Es bueno, incluso muy bueno, el afecto a la «patria grande» y a la «patria chica»

Aprecio al propio país

Este vínculo, que es natural y social simultáneamente, reclama unos actos y un comportamiento propios y adecuados.

Como ciudadanos de un país, estamos ligados a él por las leyes, los vínculos históricos y los afectivos.

Formamos parte de esa multitud a la que se llama en ocasiones «los ciudadanos de a pie». Hemos nacido en una ciudad o en un pueblo y, salvo que nos hayamos marchado pronto de allí, guardamos recuerdos de los primeros pasos, del primer colegio, de los amigos de la infancia. Y estos recuerdos, más o menos gratos, imprimen afectos que perduran: «cada uno de nosotros guarda en la memoria lugares cuyo recuerdo le hace mucho bien. Quien ha crecido entre los montes, o quien de niño se sentaba junto al arroyo a beber, o quien jugaba en una plaza de su barrio, cuando vuelve a esos lugares, se siente llamado a recuperar su propia identidad».

Con las vueltas de la vida cambiamos de lugar y, si se permanece en la misma ciudad, echamos raíces en ella, y así, sin ser este lugar la «patria chica», hace de algún modo sus veces, o la sustituye. Pero quedan siempre impresas en nuestra forma de ser aquellas circunstancias primeras, aunque sea imposible reconocer qué huella nos han dejado. El hecho de volver al pueblo despierta una multitud de sentimientos que es mezcla de recuerdos y de nostalgias.

Chesterton relata la historia de un hombre que, descontento de su situación, emprendió un largo viaje para buscar un lugar en el que ser feliz. Después de años de ir y venir por el mundo, llegó a un paraje que le agradó muchísimo y decidió quedarse allí. Al poco, descubrió que este sitio era –precisamente– su pueblo, el sitio del que había partido. Este lugar, su patria chica, era el paraíso perdido, del que también escribió John Milton, siglos atrás.

Es bueno, incluso muy bueno, el afecto a la «patria grande» y a la «patria chica».

Anuncios

6 comentarios en “Es bueno, incluso muy bueno, el afecto a la «patria grande» y a la «patria chica»

  1. Todos hablamos de la patria como el país donde nacemos, o donde nos hemos formado y educado, y no son muchos los que le agradecemos. Más que un pedazo de tierra, la Patria son las vivencias de nuestros seres queridos y las personas con las que compartimos los traumas y las alegrías.

    El amor a la Patria es un valor cívico que se aprende en primer lugar en el hogar, luego se nutre en el colegio y se va perfeccionando hasta que llegamos a ser personas útiles a la sociedad. Esbozamos toda una simbología que toma vida de forma sacra en la bandera, el árbol, el pájaro nacional; en su himno, ante el cual nos ruborizamos de emoción; en un escudo, reflejo de nuestra cosmovisión; en sus fiestas cívicas.

    Pero el amor a la Patria va más allá que el reconocimiento reverente que damos a esos signos. Denota personalización, introyección. Significa permitirle a la Patria ser la madre de todos/as, y sentirse acogido/a por ella; que tengamos las mismas oportunidades y que cada uno sea respetuoso de los acuerdos consensuados en su seno para que reine la equidad, la paz que conduce a la estabilidad emocional en los individuos y en la familia.

    Amar a la Patria es un compromiso y un deber. Cuidar, por el bienestar de todos, los recursos naturales, y apoyarnos de manera tal que podamos unirnos a nuestros vecinos para buscar el bien común, si colaboramos para hacer más digno nuestro barrio, si amamos nuestro pueblo o ciudad, si conocemos nuestra historia, si nos sentimos orgullosos de nuestra cultura y tratamos de conservarla y darla a conocer; si cumplimos con responsabilidad, lo que nos toca hacer para el bien de los demás, si somos respetuosos de nuestros símbolos patrios.

    El amor por la patria, denota inclinación, afecto; es una madre a la que se le reconoce el grado consanguíneo, y que se está dispuesto a sacrificarse por ella. . Cuando se tiene afecto por la patria se ve como propiedad y desaparece la consideración, el amor del fruto de su trabajo y sacrificio.

    Las preposiciones a y por, gramaticalmente subordinan y complementan los términos, pero el amor a la patria no debería tener diferencia entre sus hijos y debe ponderar, estar sobre toda intencionalidad, voluntad e ideología para que tenga vida plena y desarrollo sostenible que tanto se necesita.

    El verdadero patriota, amante de su Patria, puede quejarse de su nación observando sus errores, deficiencias, pero al mismo tiempo busca y propone los medios para solventarlos. No es correcto contemplar cómo el país se hunde cada día sin que se haga algo al respecto. Sería como ver un nudo en un rollo y en vez de ayudar a desenredar contribuyéramos a hacer más grande ese nudo con quejas, pereza, discordia, intolerancia.

  2. Yo puedo decir que tengo tres patrias….la grande,patria chica,y la chiquitina ,.y como una familia, a la.chiquitina es a la que quiero más ,a la que más se cuida ,a la que más se hecha de menos,y a la que siempre deseas volver,donde la conoces por todos lados,cada rincón ,cada planta.su girar su rutina,sus costumbres y sus gentes..Luego tengo la patria chica esta es más rebelde ,más ruidosa,le gusta vestir mejor ,engalanarse ,los teatros,el cine ,el ambiente nunca sabe estar sola. Y luego Mi madre patria que a veces parece una abuelita por que hay que ayudarla a caminar ,dan ganas de empujarla ,otras veces es la sorda ,la que no oye llorar a sus hijos ,Pero como madre siempre abraza.Mi madre no tiene defectos por que es mía y yo no se los veo..A veces quiere ser otra cosa ,parecerse a otras madres ,piensa La madre patria. Que puede ser ser igual a las demás y no.sabe que es la mejor . Que cuando preguntan:¿y tú de donde eres ?Digo el nombre de mi madre patria .Y es el orgullo más grande …..Pero siempre es la chiquitina ,la que no está en el mapa.ese puntito que casi nadie conoce y que puedo decir que ella y yo somos uno..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s