La «madre patria»

En situaciones normales y en situaciones extremas

El amor a la patria es virtud natural cuando se plasma en actos concretos. Este afecto suele permanecer implícito o escondido, se mantiene guardado hasta el momento en que surge una circunstancia determinada que lo sitúa en primer plano. No solo cuando los equipos deportivos juegan en una competición importante; también cuando se está lejos, cuando se establecen comparaciones con las costumbres de otros países, o se cae en la cuenta del gran valor del arte y la cultura propios; entonces nos sentimos honrados por ello. Y lo mismo por los hechos gloriosos de los héroes nacionales.

El amor a la patria tiene un lugar importante en la vida de una persona, como el amor de los hijos hacia su madre: la «madre patria», se dice a veces.

Quizá este afecto se hace más vivo y requiere obras más comprometidas en situaciones extremas: en caso de guerra, el amor a la patria se debe hacer explícito. Y, aunque la guerra es siempre algo terrible que debe evitarse, en el caso de ocurrir, la respuesta no debería ofrecer dudas: se responde a la llamada a filas, se defiende el territorio, se lucha, se obedece a los superiores, se mantiene uno en su puesto sin desertar, se evita toda traición.

«Muchos hombres no han dudado, a lo largo de la historia, en entregar su vida –en sentido literal– por amor a su patria. Se trata de una tendencia muy arraigada en personas virtuosas que saben valorar su propia vida y todo aquello que la ha hecho posible».

Son otras manifestaciones: el cuidado de la naturaleza del propio país, la admiración por sus pueblos y el carácter de las gentes, el conocimiento de la historia, la literatura y el arte. La globalización y el interés por otras culturas no deberían llevar a despreciar o minusvalorar la propia.

Anuncios

9 comentarios en “La «madre patria»

  1. La bandera de mi patria
    A nadie pide perdón
    De haber nacido peleando
    En manos del cimarrón.

    La bandera de mi tierra
    No la mancha el opresor
    Porque este pueblo no tiembla
    Y es dueño de la razón.

    Mano con mano el humilde,
    Mano con mano y acción,
    Que retorne la bandera
    A manos del cimarrón.

    roja y amarilla en el aire,
    Siempre camino del sol,
    Sol que ilumine a los pobres
    Como quiso el protector.

    Franja arriba y abajo,
    Ninguna quiere ser más,
    Son todas bien compañeras
    Y que viva la igualdad.

    La igualdad de mi bandera
    En la tierra hay que lograr,
    Y el que se oponga que caiga;
    Nadie lo va a disculpar.

    No necesito consejos
    Para querer mi bandera,
    Por ella daré la vida
    Y el corazón cuando deba.

    Pero permítame, amigo,
    Fijarme como lo doy,
    Que un señor abanderado
    También puede ser traidor.

    Fíjese que el poderoso
    Suele vestirse de peón,
    Hablar de escudo y bandera
    Y a la patria hacer traición.

    La igualdad de mi bandera
    En la tierra hay que lograr,
    Y el que se oponga que caiga,
    Nadie lo va a disculpar.

    No necesito consejos para
    Querer mi bandera,
    Por ella daré la vida
    Y el corazón cuando deba.

    Franjas de arriba y de abajo,
    Ninguna quiere ser más,
    Son todas bien compañeras,
    ¡y qué viva la igualdad!

  2. La verdadera globalización que temenos que defender es como una figura de poliedro donde todos se integran,pero cada cual mantiene su peculiaridad,que a su vez va enriquecido a otras.Un pueblo tiene que mantener su identidad y a la vez integrarse con los demás. ..(papa.Francisco extracto.)

    Rosa ,saludos.Bonita poesía.Que tal tú centro de residencia es bonito??

    1. Me ha gustado tu comentario recogiendo las palabras del Papa. Mi centro de residencia ya lo conozco y a la gente también. La entrada se ha retrasado porque tengo cosas que terminar. Cuando las termine me marcharé. Saludos.

      1. Sí, ya está todo arreglado, aunque al principio mis otras actividades hacían que no pudiera. Estoy muy contenta de poder seguir puntualmente con las entradas de D. Rafael y a la vez tener un contacto mayor con todos vosotros. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s