La existencia, en toda su imprevisibilidad, no es ningún caos, sino que está ordenada por la mano de Dios

Condiciones para que la audacia sea virtud Se dan notables diferencias entre la actitud natural de los audaces y la virtud de la audacia como tal. La audacia temperamental puede desencadenar consecuencias desfavorables. La audacia es virtud si va acompañada, entre otras, de estas disposiciones: Valentía para soportar el peligro que entraña la vida, sin […]

Leer más La existencia, en toda su imprevisibilidad, no es ningún caos, sino que está ordenada por la mano de Dios

La esposa preguntona (humor)

·Ella: ¿Qué harías si me muriera? ·Él: Te guardaría luto. ·¿Durante mucho tiempo? ·Muchísimo tiempo. ·¿Por qué? ·Porque te quiero y tu pérdida sería muy dolorosa para mí. ·¡Qué bonito! ¿Volverías a casarte con otra? ·No. ·¿Por qué? ¿No te gusta estar casado? ·Sí, me gusta. ·Entonces ¿te volverías a casar? ·Mujer, si me lo […]

Leer más La esposa preguntona (humor)

La primera audacia que debe ejercer quien es audaz es aceptarse a sí mismo

«No puedo dejar de acometer todo aquello que a mí me pareciere que cae bajo la jurisdicción de mis ejercicios; porque bien sé lo que es la valentía, que es una virtud que está puesta entre dos extremos viciosos, como son la cobardía y la temeridad». Miguel de Cervantes El Quijote, II, 17 Es audaz la persona que tiene el ánimo dispuesto […]

Leer más La primera audacia que debe ejercer quien es audaz es aceptarse a sí mismo