mucho en una conversación a hacerla rica, educativa , provechosa y divertida.,

    1. Estoy de acuerdo contigo. El querer tener siempre la razón y querer quedar por encima es un gran error. Otra cosa bien distinta es saber escuchar y aceptar los propios errores para así poder comprender a los demás. El dialogo es imprescindible. Que cada uno de su opinión y luego sacar conclusiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s