No estés triste porque la alegría del Señor es tu fortaleza

alegria4No estéis tristes porque el gozo del Señor es vuestra fortaleza, manifestaron Esdras y Nehemías al pueblo. Los israelitas habían regresado de la cautividad y podían vivir de nuevo en la ciudad santa. Y Esdras, el escriba, les anima a dejar atrás la memoria de las penalidades que han sufrido y les señala cuál es la fuente de la alegría, les hace caer en la cuenta de una verdad esencial: el verdadero gozo procede sólo de Dios.

El gozo del Señor es eterno. Desde el comienzo de la revelación, la Sagrada Escritura manifiesta la alegría de Dios al crear el universo: y vio Dios que lo hecho era bueno.

A través de los profetas, el Señor anuncia a su pueblo tiempos de alegre prosperidad, cuando se encontraban todavía en cautiverio: de nuevo tomarás tus panderos y saltarás al corro de los que bailan alegres. De nuevo plantarás viñas en los montes de Samaría, y los que las plantan las vendimiarán… Vendrán y gritarán de júbilo en lo alto de Sión… Sus almas serán como huertos regados y nunca desfallecerán, repite la Escritura santa.

El Señor se alegra de compartir su gozo con los hombres: el Señor tu Dios está en medio de ti como poderoso Salvador. Él disfrutará de ti con alegría, te renovará su amor, se regocijará en ti como en los días de fiesta… Como se alegra el novio con la novia, se deleitará en ti el Señor, nos dice la Escritura

Junto a la iniciativa de Dios para comunicar su propia alegría a los hombres, está la alegría del hombre al encontrar y reconocer a Dios: siempre llevo al Señor ante mis ojos, él camina a mi diestra; así mi corazón se regocija, se alegra mi alma y mi carne descansa serena. (F. F. Carvajal, Pasó haciendo el bien).

Anuncios

3 comentarios en “No estés triste porque la alegría del Señor es tu fortaleza

  1. Hace algunos días recibí un mensaje que me llenó y me ayudó a comprender que era necesario vivir para Cristo honrándolo pero sabiendo que en este mundo tendríamos adversidades, aflicciones, enfermedades, desempleo, problemas económicos, desacuerdos familiares, pleitos, contiendas, se levantarían contra muchos por no negar la fe, pero tengamos presente que ante todo esto y muchas cosas más; Dios está con nosotros y nunca nos deja, Él nos ama y la prueba más grande de su amor fue dar a su Hijo unigénito para salvación nuestra. Jesús también nos demostró su gran amor; en que no hay más grande amor que uno dé su vida por sus amigos, EL DIO SU VIDA POR TI Y POR MI y por todos aquellos que han creído en Él, y en especial por los que no han creído, todavía les está dando tiempo.

    ¿Nos sentimos tristes el día de hoy? ¿Hay algo que nos ha robado el gozo? ¿Hace mucho que ni siquiera sonreimos?. Dios está con nosotros y nunca nos deja, es su promesa eterna y Él cumple. Los problemas, enfermedades o todo tipo de situación que vivimos nos cambia el estado de ánimo, pero Dios quiere restaurar en nuestro corazón: el gozo, la alegría y darnos la verdadera Paz.

    Pues déjame recordarte que: “Cuando Dios se enoja, el enojo pronto se le pasa; pero cuando ama, su amor dura toda la vida, su amor es eterno. Tal vez lloremos por la noche, pero en la mañana estaremos felices“. Salmos 30.5 sé que Él nos da la fuerza y el consuelo viene de nuestro Padre que está en los cielos, Dios de toda la tierra; Él quiere que seamos verdaderamente felices.

    El Señor ha hecho grandes cosas por ti, y te dio de Su alegría y de Su gozo. Él hará que cambie de nuevo tu suerte, así como cambia el desierto con las lluvias. “Los que siembran con lágrimas, cosecharán con gritos de alegría. Aunque lloren mientras llevan el saco de semilla, volverán cantando de alegría, con manojos de trigo entre los brazos“. Salmos 126: 3-6 Dios muestro Padre sé que proveerá todo lo necesario para nuestras vida, pon tu trabajo en sus manos, porque eres hijo de Dios, Él te llenará del gozo de su salvación para que con alegría vivas toda tu vida, y si no tienes trabajo Él proveerá.
    Él es el Dios de tu gozo y tu salvación, y así lo expresaba el rey David: Tú has puesto en mi corazón más alegría que en quienes tienen trigo y vino en abundancia. Yo me acuesto tranquilo y me duermo enseguida, pues tú, Señor, me haces vivir confiado“. Salmos 4:7-8, Dios cuida de ti, por eso es nuestros PADRE, la alegría y el gozo que Dios da es para que regales una sonrisa, para que ames a tu prójimo y le irradies con la luz que Dios te ha dado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s