El Video del Papa – Los alejados de la fe cristiana – Julio 2017

Julio 2017. El Video del Papa: Todos conocemos a alguien cercano que se ha alejado de la fe. Ayudémosle a vivir la alegría de Jesús y pidamos con el Papa para que redescubra la belleza de la vida cristiana.

“No olvidemos nunca que nuestra alegría es Jesucristo, su amor fiel e inagotable.
Porque cuando un cristiano se pone triste, quiere decir que se ha alejado de Jesús.
En esos momentos no hay que dejarlo solo. Debemos ofrecerle la esperanza cristiana con la palabra si, pero más con nuestro testimonio, con nuestra libertad, con nuestra alegría.
Pidamos por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, a través de nuestra oración y testimonio evangélico, puedan redescubrir la belleza de la vida cristiana.”

Anuncios

Un comentario en “El Video del Papa – Los alejados de la fe cristiana – Julio 2017

  1. Eso de que la esperanza es lo último que se pierde resulta difícil practicarlo cuando las cosas se ponen feas en nuestra vida o en la vida de los demás. Puede que al final de todo terminemos esperando, pero en el momento –la mayoría de las veces− la vemos negra y nos abraza un sentimiento de profunda tristeza. ¿Por qué la vida de los hombres parece a veces construida de modo tan cruel? ¿Por qué nuestra vida pasa por tantas pruebas y momentos difíciles? Son preguntas importantes y es bueno dirigirlas a Dios −ojo, dirigirlas a Él, no contra Él− exigiéndole una suerte mejor, un mundo mejor, molestándonos con Él porque nos deja solos o porque no hace nada etc… y no permitirnos conversar con Él y preguntarle cuál es nuestro papel en todo esto, para qué pasan todas estas cosas.

    Muchas veces me preguntan si está mal ser cristiano y ponerse triste. Yo digo que no. Porque aunque tengamos fe o seamos ateos, la pregunta sobre el sufrimiento en nuestra vida no tiene respuesta. Nunca sabremos por qué han sucedido así las cosas. “La vida del hombre y su destino —nos guste o no— se realiza entre nieblas”, como decía un amigo escritor, “y no hay fe que pueda dar explicaciones tranquilizadoras o lógicas. Tener fe es, en no pocas ocasiones, asumir ese riesgo de la ceguera y entrar simplemente en el amor «a pesar de todo». Un creyente tiene con frecuencia que coger la realidad con las dos manos y marchar cuesta arriba de sus oscuridades, con el mismo jadeante esfuerzo de los que no creen. Dios es amor, no morfina o silogismos matemáticamente explicables”. –terminaba diciendo−.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s